Nueva guía sobre cómo controlar el dolor del posparto

30 May 2018
Dolor en el posparto

Cuando la mujer acaba de dar a luz acaban unos dolores pero comienzan otros, los dolores del posparto. Los expertos se han dado cuenta de que es muy importante controlar estas molestias del llamado puerperio temprano (las primeras 24 horas tras el parto) porque eso afecta a la capacidad de la nueva madre para cuidar de sí misma y de su recién nacido. Por eso el Comité de Opinión del American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) ha elaborado una nueva guía para tratar el dolor del posparto.

Esta nueva forma de afrontar las molestias del puerperio se resume en dos pilares: hacerlo de forma individualizada, según el dolor que tenga la paciente, e ir paso a paso, de forma gradual. También hay que advertir a las madres de los inconvenientes que tiene el uso de determinados fármacos si se da lactancia materna  al bebé. Para los ginecólogos norteamericanos, es vital que los  obstetras “hablen con las nuevas madres sobre grado el dolor que sienten” y diseñen un tratamiento que dé resultado.

Mejor ir poco a poco

La nueva guía sobre el tratamiento del dolor aconseja ir prescribiendo los fármacos en varias fases, comprobando primero la eficacia de los medicamentos con menos efectos secundarios. La primeras opciones serían los fármacos no opioides como el paracetamol o los antiinflamatorios no esteroideos. Sólo en mujeres que sufren dolores fuertes y que no pueden controlar estaría justificado el uso de fármacos que contienen opioides.

Además, si se precisa un fármaco con codeína para poder sobrellevar estas molestias de los primeros días, la ACOG recomienda estudiar, junto con la paciente, las ventajas y los riesgos, así como la toxicidad para el bebé que acaba de nacer. En el caso de tener que prescribir analgésicos opioides, se debe informar a las mujeres del riesgo de depresión del sistema nervioso central en la paciente y en el bebé al que está amamantando. Por eso, la duración de este tratamiento ha de ser lo más corta posible.

Control del tratamiento en casa

También los ginecólogos norteamericanos animan a sus colegas a hacer un seguimiento de los fármacos contra el dolor que tomará la madre cuando llegue a su casa, especialmente en el caso de las pacientes que sufren dolor crónico o que no pueden controlar las molestias del posparto por diferentes causas. Hay madres, explica la ACOG, "que pueden necesitar apoyo adicional" para aliviar esa intensa sensación dolorosa, que puede interferir en sus tareas cotidianas.

El objetivo es que las mujeres sean capaces de aprontar con éxito las primeras semanas de la crianza tras el parto y que son especialmente duras. Si las madres sufren muchos dolores, no podrán atender como deben a sus hijos y ellas mismas tendrían más riesgo de trastornos mentales como depresión posparto.