Los ojos pueden ser vías importantes de infección por coronavirus

13 May 2020
Embarazada y coronavirus: no olvides el cuidado de los ojos

"El epitelio conjuntival y las vías aéreas conductoras parecen ser portales potenciales de infección para el SARS-CoV-2 [nombre científico del nuevo coronavirus]". Es una de las conclusiones de una investigación que acaba de publicarse online en The Lancet Medicine Respiratory, fruto del trabajo de expertos de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Hong Kong (China). Se demuestra, por tanto, que la conjuntiva ocular es "un portal adicional de infección". Estos hallazgos -explica este estudio- "son relevantes para comprender la transmisión para la prevención y el control de infecciones".

A tenor de estos datos, la protección de los ojos frente al coronavirus sería fundamental para salir a la calle (compra, paseos...), en el mundo laboral, y en las consultas hospitalarias, muy especialmente las de los oftalmólogos. Las embarazadas deben estar muy pendientes de esta vía de contagio aún no muy difundida entre la población, y saber además que la conjuntivitis viral puede ser uno de los primeros signos de COVID-19.

Los expertos de Hong Kong han aprovechado su novedoso sistema de cultivo celular para aplicarlo al nuevo coronavirus en tejidos de la conjuntiva ocular y en la mucosa respiratoria. También han aplicado las mismas técnicas a otros patógenos como el SARS-CoV-1 (el primero de los SARS, "hermano" del nuevo coronavirus) o el peligroso virus H1N1 de 2009, con objeto de comparar los parámetros de infectividad en todos los casos:

  • Según los resultados obtenidos, "el SARS-CoV-2 se replica más ampliamente en el bronquio que el SARS-CoV-1". Por tanto, el nuevo coronavirus es más peligroso para el aparato respiratorio.
  • En el tejido de la conjuntiva ocular, "la replicación de SARS-CoV-2 fue mayor" que la de su antecesor inmediato, el SARS-CoV-1. Es decir, se contagia más fácilmente a través de la vía ocular.

Cojuntivitis en uno de cada cuatro pacientes

En España, el doctor Jorge Alió, catedrático de Oftalmología de la Universidad Miguel Hernández (Alicante), fue el primero en alertar -a finales de marzo- sobre la conjuntivitis viral relacionada con la pandemia. Este síntoma se presenta según sus estimaciones, entre el 20% y 30% de los pacientes con COVID-19, aproximadamente uno de cada cuatro enfermos. Sus investigaciones demuestran que "el virus es transmisible a través de las lágrimas", en palabras del profesor Alió.

"La conjuntiva es una gran esponja que absorbe los gérmenes y el virus la penetra con facilidad, infectando a la persona", afirma el experto, considerado como uno de los oftalmólogos más influyentes del mundo. Los infectados pueden mostrar la conjuntivitis los primeros días de la enfermedad o más adelante, como reacción del sistema inmune del paciente. En ambos casos, las lágrimas contienen virus capaces de infectar.

El doctor Alió acaba de realizar una puesta al día de los estudios relacionados con contagio ocular y coronavirus, según ha confirmado en declaraciones al canal Milenio Live. La investigación, que acaba de ser evaluada y aceptada por la revista Ophtalmology and Therapy, y se publicará online en los próximos días. 

Cómo evitar el contagio ocular del COVID-19

Ahora que las gestantes ya podéis pasear una hora al día, es bueno revisar los consejos de prevención. La OMS recomienda evitar tocarse con la manos ojos nariz y boca, dado que el virus puede estar presente en muchas superficies. Reunimos los consejos más eficaces para prevenir el contagio del COVID-19 a través de los ojos según las citadas declaraciones del profesor Jorge Alió:

  • Mantener las manos limpias y no tocarte la cara. Este experto prefiere el uso de guantes y recomienda limpiarse los guantes con geles hidroalcohólicos.
  • Ten en cuenta que las acciones mano-cara, mano-mucosa y mano-ojo constituyen la segunda vía más importante de contagio.
  • Utilizar una pantalla sobre la cara es la manera más completa de proteger la cara y no tocarla.
  • A la pantalla hay que añadirle mascarilla para evitar que el virus entre por las mucosas nasales.
  • Uso de gafas de sol en la calle si no utilizamos gafas de forma cotidiana. Las microgotas con virus que se expulsan al hablar se quedan flotando en el aire unos minutos. El oftalmólogo recomienda utilizar unas gafas semipanorámicas, que protegen los laterales del ojo.
  • En definitiva: aislar la entrada de aire de ojos y nariz mediante una buena mascarilla y gafas, evitando el contacto de las manos.
Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud