Síntomas del parto

Síntomas de la madre en el momento del parto

Los últimos días antes del parto, la madre comenzará a notar síntomas del parto que indican que el embarazo llega a su fin. Además de las sensaciones maternas, hay signos que también señalan que el parto está próximo, y éstos pueden ser observados por la madre o por un médico fácilmente. De todas maneras, no podemos olvidar que estos signos y síntomas no indican matemáticamente la llegada del parto, puede que ocurran mucho antes del parto o que pasen desapercibidos sin que ello tenga la mayor importancia.
 
Síntomas del parto en la madre
 
Unas dos semanas antes del parto, la madre comenzará a sentir las contracciones, a esto se le conoce en el lenguaje popular como los "dolores correo" porque anuncian la llegada del parto. A pesar de ello, el dolor no es tan intenso ni dura tanto tiempo como las contracciones propias del parto.
 
El bebé desciende poco a poco hacia las caderas, así que la madre notará que puede respirar mejor porque podrá expandir sus pulmones con mayor facilidad sin que el útero los presione por abajo. Además la sensación de reflujo ácido y pesadez de digestión, que es normal durante el embarazo, disminuirá. Otros síntomas que provoca el descenso del bebé hacia las caderas no son tan positivos, la madre sufrirá calambres musculares en la pelvis y muslos, y también le será más difícil caminar. Esto es debido a que la cabeza del bebé comprime nervios y tendones que se encuentran en el interior de la pelvis materna. También como resultado de esta compresión, la vejiga de la madre no puede expandirse lo suficiente y no almacena grandes cantidades de orina, de manera que la madre tiene que ir al baño con frecuencia varias veces al día, aunque la cantidad que orina es muy pequeña. Es importante que durante estos días la madre aumente las medidas de higiene íntima para evitar infecciones de orina que es fácil que surjan.
 
Es muy frecuente que las embarazadas, llegadas a este punto del embarazo, se quejen de cierta incomodidad, desasosiego o nerviosismo. Desearán que el parto se desencadene cuanto antes y manifiestan su "instinto de nido" al preparar el hogar para el bebé.
 
Por último, la madre nota que por la vagina sale una mucosidad manchada con estrías de sangre. Este manchado se debe a la expulsión del tapón mucoso que durante el embarazo suele tapar el cuello del útero. Estas pérdidas mucosas se conocen como "limos" y cuando la mujer las expulsa se dice vulgarmente que "marca".
 
El bebé se encaja
 
El médico o la propia embarazada podrá notar las contracciones del útero al palpar su tripa, síntoma del parto inminente, que se endurece completamente durante más tiempo de lo que la madre siente de dolor. El abdomen cambia de forma, disminuye por arriba y se abomba más en su zona más inferior. El médico podrá notar la cabeza del bebé encajada en la pelvis de la madre.
 
También el médico notará en las últimas consultas de control del embarazo algunos cambios en la exploración de la madre. Los cambios se notan principalmente en el cuello del útero, llegado a este punto del embarazo se dice que el cuello uterino "madura", ya que se ablanda y se comienza a acortarse, a veces es posible introducir un dedo al interior del útero y si la cabeza del bebé está muy descendida se puede tocar.

 


  
  Cuándo ir a urgencias
  Conoce las situaciones en las que tienes que consultar de inmediato con el médico