Consejos para una buena lactancia
 

Consejos para una buena lactancia

Descarga aquí nuestros consejos
 

 

Falsos mitos: alimentos y bebidas que aumentan la leche materna

Ningún estudio demuestra que un nutriente estimule la lactancia

Desgraciadamente para muchas mujeres que presentan problemas con la lactancia y están buscando alguna solución rápida, no se ha conseguido demostrar que ningún alimento o bebida suponga un aumento en la producción de leche materna. Existen diversos productos de los que simplemente se dice que favorecen la lactancia materna.

Mitos de la lactancia: alimentos y bebidas para producir más leche


Mitos de la lactancia: Beber leche
  • Beber leche

    Se dice que la madre lactante debe de tomar mucha leche para aumentar su propia producción.

    La realidad es que las necesidades de calcio y vitamina D en el puerperio están aumentadas por lo que sí es aconsejable el consumo de leche por parte de la mujer lactante, pero este consumo no va a aumentar su producción de leche materna.


Mitos de la lactancia: Tomar cerveza
  • Tomar cerveza

    Desde antiguo se ha defendido que el consumo de cerveza por parte de la madre lactante puede favorecer la producción de leche, pero este hecho no ha sido documentado mediante ningún ensayo clínico.


Mitos de la lactancia: Comer sardinas, tomar avellanas o almendras
  • Comer sardinas, tomar avellanas o almendras

    Como la leche, las sardinas y los frutos secos tienen un alto contenido en vitamina D y calcio por lo que su consumo en aconsejable por las necesidades aumentadas durante el periodo de lactancia, pero no por ello aumentarán la producción de leche.


Mitos de la lactancia: Infusión de hinojo y beber mucha agua
  • Infusión de cardo mariano, infusión de hinojo y beber mucha agua

    Durante la lactancia materna es básico conseguir un estado de hidratación adecuado de la madre. De esta forma la producción de leche se ve favorecida, pero por el estado nutricional adecuado, no por la ingesta de un producto en concreto.

La lactancia materna indudablemente tiene unos beneficios muy claros frente a la lactancia artificial tanto para la madre como para el bebé. No obstante, la lactancia materna requiere de un periodo de adaptación, problemas que han de solucionarse y dudas que deben resolverse. La ayuda de la matrona y la consulta a grupos de lactancia es de gran ayuda para las madres que tienen baja producción de leche materna.

Diana Cuenca Ginecóloga del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)