Protégete del sol: Cuidados de la piel en el embarazo

Crema solar, sombrero, gafas y mucha hidratación

El embarazo es una situación especial y es importante extremar las precauciones en verano, cuando el sol aprieta. Los cambios hormonales de la embarazada hacen que su piel sea mas sensible  y propensa a desarrollar manchas o alteraciones. Por ello es imprescindible mantener unas precauciones básicas antes de ir a la playa, la piscina o simplemente disfrutar de paseos al sol.

Embarazada sin quemaduras ni manchas solares


Llega el verano y empieza a apetecernos salir, ir a la playa o la piscina y tomar el sol. Pero exponerse al sol sin protección o con una protección insuficiente puede ser la causa de que aparezca una quemadura.

Esta quemadura puede dejar una cicatriz en la piel y las quemaduras repetidas son uno de los factores más importantes para desarrollar un cáncer de piel. Los efectos nocivos del sol sobre la piel van desde envejecimiento prematuro a la aparición de manchas solares o cloasma en la embarazada. 

Con todas estas precauciones que recopilamos a continuación seguro que disfrutas del sol y del verano con seguridad:

Cuidados solares de la embarazada

Sol y embarazada en la piscina

Cuidados del sol en el embarazo


  • No te expongas al sol ni hagas ejercicio en las horas centrales del día, cuando los rayos solares llegan más perpendiculares y con más fuerza.
  • Cubre tu cabeza con un sombrero de ala ancha o gorra con visera, que también protegerá tu cara.
  • Procura utilizar siempre gafas de sol con cristales homologados.
  • Ponte a la sombra, pero recuerda que los toldos o sombrillas no protegen por completo de la radiación solar.
  • Utiliza ropa adecuada, mejor de fibras naturales y colores claros.
  • No te olvides de los labios y utiliza un buen protector con filtro solar. La piel del labio se quema con gran facilidad.
  • Procura estar en movimiento y utiliza alguna prenda de ropa para protegerte del sol (camisolas, pañoletas, vestidos amplios...).
  •  No te tumbes directamente a los rayos solares ni te duermas tumbada al sol; el riesgo de quemaduras es muy alto.
  • Hidrátate correctamente para mejorar el estado de la piel. ¿Cómo? Bebiendo agua con frecuencia y no esperando a sentir sed.
  • Y si vas a exponerte al sol, no utilices colonias o perfumes porque pueden ser fotosensibilizantes y provocar mas manchas en tu piel.

"¿Me puede dar el sol en la tripa y el pecho estando embarazada?" 

Seguro que alguna vez te has hecho esa pregunta. Las respuesta, que te anticipamos, está en nuestro blog de Natalben: Sí, pero teniendo en cuenta ciertas precauciones para evitar las manchas solares y las quemaduras. Son zonas muy sensibles de la embarazada en las que la piel está siendo sometida a tensiones y a crecimiento de tejidos. Lo que no es nada recomendable es la piel enrojecida en la zona del escote y pecho (además de hombros y cara) y la tripa de la embarazada. Las quemaduras en esas zonas te van a doler y la piel tardará en recuperarse. 

Cómo aplicar la crema solar


 Utiliza una buena crema de protección solar, con un factor de protección elevado (por lo menos un filtro solar 30 en el cuerpo y 50 en la cara) y aplícatela correctamente:

  • Hazlo siempre antes de salir de casa sobre la piel seca.
  • Aplícala al menos 30 minutos antes de exponerte al sol.
  • Extiende sobre la piel la cantidad adecuada.
  • Lee bien las instrucciones para repetir la aplicación siempre que sea necesario.
  • Mantén tu piel hidratada en todas las ocasiones y más aún en verano.
  • No te confíes en los días nublados, las precauciones son las mismas que en los muy soleados.

"¿Tomar el sol afecta al feto en el primer trimestre de embarazo?"

El sol no es peligroso para el bebé en formación pero sí puede serlo una exposición excesiva a los rayos solares. Según explica la doctora Martínez-Frías, experta en Teratología Clínica de la Universidad Complutense de Madrid, el peligro reside en el incremento de grados del organismo materno: "Si estas embarazada, no debes estar mucho tiempo al sol porque podría aumentar la temperatura de tu cuerpo: ese calor es peligroso para el desarrollo del embrión y feto".

El primer trimestre de embarazo es el más delicado para la formación del bebé porque se produce la organogénesis o formación de los órganos y estructuras principales de tu hijo. Cualquier tóxico o contaminante que afecte al primer trimestre del desarollo fetal es potencialmente dañino para el pequeño.

 

Natividad García
Matrona