Consejos para viajar estando embarazada

Ponte correctamente el cinturón de seguridad

Cuando vamos a viajar durante el embarazo es importante tener en cuenta ciertas precauciones para que el trayecto sea lo más cómodo y seguro posible. Si no padeces sin ninguna enfermedad o factor de riesgo y el embarazo se desarrolla con normalidad, tu médico no te contraindicará viajar. Dependiendo del tipo de medio de transporte, puedes tener ciertas restricciones durante tu gestación.

Segundo trimestre, tu mejor momento

  • Una vez confirmado el embarazo el mejor momento para viajar es el segundo trimestre. Tenemos hechas todas las pruebas importantes del primer trimestre y sabemos si existe algún riesgo para el embarazo o bien que todo se desarrolla con normalidad.
  • También es un buen momento desde el punto de vista físico, porque han desaparecido las molestias típicas el primer trimestre ( náuseas, vómitos, malestar…) y nos encontramos bastante bien y con energía para afrontar el viaje cómodamente.
  • Tendremos que descansar algo más de lo que lo haríamos de no estar embarazadas, pero podemos movernos con facilidad y hacer una vida prácticamente normal.

Consejos para viajar embarazada

Cuidado con los destinos exóticos

Es importante elegir bien el destino. La razón es que la mayoría de las vacunas y tratamiento de las enfermedades tropicales (por no decir todas) están contraindicadas en el embarazo y el sistema sanitario en ciertos destinos es poco recomendable.

Los destinos exóticos, deportes de riesgo, turismo de aventura en destinos en los que podemos estar sometidas a las picaduras de insectos, contagio de diferentes enfermedades a través del agua o de la comida o países inseguros deberían estar fuera de nuestra lista de destinos durante el embarazo.

La seguridad de los medios de transporte también es clave para el éxito del viaje. En todos ellos la embarazada ha de observar una serie de precauciones.

Consejos para viajar en coche embarazada

Cinturón de seguridad, asiento y volante

Durante el embarazo no conviene hacer viajes excesivamente largos. Ten en cuenta que tendrás que parar con frecuencia, dar paseos, hidratarte y vaciar la vejiga frecuentemente. Si vas en coche, lo primero es aprender a colocar bien el cinturón, el asiento y el volante:

  • El cinturón de seguridad sigue siendo obligatorio en tu estado y es importante llevarlo bien colocado.
  • Esta es la forma correcta de colocar el cinturón de seguridad en la embarazada: Abrocha el cinturón por debajo de los huesos de la cadera y del vientre y coloca el cinturón del hombro hacia un lado del vientre de manera que atraviese el tórax entre los pechos.
  • Nunca coloques el cinturón del hombro debajo del brazo. ​​​​​​
  • Es importante que el cinturón esté bien ajustado y que la parte superior del cinturón cruce el hombro sin rozar el cuello.
  • Regula el asiento y la distancia al volante o al salpicadero. Es importante que viajes cómoda. La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda que las embarazadas no viajen solas a partir de la semana 30 de gestación.
  • No viajes en las horas centrales del día, sobre todo si tu coche no cuenta con aire acondicionado, hace mucho calor y en interior del coche se pueden alcanzar temperaturas muy altas. ​​​​​​ 

El avión: límite, semana 36

Si el viaje en avión no está contraindicado por tu médico es importante que te informes de si la línea aérea te pide algún tipo de informe para dejarte volar.

  • Normalmente, sobre todo si es un vuelo nacional, no suelen pedir ninguna autorización o informe antes de las 28 semanas de embarazo.
  • Normalmente no recomiendan volar a partir de la semana 36 en los vuelos nacionales.
  • En los vuelos internacionales es mejor que consultes con la aerolínea. Algunas tienen su propio modelo de certificado médico que se debe aportar. También es importante tener en cuenta la normativa del país de destino.
  • Precauciones en los viajes en avión: Si el viaje es largo, procura levantarte de vez en cuando y pasear, haz ejercicios circulatorios con los pies y manos.

Consejos para viajar en avión embarazada

  • No tomes bebidas gaseosas ni alimentos que produzcan muchos gases, te harán sentir incómoda todo el viaje.
  • Procura llevar el cinturón bien abrochado, a la altura de la cadera, debajo de tu barriguita.

Barco y autocar, poco recomendables

Antes de planificar un viaje, recuerda que el tren es el medio de transporte más seguro para la gestante, especialmente el tren de alta velocidad. En pocas horas puedes llegar a tu destino, está permitido deambular por los pasillos del tren, y los servicios son accesibles.

Si el viaje se realiza en un barco pequeño, tipo ferry hay que tener en cuenta que estas embarcaciones se mueven bastante. Y si viajas en días de mucho oleaje, es muy fácil que te marees o vomites en el barco.

Otra opción poco recomendable es el autocar. Seguro que sabes que uno de los problemas de este medio de transporte son las paradas. Siempre son fijas y no permiten otras detenciones en un lugar diferente. En momentos de mucho tráfico puede pasar bastante tiempo antes de que lleguemos a una parada para poder estirar las piernas.

Procura que durante tu embarazo los viajes tengan trayectos cortos y siempre que puedas, evita viajar en las horas de más calor.

Natividad García
Matrona