Cinturón térmico para aliviar los dolores del parto, invento de una matrona

27 Mar 2019
Nuevo cinturón térmico que alivia dolores del parto, invento de una matrona

Los inventos de las matronas suscitan un gran interés entre las embarazadas. En este caso, se trata de un cinturón térmico diseñado por la matrona Laura Tarrats, que trabaja en el Hospital Germans Trias de Barcelona. Alivia el dolor de las contracciones de parto y también puede ser utilizado durante el tercer trimestre de embarazo para calmar la ciática, por ejemplo. El dispositivo acaba de ser presentado con éxito en el 4º Congreso Europeo Intrapartum Care, celebrado este mes de marzo en Turín.

El calor alivia el dolor de la dilatación

Y ¿cómo se le ocurrió la idea de diseñar este cinturón, que ayuda a soportar el dolor de la dilatación? “Surgió del día a día. En nuestra unidad de partos –explica la inventora del cinturón– usamos calor local habitualmente mediante sacos de calor pero no teníamos un sistema adecuado para sujetarlos al cuerpo de la gestante; usábamos una cinta elástica tubular y aplicábamos calor únicamente en la zona que más les molestara”.

Está demostrado que el calor alivia en el proceso de dilatación y parto. Como indica Laura Tarrats, “en la literatura revisada para la redacción del proyecto, todos los estudios que aplicaron calor lumbar y/o suprapúbico durante el trabajo de parto y lo compararon con un grupo control obtuvieron una disminución significativa del nivel de dolor en el grupo que recibió la aplicación de calor local”.  

Los resultados del estudio realizado en el Hospital Germans Trias fueron muy alentadores. En el ensayo clínico participaron 134 mujeres, de las cuales la mitad recibieron calor local mediante este cinturón: “El grupo que recibió calor local y suprapúbico (sobre el pubis) aplicado con el cinturón durante 30 minutos disminuyó el nivel de dolor percibido, medido con la Escala Analógica Visual, de forma estadísticamente significativa en comparación con el grupo control que no recibió calor local durante 30 minutos”.

Cinturón térmico que alivia el dolor de las contracciones de parto

Cómo funciona el nuevo cinturón térmico

Todo el ensayo clínico se realizó con los prototipos diseñados y fabricados por la inventora:  "Se diseñó un cinturón elástico con dos bolsillos para facilitar la inserción de dos sacos [de semillas]: uno queda situado en la zona lumbar y el otro queda en la zona suprapúbica. Los sacos se calentaban previamente en el microondas de forma estandarizada para aplicarlos a 38-39ºC". Además, el centro hospitalario indica en un comunicado que los cojines del cinturón, que se cierra con un velcro, "disponen de un aroma suave" para que la embarazada pueda relajarse.

En cuanto a la experiencia de las embarazadas que han usado el cinturón, se creó un cuestionario específico para medir el nivel de satisfacción en las mujeres, como explica la matrona Laura Tarrats:  "La puntuación media fue de un 81% de satisfacción total. El uso del cinturón fue percibido como cómodo, práctico y agradable por un 95% de las gestantes".

Aplicado a mujeres con parto sin epidural

El ensayo se realizó en mujeres que tuvieron un parto natural. "Hay muy pocos casos en los que una mujer no pueda recibir una analgesia epidural y suelen ser motivos médicos que ya vienen diagnosticados previamente durante el control gestacional. En todos los casos se utilizan medidas no farmacológicas para aliviar las contracciones, y la aplicación de calor local es una de ellas".

Sobre la experiencia del dolor de la mujer que da a luz sin epidural, esta matrona afirma que se trata de algo muy personal: "Cada mujer vive la experiencia del parto natural de forma distinta. Muchas se preparan previamente para ello durante la gestación y vienen a las sesiones previas de la matrona de consultas externas".  ¿Es un dolor muy duro para la mujer? "Prefiero describirlo como un proceso intenso que las mujeres estamos preparadas para afrontar y aunque hay momentos duros en el proceso; una vez ha nacido el bebé, las mujeres y sus acompañantes suelen expresar alegría y empoderamiento por haber sido capaces de conseguirlo", matiza.

Para las molestias del tercer trimestre

Puede utilizarse en el día a día en el domicilio o en las unidades de maternidad o en sala de parto. La idea es que las mujeres puedan usarlo en sus molestias de final de gestación, pródromos, fase latente y parto. En el ensayo clínico se utilizó, explica la diseñadora del dispositivo,"hasta los 4-5 centímetros de dilatación, por motivos de metodología de la investigación".

En cuanto a las contraindicaciones que se encontraron en el ensayo hospitalario, Laura Tarrats indica las siguientes: "Alteraciones del registro cardiotocográfico, alteración del perfil de coagulación de la madre y historia previa de tromboembolismo materno. Tampoco debería aplicarse calor local sobre piel lesionada".

Salto del ensayo clínico a la comercialización

Es posible adquirirlo, como explica la impulsora de este proyecto: "El cinturón térmico se diseñó y se hicieron prototipos para el hospital. Se protegió como modelo de utilidad; se desarrolló el ensayo clínico y posteriormente a todo esto, se licenció a la empresa Kusiwawa, que lo comercializa con el nombre "Wawa Mon" desde el pasado mes de enero. Como ya está comercializado se puede pedir como particular o como hospital a la citada empresa".

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud