Calcula tus días fértiles sin errores

Tu cuerpo envía "señales" de fertilidad

Si estás pensando en quedarte embarazada te preocupará conocer cuáles son tus días fértiles y tu ovulación. Conocer este proceso, las señales que emite tu cuerpo y los factores que pueden favorecer tu embarazo te permitirá calcular mejor tu periodo fértil y tener mayores probabilidades de ser madre.

Días fértiles, no sólo los de la ovulación


Durante la ovulación uno de los ovarios libera un óvulo maduro, también conocido como ovocito, que llega hasta una de las dos trompas de Falopio, donde tienen que llegar los espermatozoides y el lugar donde se produce la concepción, cuando uno de ellos penetra en el interior del óvulo.

Los días fértiles de la mujer son los anteriores y posteriores a la ovulación, que tiene lugar aproximadamente en la mitad del ciclo menstrual. Es decir, si una mujer tiene la regla cada 28 días, la ovulación se producirá en torno al día 14. Pero si el ciclo menstrual es más corto, tendrá lugar antes (en torno al día 12) y si es más largo (más de 35 días) es posible incluso que no se produzca ovulación.

Proceso de ovulación

Para calcular la duración del ciclo, hay que contar desde el primer día de regla (cuando comienza el sangrado rojo) hasta el primer día de la siguiente menstruación. Una buena herramienta que puede ayudarte a conocer tus días fértiles es nuestra calculadora de la ovulación.

Muchas mujeres creen que el día más fértil y con más posibilidad de quedarse embarazada es el día 14 de su ciclo menstrual, pero no siempre es así. En una mujer con un ciclo normal de 28 días el periodo más fértil incluiría ese día, el 14, ya que se extendería desde el día 13 hasta el 16. Pero para las mujeres que tienen ciclos que no se ajustan a esos 28 días, toca recalcular la ovulación en función de la duración de cada ciclo menstrual (normales, cortos y largos).

Cómo es la implantación del embrión

Cómo no fallar con los días fértiles


  • El periodo fértil depende de la supervivencia del óvulo maduro y los espermatozoides que intervendrán en la fecundación. Para acertar más, los ginecólogos recomiendan a la mujer estudiar durante varios meses su propio ciclo menstrual y los signos de ovulación. La relaciones sexuales durante esos días son esenciales para conseguir el embarazo.
  • Se calcula que la gestación puede producirse desde cuatro o cinco días antes de la ovulación hasta dos días después, ya que el ovocito puede sobrevivir alrededor de dos días y los espermatozoides algunos días más, entre cuatro o cinco días después de la relación sexual.
  • Por tanto, los días fértiles que marcarán el periodo con mayor probabilidad para conseguir un embarazo son los días en torno a la ovulación, con ellos puedes construir un calendario de fertilidad que puede ayudarte a conocer mejor tus ciclos menstruales y tus días fértiles.

Más señales y signos de la ovulación


  • Cuando la mujer está ovulando el moco cervical es espeso y escaso, pero cuando se desprende el ovocito y está listo para la concepción, el moco tiene un aspecto más acuoso y transparente, lo que facilita el paso de los espermatozoides.
  • Observar cómo es el moco cervical puede ayudar a la hora de preparar un calendario de fertilidad, pero no siempre es así, ya que estas secreciones son variables en cada mujer. Hay algunas que presentan una gran cantidad de moco durante el ciclo, pero otras apenas tienen o solo aparece claramente en la ovulación.
  • El cuerpo femenino también presenta otros síntomas que pueden advertir de la ovulación, como la sensibilidad en el pecho o el dolor ovárico. Ambos pueden aportar información complementaria, pero no son suficientes para determinar los días fértiles, ya que algunas mujeres no los presentan y otras sí, pero no siempre coinciden con la ovulación.

No te obsesiones con los días fértiles


Si el embarazo no llega, es importante no agobiarse porque el estrés puede influir en la fertilidad. Los expertos recomiendan no obsesionarse con los cálculos de la ovulación y mantener relaciones sexuales cuando la pareja lo desee. Muchas veces la presión que supone estar pendiente de los días fértiles y de si se ha producido o no el embarazo es uno de los motivos que impide que se produzca. Si no se consigue después de un año intentándolo, entonces sería conveniente acudir a un especialista para conocer los motivos que impiden esa gestación.

Existe una estrecha relación entre el hipotálamo con la hipófisis y los ovarios, lo que supone que el sistema nervioso y el sistema endocrino (del que depende el hormonal) interactúan entre sí. Esto explicaría que las alteraciones emocionales pueden influir en el ciclo menstrual y, por tanto, en los días fértiles y en la ovulación.

Calcular días fértiles sin errores

¿Influye la edad en la fertilidad?


Los especialistas señalan que la edad es uno de los factores determinantes para la fertilidad, ya que puede modificar la ovulación.

  • Las mujeres muy jóvenes, menores de 22 años, y que se plantean ser mamás, deben saber que tienen mayor probabilidad de tener hijos con anomalías cromosómicas o genéticas, ya que los ovarios y los óvulos no suelen estar aún maduros.
  • Entre los 22 y los 30 años las mujeres viven su mejor época fértil tanto para la salud de la madre como para la del hijo. Los especialistas consideran esta etapa como la más adecuada para concebir, ya que existen menos riesgos para madres e hijos y la posibilidad de embarazo es alta, alrededor del 25% en cada ciclo fértil.
  • A partir de los 35 años, la fertilidad comienza a resentirse y desde los 40 años se multiplican los factores de riesgo de anomalías en el feto y en la salud de la madre, así como las probabilidades de sufrir abortos espontáneos.
  • Pasados los 40 años las posibilidades de tener un embarazo disminuyen considerablemente. La fertilidad de la mujer disminuye y se disparan los posibles abortos o alteraciones cromosómicas en los hijos. Los expertos calculan que la cifra de embarazos concebidos de forma natural en esta etapa se reduce por debajo del 5%.
 
Dori Delgado