Embarazada a los 40 y más: aumentan las madres mayores

19 Jul 2019
Embarazos a los 40 y más, cada vez más numerosos

El único grupo de madres que aumenta en España es el de 40 años y más. ¿Cómo es posible, si la natalidad vive un auténtico invierno siberiano? En conjunto, en 2018 se han registrado 369.302 nacimientos, un 6,1% menos que en el año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE); pero las madres de 40 años en adelante han crecido un 63% en los últimos 10 años. Conscientes de ello, las prestigiosas ginecólogas María de La Calle Fernández-Miranda y Onica Armijo han escrito el libro “Embarazada a los 40 y más” (Ed. Arcopress), una guía práctica para acompañar a estas madres -sus pacientes- en su largo viaje por la maternidad tardía.

Maternidad con riesgo controlado

“Ha cambiado todo el panorama de la maternidad. Este libro recoge lo que está ocurriendo en la sociedad y es un reflejo de hacia dónde vamos”, explica la Dra. De La Calle, Jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Hospital La Paz de Madrid. Los embarazos de mujeres que frisan los 40 (y a veces los 50) son diferentes los de las gestantes jóvenes. Esta especialista hace un repaso por las principales desventajas: “El útero no está igual de vascularizado, existe más riesgo de tener miomas, encontramos muchas más complicaciones del embarazo, alteraciones de la placenta, más tasa de abortos…”.

A ello se unen las enfermedades “de base” de estas embarazadas con más edad, que pueden tener dolencias crónicas que empeoran el pronóstico de la gestación, como hipertensión, diabetes, obesidad, y muchas de ellas son fumadoras. "Todo esto, mételo en la 'coctelera' del embarazo y verás que las complicaciones que se derivan son muchas. No se trata de asustar a las embarazadas pero sí de explicarles los riesgos reales a los que se enfrentan". Los partos por inducción y las cesáreas también se han disparado, debido a la edad y los embarazos gemelares, muchos de ellos fruto de las técnicas de reproducción asistida.

Qué alimentos tomar para lograr el embarazo

La especialista en Fertilidad Onica Armijo ha escrito los capítulos del libro que se refieren a la búsqueda del bebé y la alimentación de la gestante. “Ahora damos mucha más importancia a la alimentación porque se sabe que la composición de la flora microbiana (o microbioma) puede llegar a afectar a la fertilidad. Sabemos, por ejemplo, que las personas que comen más comida basura van a tardar más en lograr un embarazo”, indica la doctora Armijo, que también se desempeña profesionalmente en el Hospital La Paz de Madrid.

¿Qué nutrientes son los más recomendados para el embarazo? La dieta mediterránea, que incluye legumbres, alimentos ricos en antioxidantes, semillas (de calabaza, lino o de girasol añadidas, por ejemplo, a las ensaladas). Todo ello acompañado de alimentos beneficiosos para el microbioma intestinal como chocolate negro, yogures, kefir... Y otra cosa importante: no hay que olvidar incorporar el hombre en los hábitos y alimentación saludables: “Es muy importante –insiste la especialista– que el varón mejore su dieta y estilo de vida. Es increíble lo que puede mejorar un seminograma al cuidando la alimentación y las costumbres del varón”. La fertilidad en este aspecto es cosa de dos. Además, los ginecólogos tienen cada día más opciones para ayudar a las madres (y a los padres) que ya tienen una edad.

Qué hay de bueno en el embarazo tardío

No todo es malo en este tipo de gestaciones. También los años añaden a la embarazada mayor un plus de madurez y sensatez, indican las autoras del libro. Estas embarazadas son las pacientes ideales: se cuidan al máximo, hacen caso de todas las recomendaciones dietéticas de los especialistas, toman los suplementos vitamínicos sin olvidos, realizan ejercicio físico... "Además, suelen cuidar muy bien a sus hijos y por este lado se compensan todas las complicaciones y penurias físicas. Lo normal es que les haya costado varios años tener a su bebé, no es un proceso normal de nueve meses, para ellas es mucho más", agrega la ginecóloga María de La Calle.

Beneficios para madres mayores y sus hijos

  • En el libro "Embarazada a los 40 y más" se recogen estudios internacionales que revelan ciertas ventajas para bebés de madres añosas y para las propias mujeres. Por ejemplo, una investigación realizada en Reino Unido destaca que los hijos de estas madres suelen tener una mejor salud y desarrollo hasta los cinco años (incluida la disminución del maltrato físico a los menores).
  • En cuanto a las propias embarazadas, también se han visto beneficios de salud a largo plazo en una investigación realizada en mujeres de Israel. Un ejemplo es la reducción de la mortalidad para las madres de más de 45 años o la mejora de sus habilidades mentales. Y sólo un 5% de las mujeres que retrasan su maternidad pueden quedarse con alguna dolencia crónica del embarazo como diabetes o hipertensión.

 

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud