El uso de antibióticos durante el parto altera la flora intestinal del bebé

04 Dic 2014

 

Administrar a la embarazada antibióticos durante el parto puede alterar el establecimiento de la flora o microbiota intestinal en el recién nacido, especialmente si se trata de un bebé prematuro, según una investigación realizada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Este trabajo, publicado en la revista "Journal of Pediatrics", explica la importancia de la primera colonización del intestino y su relación con el sistema inmune del niño. La conclusión principal es que cualquier alteración que se produzca durante el proceso de establecimiento de la microbiota intestinal aumenta el riesgo de sufrir enfermedades.

Se calcula que el uso de antibióticos se realiza en el 30 por ciento de los partos. Según Miguel Gueimonde, uno de los investigadores, el impacto de los antibióticos en los recién nacidos es importante porque contribuye a aumentar los niveles de enterobacterias (microorganismos muy peligrosos) en la flora intestinal del bebé al menos durante el primer mes de vida.

Estudio de las heces de 40 bebés

¿Cómo se ha llegado a esta conclusión? Los expertos han estudiado las heces de 40 niños (27 prematuros y 13 bebés nacidos a término) durante los primeros tres meses de vida. La técnica utilizada para ello  ha sido la secuenciación masiva de ADN, lo que ha permitido la cuantificación específica de distintos grupos microbianos en las heces.

Gracias a este estudio se ha comprobado que el estado los niños prematuros -que ya tienen menos bifidobaterias y bacteroides en su flora intestinal de lo normal- empeora si se han usado antibióticos durante el parto. Por ello, los investigadores sientan las bases para solucionar estas alteraciones. Una de las estrategias es limitar el impacto de los antibióticos sobre la microbiota intestinal del bebé para que el establecimiento de la flora intestinal del niño prematuro sea el mejor posible.