Los ginecólogos aconsejan multivitamínicos con ácido fólico para prevenir malformaciones en el bebé

27 Oct 2017
ácido fólico para prevenir malformaciones congénitas

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) ha publicado recientemente un nuevo protocolo que marca cómo tienen que actuar los ginecólogos para el seguimiento del embarazo. Uno de los objetivos que tiene estas recomendaciones es prevenir las malformaciones congénitas en los bebés, como los Defectos del Tubo Neural (DTN).

Es sabido que el riesgo de que el bebé sufra alguna de estas patologías, dentro de las cuales se encuentra la espina bífida, se reduce cuando la madre cuenta con unos buenos niveles de ácido fólico en su organismo. Por eso, los ginecólogos señalan que el Ministerio de Sanidad aconsejan que:

  • Las mujeres sin antecedentes de un embarazo afectado por un DTN que planifica su gestación deben tomar un suplemento de 0,4 mg/día de ácido fólico.
  • En cambio, las mujeres que ya han tenido un embarazo afectado con DTN deben tomar un suplementos de 4 mg/día.
  • Las mujeres embarazadas de dos o más bebés, la dosis recomendada es de 1 mg/día durante los tres trimestres del embarazo múltiple.

Los suplementos se deben empezar a tomar un mes antes de la gestación y durante los tres primeros meses del embarazo, además de seguir una dieta rica en alimentos con ácido fólico (presente en verduras de hoja verde, huevos, cereales y pastas integrales, pipas de girasol…).

“Es muy importante que su administración sea preconcepcional y diaria, dado que no existe una reducción apreciable del riesgo cuando el suplemento se toma de forma irregular o se inicia a partir del segundo mes de la gestación”, señala la SEGO en su documento.

Se aconsejan multivitamínicos con ácido fólico en el embarazo y la lactancia

Pero además, la SEGO señala en su documento que la ingesta de folatos junto con complejos multivitamínicos durante toda la gestación (siempre que no contengan vitaminas liposolubles por encima de las dosis diarias recomendadas) reduce la incidencia de otras malformaciones, como del corazón, urinarias, oro-faciales (labio leporino, por ejemplo), de extremidades y estenosis pilórica. A partir de estas observaciones, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Canadá recomienda utilizar diferentes estrategias en la prevención primaria de los DTN, así como de otras malformaciones congénitas, en función de las características de cada mujer:

  • En la mujer sin factores de riesgo de tener un hijo con DTN, que planifica su embarazo y que cumple correctamente las prescripciones médicas: se recomienda una dieta con alimentos ricos en folatos y tomar todos los días un preparado multivitamínico con ácido fólico al menos dos o tres meses antes de la concepción y a lo largo de todo el embarazo, el posparto (de 4 a 6 semanas) y en la lactancia natural.
  • En mujeres con factores de riesgo de tener un hijo con DTN (como las que padecen epilepsia, diabetes mellitus insulo-dependiente, obesidad o antecedentes familiares de DTN) se recomienda aumentar la ingesta de alimentos ricos en folatos y tomar todos los días un suplemento de ácido fólico a dosis altas, de 5 mg, desde al menos dos o tres meses antes de la concepción y hasta la 10ª o 12ª semana de gestación. A partir de entonces y durante el posparto y mientras se mantenga la lactancia natural se aconseja tomar complementos multivitamínicos que contenga ácido fólico.
  • En la mujer que no planifica su embarazo y no cumple con las recomendaciones médicas, con alimentación irregular y expuesta al tabaco, alcohol u otras drogas, aconsejan, además de dar información sobre la importancia de la prevención de los defectos congénitos con multivitamínicos con ácido fólico, prescribir dosis altas de ácido fólico, 5 mg.