Calculadora de la ovulación y días fértiles de la mujer

Prepara tu embarazo tomando ácido fólico preconcepcional

Con nuestra calculadora de la ovulación podrás saber cuándo están listos tus óvulos para ser fecundados. Aprovecha tus días fértiles para lograr tu sueño, quedarte embarazada. Los días previos al proceso de la ovulación también pueden ayudarte: como el espermatozoide vive entre 24 y 48 horas dentro del útero, es posible que se produzca una gestación si se tienen relaciones en este periodo, llamado por los ginecólogos periovulatorio: es tu ventana fértil, que puede durar unos dos días. Te animamos a diseñar tu propio calendario de fertilidad con nuestra calculadora de días fértiles de la mujer.

Cómo funciona la calculadora de la ovulación


Calcular la fecha de tu ovulación es básico para conseguir el embarazo. Aquí tienes la calculadora de la ovulación que te va a permitir saber cuáles son tus días fértiles, es decir, las fechas en las que si mantienes relaciones sexuales tienes más posibilidades de quedarte embarazada.

Utilizar la calculadora de la ovulación es muy sencillo: solo tienes que anotar el primer día de tu última menstruación, indicar cada cuánto te suele venir la regla (por ejemplo, cada 29 días), y cuántos días aproximados estás con la regla (5 días, por ejemplo, 6 días…). Con el resultado que te dé sabrás, más o menos, el día que se va a producir tu ovulación, los días que tu "ventana fértil" se encuentra en un pico máximo y cuándo te vendrá la próxima regla. Y no solo en el mes en curso. Si tus reglas son muy regulares, puedes crearte incluso tu propio calendario de fertilidad.

¿Qué es la ovulación? Averigua tus días fértiles


La ovulación, como nos explica el doctor César Lizán, director médico de Clínicas Eva, “es el momento en el que el óvulo se encuentra ya maduro y sale del ovario hacia las trompas de Falopio, preparado para encontrarse con los espermatozoides y que se pueda producir la fecundación”.

Por regla general, “la ovulación se produce a mitad de ciclo, habitualmente sobre el día 14 en un ciclo menstrual regular de 28 días”, añade el doctor Lizán. Pero no todas las mujeres tienen ciclos tan regulares. Las hay que tienen su menstruación cada 25 días y otras cada 35, en cuyo caso calcular los días de la ovulación resulta más complicado.

Calcula tu ovulación y ventana de fertilidad

 

Médico experto

Ovulación con ciclos menstruales cortos o largos

Cuando la mujer tiene ciclos más largos o más cortos, se supone que la fase más constante es la llamada fase lútea, que se corresponde con la segunda mitad del ciclo. Este quiere decir que en mujeres que tienen ciclos de unos 40 días, la ovulación se produciría alrededor del día 26; de forma similar, si una mujer tiene ciclos de 22 días, habría que pensar que su ovulación se produce alrededor del día 8 de ciclo​​​”, señala el doctor César Lizán.

 

¿Y si tengo ciclos menstruales irregulares? 

Además hay mujeres que tienen ciclos muy irregulares, es decir, con meses en los que no tienen la regla. Eso ocurre con aquellas que padecen síndrome de ovario poliquístico (SOP). “Estas mujeres pueden sufrir lo que se conoce como anovulación [ausencia de ovulación] que es una causa evidente de dificultad para concebir”, señala el doctor Lizán. Para estos casos se precisa un tratamiento ginecológico adecuado. Para estas mujeres es más difícil averiguar sus días fértiles. 

Ovulación y proceso de implantación del embrión

¿Cómo se produce la ovulación?


Dentro de los ovarios femeninos se encuentran cientos de miles de folículos, que a su vez alojan los óvulos inmaduros. En cada ciclo menstrual uno (o dos) de esos óvulos madurará gracias a las hormonas. Te contamos cómo: al principio del ciclo menstrual, en la llamada fase folicular, el organismo femenino empieza a producir la hormona folicuestimulante. Su misión es estimular a los folículos. No a todos, por supuesto, solo aquellos que el organismo femenino selecciona.

Así unos pocos empezarán a crecer, hasta que la naturaleza femenina cual de esos folículos debe seguir evolucionando, normalmente el que tiene el óvulo más sano, el que tiene unos genes mejores (por eso, a medida que la mujer cumple años, las posibilidades de engendrar un bebé con problemas cromosómicos aumenta).

Estos folículos, a su vez, empiezan a producir otra hormona, estrógenos. Su función es provocar que el tejido que recubre la pared del útero, el endometrio, se engrose para que si se produce el embarazo, el embrión pueda implantarse en él. Cuando el estrógeno alcanza un nivel se empieza a segregar hormona luteína que es la que va a provocar que el óvulo ya maduro se libere del folículo, y se dirija hacia las trompas de Falopio, en espera de un espermatozoide que le fecunde. 

Médico experto

¿Qué postura facilita el embarazo?

No existe una postura en la que sea más fácil quedarse embarazada. Por tanto puedes buscar la posición que te sea más cómoda o placentera. Muchas parejas piensan que la postura del misionero (ella abajo y él arriba) es la única que facilita la fertilidad, pero esto no es así. El semen depositado asciende rápidamente desde nuestra vagina hacia el cérvix.”

 

“No es necesario elevar las piernas después de la relación sexual: es normal que parte del eyaculado se expulse después de la relación, pero los espermatozoides se mueven con mucha rapidez, y una vez que se produce la eyaculación, buena parte ya ha ascendido a través del cuello uterino, camino de las trompas.  Por lo tanto,  no debes quedarte con las piernas en alto ni un rato ni mucho tiempo.”

Onica Armijo, ginecóloga especialista en Fertilidad.  ​​​​​

 

Ovulación y fecundación humana paso a paso

Diseña tu calendario de fertilidad


Algunas mujeres experimentan síntomas en la ovulación: “El moco cervical se hace más abundante y más filante, se pueden notar molestias en la parte baja del abdomen, puede haber algún manchado menstrual… “, nos explica el director médico de Clínicas Eva. Pero no es lo frecuente. Por eso es tan importante contar con una calculadora de la ovulación como la que aquí tienes, que te permite calcular tus mejores días para la concepción y diseñar un calendario de fertilidad adecuado.

Para ello es muy útil apuntar en un cuaderno los días de ovulación, sus síntomas y las reglas de varios meses. Te ayudará a conocer cómo funciona tu cuerpo a a saber interpretar las "señales de fertilidad" que envía tu organismo. 

Médico experto

Cómo crear tu propio calendario menstrual

"¿Es mi ciclo regular? Es la primera pregunta que vamos a contestar al elaborar el calendario menstrual. Para ello tendremos que observar varios meses nuestro ciclo. Ve marcando en el calendario cada mes el día que comienza tu regla y su duración, observa también si notas algún cambio en tu cuerpo o en tu estado de ánimo 14 días antes de cada menstruación o durante la misma. Serán necesarios varios meses, ten en cuenta que, cuantos más meses observes tu ciclo, más segura estarás de su duración y los posibles síntomas y cambios que notas", explica la matrona Natividad García.  ​​​​​

 

 "Después -prosigue esta especialista- elabora una tabla con los días que dura tu ciclo (cuenta del primer día de una menstruación al primero de la siguiente) y su duración de media, calcula que 14 días antes de cada menstruación has ovulado y mira a ver si tienes alguna anotación sobre los cambios de tu cuerpo en esas posibles fechas de ovulación".

La conclusión de la matrona Natividad García es la siguiente: "El ciclo es regular si su duración es estable y dura más o menos lo mismo todos los meses. En este caso podrás prever las fechas de tus siguientes menstruaciones y los días fértiles de cada mes. Si la conclusión es que cada mes tiene una duración muy diferente y es imposible establecer un ciclo estable tu menstruación es irregular y poco predecible, en este caso puede que una visita a tu ginecólogo aclare la causa de estas menstruaciones irregulares".

Médico experto

Cómo es un ciclo menstrual "tipo"

"El ciclo menstrual normal se considera que tiene una duración de 28 días, empezando el primer día de la menstruación y terminando el primer día de la siguiente menstruación. Aunque también se considera normal que dure entre 21 y 35 días.

Se divide en dos fases bien diferenciadas, en las que se producen cambios en el aparato genital femenino encaminados a albergar un embarazo. Ambas fases están separadas entre sí por el momento de la ovulación, que se produce 14 días antes del inicio de la menstruación, siendo el periodo fértil de la mujer alrededor de esta fecha.

Que el ciclo sea más largo o más corto se debe a que la primera fase del ciclo se alarga o se acorta, pues la segunda fase siempre dura 14 días", indica la especialista Natividad García.  ​​​​​

 

Por qué es útil diseñar tu calendario menstrual

Las utilidades del calendario menstrual son muchas, como asegura la citada matrona: "Conocer nuestro cuerpo es fundamental para saber distinguir las posibles alteraciones que puedan suceder. Es útil para planificar o evitar un embarazo. Aunque como anticonceptivo no es un método exacto -lo recomendable es utilizar un método anticonceptivo con mejor fiabilidad-, conocer nuestro ciclo nos puede ayudar. Para planificar un embarazo conocer nuestros días fértiles es esencial a la hora de intentar mejorar las probabilidades de conseguirlo".  

Médico experto

Según Natividad García,"el ciclo menstrual femenino es un proceso cíclico que no sólo supone grandes cambios en nuestro cuerpo, sino que también influye en nuestro ánimo. Es muy frecuente que cuando preguntamos a una mujer por su ciclo no tenga claro cada cuanto tiene la menstruación o si es un ciclo regular o no"​​​​​.  ​​​​​

 

Descubre tu ventana fértil y mantén la calma

Toda mujer que quiere tener un hijo busca el periodo o ventana fértil de su ciclo. Lo ideal es que, aún sabiendo la existencia de los días fértiles (la ventana fértil) de cada mes, las relaciones sexuales se produzcan sin tensiones alrededor de esas fechas. Sabemos que cuanto menos estrés sufra la pareja, más probabilidades hay de aprovechar esa ventana de fertilidad que se abre al mundo.

 Días fértiles de la mujer, pequeño gran milagro


La ovulación es un periodo de tiempo muy corto, apenas unos pocos días al mes. Hay que tener en cuenta, como nos explica el director médico de Clínicas Eva, que “el ovocito es una célula muy delicada y su vida fértil dura entre 12 y 24 horas”. Es decir, el tiempo que tiene para encontrarse con los espermatozoides es muy corto. Estos en cambio “viven” más tiempo dentro del aparato reproductor femenino.

Médico experto

 Tienes unos dos días fértiles por ciclo

“Los espermatozoides mantienen su potencial fértil durante algo más de tiempo que los óvulos, aproximadamente unas 72 horas. Con lo cual, combinando los tiempos de supervivencia de ambos gametos, nos hacemos una idea de la ‘ventana en la que es posible conseguir una gestación’ que puede durar aproximadamente un par de días”, explica el doctor César Lizán.

 

Es en este periodo, durante los días fértiles de la mujer, cuando se recomienda a la pareja que mantenga relaciones sexuales. No  obstante, en muchas ocasiones estas cuentas pueden “fallar”. “Es cierto que los médicos nos basamos mucho en los conocimientos de estudios probados y a veces tenemos casos aislados que nos presentan situaciones poco usuales y que pueden ser complicadas de explicar con los dogmas científicos”, concluye el doctor César Lizán.

Cuál es el momento para quedarte embarazada


La doctora Onica Armijo, especialista en Fertilidad del Hospital La Paz (Madrid) recopila los momentos en los que es posible lograr la gestación:

Primera relación sexual: "Te puedes quedar embarazada desde la primera relación y desde el primer mes de dejar los anticonceptivos o de haberte retirado un DIU. Con algunos implantes o inyecciones de hormonas puedes tardar en recuperar tu ciclidad, es decir, el  funcionamiento de tus ovarios."

¿Y con la mestruación? "Con la menstruación no te puedes quedar embarazada, pues todavía no se ha producido la ovulación. Lo que ocurre es que hay mujeres que tienen sangrados a mitad de ciclo y se piensan que es la regla, y en realidad es un sangrado periovulatorio que algunas mujeres tienen. También pudiera pasar, que la mujer tenga ciclos muy cortos y estuviera terminando con la regla -y dado que el semen todavía permanece vivo dentro de nosotras unos días- se pudiera producir la concepción.

Relaciones cada 2 o 3 días: "No se deben mantener relaciones sexuales sólo en el período periovulatorio [antes y después de la ovulación]; el semen se encuentra en las mejores condiciones de movilidad y número cuando tiene 2-6 días de abstinencia, por lo que si previamente ha habido muchos días sin relaciones, en el momento fértil, la calidad seminal no será la adecuada. Desde que se acabe con la menstruación, se deben mantener ya relaciones, o al menos debe existir alguna eyaculación, para no llegar al día fértil y que el varón lleve dos semanas sin eyacular."

"Por eso, yo recomiendo a mis pacientes que desde que se acabe la menstruación, se mantengan relaciones cada 2 o 3 días hasta el siguiente ciclo; de esta forma es seguro que vamos a 'pillar' la ovulación y no nos vamos a obsesionar con mantener relaciones todos los días en el período periovulatorio, lo que va distorsionar nuestra relación de pareja, pues hay días en los que apetece mantenarlas y otros no."

Fertilidad: días de ovulación, anteriores y posteriores


Días fértiles y sangrado de implantación

Por tanto, los llamados días de la periovulación son también días fértiles. Nos referimos -como hemos comentado antes- a los días anteriores y posteriores a la ovulación.

Se trata de un periodo interesante para las parejas que están buscando un embarazo. Incluso a veces se producen algunos ciclos con una ovulación precoz que adelantan unos días la "ventana de fertilidad" de la mujer.

Por eso podemos encontrar casos, los menos, de parejas que han conseguido una gestación manteniendo relaciones sexuales en el último día del ciclo menstrual, un periodo con muy pocas posibilidades de embarazo. También puede haber ovulación, aunque inesperada, en el periodo de posparto o cuarentena, antes de tener la primera regla tras el alumbramiento.

La última fase de todo este proceso es la fertilización del ovocito y la implantación en la cavidad uterina de la mujer. Un tercio de las embarazadas nota un pequeño manchado, el sangrado de implantación, que a veces puede confundirse con una regla corta y superficial.

Caridad Ruiz
Redactora experta en Salud