Cambios en el séptimo mes de embarazo

Aparecen problemas para conciliar el sueño

Cambios en la madre


Pueden comenzar los problemas para conciliar el sueño debido a los cambios hormonales y los movimientos fetales que, incluso, pueden llegar a ser dolorosos en determinadas posiciones. Por ello, el insomnio puede hacer acto de presencia con mayor frecuencia.  La postura más adecuada para dormir durante el embarazo es de lado y preferiblemente sobre el izquierdo.

Séptimo mes de embarazo

Cambios físicos

 

  • El útero ya se encuentra a unos 10 centímetros por encima del ombligo. La presión del útero sobre la región púbica favorece la aparición de varices vulvares. El aumento de peso normal es de unos 9-10 kilogramos, por lo que es bastante normal el hinchazón leve de los tobillos al final del día por la alteración del retorno venoso.
  • La mujer embarazada puede sufrir una ligera caída del cabello, que se recupera tras el parto, y aumento de vello en zonas como la cara, brazos, piernas, espalda y encima del pubis. Así como notar que las uñas crece con mayor rapidez y más quebradizas. Las estrías pueden aparecer con mayor claridad, sobretodo en la zona abdominal, caderas y pechos.
  • Es el momento ideal para comenzar las clases de preparación al parto.

    Cambios psicológicos

    • Llegado el tercer trimestre, el momento del parto se ve más cerca. Con ello, pueden aparecer temores y dudas sobre el parto y la capacidad para afrontar los cuidados de un recién nacido.
    • La asistencia a los cursos de preparación al parto permite conocer como controlar esta ansiedad y ayudan a la pareja a prepararse para este momento mediante el aprendizaje de técnicas de respiración, manejo del dolor, parto vaginal y parto por cesárea, además de otros temas como el puerperio.

    Cambios en el hijo en el séptimo mes de gestación 


    • El feto pesa unos 1.600 gramos y mide alrededor de 40 centímetros
    • El feto posee los sentidos muy activos, es capaz de reconocer la voz materna y responder a ella.
    • Su cerebro madura rápidamente, comienzan a formarse los surcos y circunvoluciones propios del desarrollo intelectual humano.
    • Los músculos y pulmones se desarrollan con rapidez hasta casi completar su formación

    A partir de la semana 30 su crecimiento no va a ser tan rápido como en semanas anteriores. El diámetro de la cabeza, en la que aparecen las pestañas y cejas, aún continúa siendo superior que el del abdomen.  A estas alturas del embarazo, la mayoría de los fetos ya suelen encontrarse con la cabeza hacia abajo, en la denominada posición cefálica.