Cómo influye en el desarrollo del bebé tener buenas reservas de folatos

La importancia del ácido fólico en tu embarazo

En la consulta preconcepcional el ginecólogo te ha recomendado que tomes un suplemento de ácido fólico, aunque aún no estás embarazada. Te contamos porqué debes seguir esta recomendación y resolvemos tus dudas sobre el ácido fólico, también denominado folato o vitamina B9.

Äcido fólico y buen desarrollo del bebé

Folatos contra los defectos del tubo neural del bebé


El ácido fólico, folatos o vitamina B9 es uno de los nutrientes más importantes en la vida de una mujer, especialmente si desea quedarse embarazada porque tener unos buenos niveles es fundamental para que el bebé crezca sano y prevenir los defectos del tubo neural o DTN.

Los defectos del tubo neural ocurren cuando las estructuras que protegen al sistema nerviosa no se forman o no se cierran. Puede afectar a la médula espinal o al cerebro. La espina bífida es la patología más frecuente y se produce cuando existe una abertura en la base de ese tubo neural y la médula espina protuye a través de la columna.

Anencefalia: tejido cerebral que no se desarrolla

En las situaciones más graves, como los bebés que sufren anencefalia, el tejido cerebral no se llega a formar. Es el caso del pequeño Rodrigo, nacido en Portugal sin parte del cerebro, sin nariz y sin ojos. La mayoría de los bebés con anencefalia mueren antes de nacer o sobreviven pocos días fuera del útero materno.

Gestante toma suplementos de ácido fólico para evitar defectos del bebé

Estudios que confirmaron los beneficios del ácido fólico

En los años 90, varios estudios demostraron que las mujeres que en un embarazo anterior habían tenido un hijo con problemas en el tubo neural, como la espina bífida y la anencefalia, y por lo tanto con un alto riesgo de engendrar otro bebé con la misma patología reducían el riesgo en más de un 70% si antes de quedarse en estado tomaban un suplemento de ácido fólico.

A partir de entonces, las sociedades científicas de Ginecología y Obstetricia recomiendan que las mujeres tomen estos complementos alimenticios tres meses antes de quedarse en estado. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre el ácido fólico y compruebes su importancia en el embarazo.

Tus dudas sobre el ácido fólico, resueltas


Qué es el ácido fólico

Se trata de una vitamina del complejo vitamínico B que se encuentra en muchos alimentos de forma natural, como las verduras de hojas verdes, los cereales integrales, las carnes animales y las frutas. El ácido fólico es una vitamina soluble, lo que quiere decir que no se almacena en los tejidos grasos y por lo tanto apenas nuestro organismo guarda muchas reservas. De hecho, sus niveles bajan unas semanas después de que los requerimientos aumenten o se tenga una dieta pobre en folatos.  

Alimentos ricos en ácido fólico para gestantes

Cómo actúa en el organismo y por qué es tan importante en tu embarazo

  • Participa en la formación del tubo neural  del feto que posteriormente se convertirá en la médula espinal del bebé. El cierre del tubo neural ocurre en la sexta semana de embarazo, apenas cuatro semanas después de la concepción, cuando la mujer aún no tiene la certeza de estar embarazada.
  • Protege a las células sanas y cumple un papel importante en la producción de glóbulos rojos, previniendo algunas formas de anemia como la megaloblástica, que es un tipo de anemia que se da cuando no hay suficientes hematíes o glóbulos rojos o los niveles de hemoglobina son bajos.
  • Ayuda a la producción de serotonina y varios estudios han demostrado que hay una relación entre la carencia de esta vitamina y la depresión, tan frecuente en el posparto.
  • El folato trabaja junto con la vitamina B12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo al descomponer, utilizar y crear nuevas proteínas.
  • Interviene en la síntesis del ADN y del ARN, donde se encuentra la información genética de todas las células.
  •  Es imprescindible para que el organismo produzca nuevas células sanas, un proceso que en la gestación es fundamental.
  • Junto con las vitaminas B6 y B12 normaliza los niveles de homocisteína, que cuando se encuentran muy altos se relacionan con problemas de coagulación que a su vez se relaciona con abortos de repetición. 

¿Cuál es la cantidad recomendada?

  • En mujeres no gestantes se necesitan alrededor de 200 microgramos al día
  • En mujeres que desean quedarse en estado y en la gestación son necesarios 400 microgramos al día.
  • Cuando la mujer en un embarazo anterior engendró un bebé con un defecto del tubo neural los especialistas recomiendan la ingesta de 4.000 microgramos de ácido fólico diarios.

Dieta con alto contenido en folatos para gestantes

Cuándo hay que empezar a tomar los suplementos de ácido fólico

Sabemos que el tubo neural se empieza a formar en las primeras semanas tras la concepción. Por lo tanto, se deben empezar a consumir tres meses antes de concebir. Pero es imposible saber cuándo va a ocurrir.

Por ese motivo, los ginecólogos y expertos recomiendan que la mujer los comience a tomar desde el momento que decide ser madre, antes de abandonar los métodos anticonceptivos. De esta forma, cuando se produce el mágico momento de la unión entre el óvulo y el espermatozoide, las reservas de ácido fólico de la madre se encuentran en niveles óptimos. Si espera a que el test de embarazo dé positivo, ya es demasiado tarde: el tubo neural del embrión ya se habrá cerrado y por lo tanto no es posible prevenir los posibles defectos.

Por qué puede haber déficit de ácido fólico

Hay muchas circunstancias que pueden provocar una deficiencia de ácido fólico:

  • Patologías como la enfermedad de Crohn o la celiaquía que impiden que la vitamina B9 se absorba en el intestino.
  • Tomar verduras muy cocidas, ya que el calor destruye esta vitamina.
  • Los anticonceptivos orales interfieren en la absorción de muchas vitaminas, entre ellas la vitamina B9 o folatos. 

Alimentos ricos en ácido fólico para gestantes

Dónde encontramos el ácido fólico de forma natural

En los vegetales de hoja verde encontramos buenas cantidades de folatos. Añade estas verduras a tu dieta e intenta tomarlas crudas, en la medida de lo posible, o con su tiempo justo de cocción: 

  • Acelgas
  • Espinacas
  • Judías verdes
  • Brócoli
  • Lechuga

De hecho, la palabra folato significa “hoja”. También está en los cereales integrales, en vísceras, como el hígado o el riñón, y en frutas con vitamina C. Es decir, es un nutriente fácil de encontrar en muchos alimentos, pero presenta un problema: se destruye muy fácilmente con el cocinado.

Caridad Ruiz
Redactora experta en Salud