Técnica pionera: Una mujer con menopausia precoz logra ovular y ser madre

25 Oct 2018
Nueva técnica para lograr ovular tras una menopausia precoz

Una nueva técnica desarrollada por ginecólogos del Hospital Clínic de Barcelona ha hecho posible que una mujer con menopausia precoz haya podido ovular y ser madre de una niña. La pequeña nació a finales de agosto, once meses después de que su progenitora, que tiene ahora 32 años, se sometiera a este novedoso tratamiento. Consiste en una intervención quirúrgica en los ovarios que logra "reactivar" la ovulación. 

De las 12 mujeres incluidas en el ensayo clínico del Hospital Clínic, seis han vuelto a ovular. Y una de ellas, María José Ortega, que ha logrado convertirse en madre este verano. Esta paciente empezó a sufrir desarreglos menstruales a los 28 años y a los 30 desapareció su menstruación. Comprobó que era infértil después de diversas pruebas y consultas a ginecólogos. Ningún especialista le daba esperanzas de ser madre biológica y decidió consultar en el Clínic para realizarse una ovodonación.

Sin embargo el equipo de ginecólogos, dirigidos por doctores Francesc Fàbergues y Francisco Carmona, aplicó en María José una técnica pionera que consigue que mujeres jóvenes que sufren menopausia severa puedan volver a ovular y sean capaces de quedarse embarazadas con sus propios ovocitos.

¿Cómo se vuele a "activar" el ovario con menopausia?

Es laborioso pero a la vez simple de entender. Los resultados de este novedoso tratamiento han sido publicados en la revista científica "Journal of Ovarian Research", cuando la paciente, María José Ortega, ya está embarazada de 25 semanas. Así se desarrolló todo el proceso de fertilidad:

  • La paciente se somete a un tratamiento de un mes con las hormonas estradiol y progesterona que se suspende un día antes de la intervención.
  • Se practica una laparoscopia para realizar la exéresis (escisión o resección) de una parte del córtex ovárico, que es la "corteza" o la parte más superficial del ovario.
  • El córtex es fragmentado por los ginecólogos durante la misma intervención mediante un procedimiento mecánico.
  • En la misma laparoscopia este tejido ovárico "reinsertado al ovario contralateral de la paciente" o lado contrario del ovario, según un comunicado del Hospital Clínic.
  • Una vez hecha la operación, se procede a estimular hormonalmente a la paciente durante varias semanas para obtener ovocitos.
  • Después de 20 días de estimulación ovárica se consiguen tres folículos, que pueden verse mediante ecografía transvaginal, y maduran dos de ellos.
  • Los dos ovocitos son posteriormente fecundados mediante una técnica de fecundación in vitro (ISCI) e implantados en el útero de la paciente.
  • Sólo uno de los embriones sale adelante, según publica la revista científica. Además esta técnica abre la vía para la obtención de embarazos espontáneos o naturales, y no sólo mediante fecundación in vitro.

Entre un 5 y un 10% de las mujeres que han participado en distintos estudios sobre fallo ovárico precoz tienen posibilidades de concebir. "Aunque los ciclos menstruales cesen en estas pacientes, algunas de ellas todavía conservan unos pequeños folículos residuales que no producen suficientes niveles de estrógenos y progesterona para modular las funciones uterinas", explica el resumen del estudio científico. Estos folículos residuales son precisamente los que se fragmentan y estimulan para conseguir ovocitos maduros aptos para una gestación. 

Ginecólogos japoneses, los primeros en "reactivar" tejido ovárico

Aunque esta técnica es pionera, fueron ginecólogos japoneses los primeros en intentar "reactivar" tejido ovárico en el caso de mujeres con fallo ovárico prematuro. Su tratamiento requería de dos laparoscopias y la "incubación" de tejido ovárico durante 48 horas, tras aplicarle ciertos fármacos. Una técnica más laboriosa, más costosa y con más efectos secundarios para las pacientes, que precisaban de dos intervenciones quirúrgicas.

En el caso español "todo se ha hecho en una misma intervención", según señala el comunicado del Clínic, y sin tratamiento farmacológico de los tejidos. Sólo con la fragmentación del tejido ovárico, un proceso mecánico, y su reimplante en el lado contrario del ovario ha sido suficiente para comprobar que se vuelve a activar el proceso de ovulación.

Por el momento los doctores no saben durante cuánto tiempo podrá revertirse el fallo ovárico precoz de las pacientes. Se espera que más mujeres participantes en el ensayo clínico puedan ser madres en breve plazo. Las primeras técnicas reimplante de tejido ovárico comenzaron a aplicarse en 2004. Gracias a ellas, desde entonces se ha conseguido el nacimiento de 130 niños en todo el mundo.

Menopausia precoz: 1 de cada 100 mujeres

¿Cómo sabemos que una mujer padece menopausia precoz? Si sufre síntomas de menopausia antes de los 40 años como sofocos, cambios vaginales, humor variable e incluso problemas emocionales importantes derivados de esta situación. Se paraliza la producción de hormonas sexuales (estrógenos y progesterona), lo que deriva en el cese de la ovulación y la infertilidad de la mujer. Un 1 por ciento de las mujeres sufre fallo ovárico precoz en el mundo.

Cada niña nace con un promedio de 300.000 a 400.000 folículos ováricos. Aunque la ovulación suele liberar sólo un folículo maduro cada ciclo menstrual, haya varios que se desarrollan a la vez y se "pierden" en el proceso. El fallo ovárico precoz puede ser fruto de una anomalía en el consumo de los folículos o bien tener causas genéticas y que la mujer haya nacido con menos folículos ováricos.

Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud