Cómo es el útero de la mujer

Es el lugar donde crece el bebé durante la gestación.

Dentro del aparato reproductor femenino el útero tiene una función fundamental en el desarrollo del bebé durante el embarazo. El útero o matriz es el lugar donde se desarrolla el bebé durante la gestación.

Si queremos localizar el útero dentro de la pelvis de la mujer diremos que se encuentra situado entre el recto y la vejiga, con los que comparte, además de espacio, algunos de los ligamentos y músculos de sujeción que dan lugar al famoso suelo pélvico.

El útero es un órgano musculoso y hueco. En la mujer en edad fértil, la forma del útero recuerda a la forma de una pera boca abajo, mide unos 8 centímetros de longitud y tiene un peso de 50 a 60 gramos. Durante el embarazo, el útero crece a la vez que crece nuestro bebé, la placenta o aumenta la cantidad de líquido amniótico, llegando a pesar al final del embarazo casi 1 kg.

Partes del útero


Aunque el útero es un órgano único, podemos distinguir dos partes, cada una con unas características y funciones diferentes:

  • Cuerpo del útero: Se trata de la zona más amplia del útero. Su parte superior o fondo uterino, es la zona más ancha y alta del útero. A ambos lados del fondo se abren las trompas de Falopio, que unen el útero y los ovarios, a través de las cuales llegan los óvulos. Tras la fecundación, aquí llega el embrión para implantarse.

  • Cuello del útero o cérvix: Es la parte inferior del útero. Conecta el útero con la vagina, de hecho, parte del cérvix se encuentra dentro de la vagina, donde se abre.

  • Istmo: Es la zona que separa el cuerpo del cuello uterino.

el útero

Es en el cuerpo del útero donde se desarrolla la gestación, mientras que la función del cuello del útero es impedir que entre ningún germen hacia el interior y que el embarazo se mantenga en su sitio todo el tiempo necesario.

Cuando se produce el embarazo el cérvix se cierra y se alarga, llegando a medir 4 centímetros. En su interior se genera una gran cantidad de mucosidad, el tapón mucoso, que completa su función protectora.

Problemas del útero


Podemos distinguir, igualmente, los problemas según la zona del útero a la que afecten.

  • Cérvix

El mayor problema que aparece en el cérvix es el cáncer de cuello de útero. Este cáncer está relacionado con la presencia del Virus del Papiloma Humano (VPH). Para su detección precoz las mujeres adultas nos debemos realizar, periódicamente, citologías cervico-vaginales o Papanicolau.

Durante el embarazo el mayor problema es que el cuello del útero sea más corto de lo normal y se pueda producir un parto prematuro o perder el embarazo si el acortamiento ocurre en los primeros meses. También, hay riesgo de aborto o parto prematuro cuando se da la llamada insuficiencia cervical.

  • Cuerpo

Uno de los problemas mas comunes es la aparición de miomas uterinos. Los miomas uterinos son masas de tejido muscular, se originan de las células de músculo que existen en la pared del útero. Son tumoraciones benignas que aparecen en el cuerpo del útero y en raras ocasiones en el cuello. Generalmente no dan síntomas. Cuando son muy grandes o hay varios, el síntoma más frecuente es el sangrado anormal.

Durante el embarazo los miomas no suelen dar problemas, salvo que sean muy grandes, que pueden provocar que el bebé no se coloque adecuadamente o que se coloquen por delante del bebé, obstruyendo la salida del útero, en ese caso actúa como un obstáculo que impide el parto vaginal.

En ocasiones, no se sabe el porqué, el útero no es capaz de mantener el embarazo y ya hay investigaciones para desarrollar un útero artificial para estos casos. Así, investigadores estadounidenses del Hospital Pediátrico de Filadelfia (CHOP) han diseñado un útero artificial, que se presentó en la revista científica Nature Communications. Este adelanto se ha probado de momento solo en ovejas y permite que se complete con éxito el desarrollo de sus pulmones y de otros órganos.

 

Natividad García
Matrona