Qué es un gemelo parásito y cómo "ataca" a su hermano

20 Mar 2019
Gemelo parásito, cómo afecta a su hermano

Los casos de embarazo conocidos como “gemelo parásito” o “fetus in fetu” son muy inusuales, uno de cada 500.000 nacimientos en el mundo. Acaba de saberse de uno muy especial, acaecido en la ciudad de Barranquilla (Colombia). Una recién nacida portaba una masa en el abdomen, restos de su hermano gemelo, que ha tenido que serle extraído mediante una cesárea el día después de su nacimiento. Una triste carambola genética que  podía simular que la bebé estaba “embarazada” de su hermano, tal y como reconocía el ginecólogo que ha tratado este extraño caso. 

¿Qué es lo que suele dar la voz de alarma para sospechar de un caso de "fetus in fetu"? Es posible visualizarlo mediante ultrasonido. "En vida prenatal, se diagnostica por ecografía como gestación gemelar con un feto en otro feto. Y como curiosidad, a veces los padres se quieren llevar al feto extirpado para enterrarlo", explica la Dra. María de la Calle, Jefe de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid).

En la ecografía del tercer trimestre de la colombiana Mónica Vega -madre de la pequeña-. el ginecólogo halló que el feto que se estaba gestando tenía dos cordones umbilicales: uno que le unía a su madre y el otro que conectaba a la pequeña con un saco vitelino y una masa informe que iba creciendo en su interior. Así descubrieron a su gemelo parásito, una extraña malformación que provocó el parto prematuro de la bebé.

El objetivo era extraer esa  masa -sin corazón ni cerebro pero con extremidades y ciertos huesos- del abdomen de la criatura, ya que le estaba “robando” nutrientes. En la semana 37 de embarazo, la pequeña Itzamara -que así se llama la protagonista de esta historia- vino al mundo por cesárea. A las 24 horas, los médicos sometieron a la pequeña a otra cesárea para eliminar los restos del gemelo parásito de su cavidad abdominal.

¿Cómo se produce un  “fetus in fetus” o gemelo parásito?

Al parecer, se trata de una malformación que se produce cuando las células de los gemelos se dividen a partir del día 17 tras la fecundación. Si esto se produjera a partir del día 12 postfecundación, se habrían desarrollado dos bebés siameses que aparecerían unidos por algún órgano. Al retrasarse la división gemelar, el crecimiento de uno de los bebés y se “integra” en el organismo de su hermano gemelo, parasitando su desarrollo.

¿Y cómo se "gesta" este gemelo parásito, que se aprovecha del desarrollo de su hermano? La ginecóloga María de la Calle lo explica porque no está tan claro para la Ciencia: "Hay bastante controversia y hoy en día se duda sobre si se trata de una entidad propia como ser humano o de un teratoma organizado, ya que el teratoma es un tumor compuesto de múltiples tejidos como pelo, cartílago o dientes que a veces recuerda la forma humana".

Sea cual fuere su origen, el gemelo parásito es una gestación abocada al fracaso, sin ninguna posibilidad de vivir. En este caso concreto, además de no tener cerebro ni corazón, se nutría directamente de su hermana, poniendo en peligro su vida.

Este embarazo se dio a conocer a través del programa de televisión "Los informantes", donde entrevistaron al ginecólogo Miguel Parra, experto en gestaciones de Alto Riesgo. Se trata de un caso único en el mundo porque lo normal es que los casos de gemelo parásito se descubran cuando el niño tiene ya 5 o 6 años y los médicos observan una masa abultada en el abdomen que piensan que es un tumor. Es entonces cuando les operan y caen en la cuenta de que la masa que extraen es el resto de un gemelo parásito que ha ido creciendo con el niño.

Masas en abdomen, boca, ovario, incluso cabeza

Lo confirma la doctora De la Calle, lo más común es diagnosticar estos extraños casos "en vida postnatal", es decir, de mayores: "Detectamos, por ejemplo, una masa en abdomen de un niño. En la edad adulta, podemos diagnosticar masas en el abdomen o boca. En algún caso de feto en la cabeza [del paciente], los primeros síntomas son cefalea o compresión craneal".

Otras veces una revisión ginecológica ofrece hallazgos poco comunes: "Se observa una masa en el ovario o paraovárica que contiene pelos, cartílago…son teratomas maduros, que se cree que son variantes. De hecho, el diagnóstico diferencial de estas masas (generalmente abdominales) debe hacerse con el teratoma de ovario", indica la especialista en Embarazo Gemelar y de Alto Riesgo.

Lo normal es identificar el gemelo parásito cuando los niños se van haciendo mayores y se detectan grandes masas en el abdomen. "Dolor abdominal, imposibilidad de comer en casos avanzados y abdomen distendido" son, según esta especialista, los síntomas más comunes del "fetus in fetu". Por el momento los ginecólogos no encuentran forma de prevenir esta extraña malformación.

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud