Bebés mejor desarrollados gracias a una hormona de la leche materna

21 Sep 2015
Beneficios de la lactancia materna

 

Los recién nacidos alimentados con lactancia materna mejoran su desarrollo un 25% respecto al resto, gracias a una hormona presente en la leche de la madre, según una investigación de RecerCaixa elaborada por la Universidad de Barcelona y el Ciber Fisiología de la Obesidad y la Nutrición que publica “Scientific Reports”.

El estudio realizado por investigadores españoles se une a otros muchos que destacan los múltiples beneficios que la lactancia materna tiene tanto para el bebé como para la madre.

Leche materna para mejorar la absorción de nutrientes del bebé

En esta ocasión, la investigación destaca que esta hormona detectada en la leche de la madre es fundamental para regular el metabolismo de los bebés y permite mejorar su crecimiento y su perfil metabólico cuando ambos se comparan con recién nacidos que no han recibido esta alimentación.

Este compuesto, que la madre transmite al hijo cuando amamanta, se conoce como “factor de crecimiento fibroblástico 21” y tiene un papel esencial en la absorción de los nutrientes y en la regulación de la función intestinal de los bebés.

Contribuye al metabolismo de las grasas

La hormona está presente en el organismo humano de forma natural y se produce en el hígado, aunque es más activa en algunas personas. Hasta ahora se conocía su contribución al metabolismo de las grasas y a la absorción del azúcar. También se le atribuían propiedades antidiabéticas y antiobesidad.

Ahora se ha demostrado que cuando esta hormona pasa de la madre al hijo actúa sobre los intestinos del bebé y estimula las enzimas implicadas en la absorción de lactosa y de otras hormonas gastrointestinales que ayudan a asimilar los nutrientes.