Semana a Semana
   Séptimo mes de embarazo
  Semana 28
  Semana 29
  Semana 30
  Semana 31
   

 

Síntomas séptimo mes de embarazo

Cambios en la madre séptimo mes

Habrás ganado unos 6-8 kg de peso. El útero crece hasta situarse entre tus costillas. Desde estos momentos suele tener tendencia a rotar y dejarse caer un poco hacia la derecha. Debido al crecimiento intrauterino y a ciertos cambios en el tejido fibrocartilaginoso, la sínfisis del pubis (unión anterior de la pelvis) tiende a la distensión, pasando de 3-4 mm de separación a casi 1 cm hacia este mes, para así facilitar posteriormente el parto vaginal. Sin embargo, en ocasiones puede provocar dolor en esta zona. También como consecuencia de la distensión uterina puedes comenzar a apreciar con mayor claridad la aparición de estrías gestacionales (utiliza cremas hidratantes antiestrías!) y la separación (diástasis) de los músculos rectos del abdomen, que en ocasiones permite palpar el útero a través de la piel periumbilical casi directamente, sin la interposición de músculo. En ocasiones, la zona de estrías puede volverse pruriginosa (originar picor), sobre todo en embarazadas con sobrepeso.
 
El aumento en el tamaño uterino también es responsable de que tu diafragma se eleve, dejando menos sitio de expansión a los pulmones, por lo que notarás que tienes que realizar mayores esfuerzos respiratorios. Otro órgano desplazado es el estómago, con el consiguiente aumento de la pirosis (ardores) y reflujo. Otra consecuencia evidente del aumento uterino es el desplazamiento anterior del centro de gravedad, con la aparición de una lordosis (curvatura) lumbar acentuada que puede dar lugar a molestias lumbares.
 
Otra consecuencia evidente del aumento uterino es el desplazamiento anterior del centro de gravedad, con la aparición de una lordosis (curvatura) lumbar acentuada que puede dar lugar a molestias lumbares.
 
Algunas mujeres también refieren en esta etapa del embarazo una cierta pérdida de memoria y dificultades para la concentración.
 
     
  Es durante este mes cuando percibirás con más fuerza los movimientos fetales, e incluso recibirás alguna patada dolorosa. Esto se debe a que el feto ya tiene mayor tamaño y fuerza y conserva el sitio suficiente para hacer movimientos amplios. Posteriormente los fetos reducen bastante su actividad por falta de espacio y ya no lo notarás tanto.  
     
 
Puedes notar una pequeña pérdida de cabello en la región frontoparietal (parecido a la alopecia en los hombres, pero en una forma leve), que suele volver a la normalidad tras el parto. Por el contrario, puedes percibir un aumento del vello en zonas de la cara, brazos, piernas, espalda y región suprapúbica como resultado del aumento de los niveles de andrógenos producidos por el ovario y la placenta. También puedes notar que las uñas crecen de forma más rápida durante estas etapas de la gestación, a veces de forma un tanto desordenada, resultando más toscas y quebradizas. Como consecuencia del aumento en los niveles de melatonina en esta etapa del embarazo, se suele marcar con mayor nitidez la "línea nigra" que recorre de arriba abajo la zona central del abdomen.