Estoy perdiendo el tapón mucoso, ¿qué significa?

No es señal inequívoca de parto inminente

Cuando llega el final del embarazo muchas mamás tienen una preocupación más: perder el tapón mucoso. La expulsión del tapón mucoso suele estar rodeada de falsos mitos, que aumentan los miedos de las embarazadas, sobre todo cuando esperan el primer bebé. La realidad es que podemos perder el tapón y que el parto tarde aún días (o semanas) en acontecer.

Qué significa perder el tapon mucoso en el embarazo

Para qué sirve el tapón mucoso

Al principio del embarazo, cuando se va formando nuestro bebé, es necesario aislar el interior del útero para proteger la gestación. De esta forma el cuello del útero se cierra y se irá haciendo más largo y rígido, para impedir que el embarazo se pueda perder. En el estrechísimo canal que queda dentro del cuello del útero es donde se encuentra el tapón mucoso, que funciona como una barrera para impedir que pueda entrar al interior del útero cualquier germen procedente de la vagina o del exterior.

¿Qué aspecto tiene esta mucosidad?

  • El tapón mucoso es una secreción similar al moco cervical que se expulsa durante la ovulación, aunque en mayor cantidad.
  • Es una especie de mucosidad muy filamentosa y pegajosa, generalmente transparente.
  • En ocasiones puede tener algún hilo de sangre o tener un color marronáceo si hemos tenido contracciones, sobre todo. 

Expulsar el tapón significa que parto se acerca

La expulsión del tapón mucoso no es un signo por sí mismo de inicio del parto. Puede que expulses el tapón y el parto tarde días en comenzar. Pero lo que sí nos indica es que estamos llegando al final del embarazo. En condiciones normales no es imprescindible acudir al servicio de urgencias, salvo que notemos algún otro signo de alarma.

Cómo distinguir la expulsión del tapón mucoso 


Cómo se expulsa el tapón mucoso de la embarazada

Hay varias formas de perder el tapón mucoso que es conveniente que conozcas:

  • En algunas ocasiones ni te darás cuenta de que lo expulsas. Al final del embarazo, solemos tener más flujo vaginal en condiciones normales y también contracciones de Braxton Hicks. Esto hace que el tapón mucoso se vaya perdiendo poco a poco y lo confundamos con el aumento de flujo normal y así pase totalmente desapercibida su expulsión.
  • En otras ocasiones puede que notes claramente como expulsas el tapón. Generalmente te darás cuenta en el baño, después de orinar o defecar. Por lo general notamos que expulsamos gran cantidad de mucosidad de color claro, de aspecto gelatinoso, difícil de limpiar.
  • Y por último, puede que notes que después de que tu médico te realice un tacto vaginal expulsas más cantidad de flujo de color marrón. Es parte del tapón mucoso que se desprende después de la exploración ginecológica o con las contracciones.

Signos de alarma: cuándo acudir a urgencias


  • Sangrado vaginal. Cualquier sangrado vaginal de cantidad similar a una menstruación nos debe hacer acudir a urgencias. Si dudas, lo mejor consultar con el especialista.
  • Pérdida de líquido amniótico. Si notamos salida de líquido, aunque no sea muy abundante puede que la bolsa de las aguas se haya roto.
  • Contracciones. Si notamos contracciones, debemos tener en cuenta que puede estar empezando el parto. Según las semanas de embarazo que tengamos, podremos esperar o no a acudir al hospital. Si el embarazo está a término, nuestra matrona ya nos habrá explicado cómo actuar y cuándo acudir al hospital. Pero si no estamos en esa situación, no debemos esperar porque el parto podría desencadenarse de forma prematura.
  • Disminución o ausencia de movimientos del bebé.
  • Dolor intenso en el abdomen.
  • Cualquier otra sensación de malestar.

Tapón mucoso: cuándo acudir a urgencias

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)