La vitamina A

No se debe tomar suplementos en el embarazo

La vitamina A se la conoce también con el nombre de retinol. Cumple las siguientes funciones en el organismo:

  • Crecimiento y desarrollo de los huesos.
  • Crecimiento y mantenimiento de piel, mucosas, uñas, pelo y esmalte de dientes.
  • Es fundamental para el desarrollo de la visión (mejora la visión nocturna) y previene enfermedades como cataratas, glaucoma, pérdida de visión y ceguera crepuscular.
  • Previene enfermedades infecciosas ya que estimula la producción de anticuerpos y aumenta la resistencia a la infección.
  • Es un antioxidante natural.

El 90% de la vitamina A se almacena en el hígado, el resto en los pulmones, los riñones y la grasa corporal. 

Dónde se encuentra


  • Como retinol se encuentra en alimentos como el huevo, carne, leche y derivados, hígado (sobretodo el de bacalao) y riñones.
  • Los betacarotenos son los precursores de la Vitamina A y se encuentran en frutas y hortalizas de hoja verde. Cuanto más intenso sea el color, más cantidad de betacaroteno tiene. La zanahoria, calabaza, batata, calabacín, melón, albaricoque, brócoli, espinacas… son alimentos ricos en betacroteno.

¿Son necesarios aportes extras?


  • Una dieta equilibrada no necesita aporte extra de Vitamina A.
  • No obstante, el médico puede recetar algún complemento de vitamina A en casos de hipovitaminosis A o xeroftalmia (enfermedad del ojo que cursa con sequedad de la conjuntiva y opacidad de la córnea). También hay enfermedades que aconsejan tomar suplementos de vitamina A, como la enfermedad de Crohn o la fibrosis quística.

Su función en el embarazo


Los estudios afirman que un consumo excesivo de esta vitamina durante el embarazo produce malformaciones en el feto debido a que es una sustancia teratogénica. Las posibles malformaciones dependen de la cantidad que se ingiera y del momento de desarrollo del feto, las anomalías más importantes son:

  • Malformaciones en el hígado
  • Reducción de la masa ósea
  • Desórdenes en el sistema nervioso central
  • Anomalías en el sistema cardiovascular
  • Aumento de la susceptibilidad de sufrir enfermedades infecciosas
  • Defectos en los miembros inferiores y superiores
  • Fallo en el tracto genitourinario
  • Fallo en el paladar

Consecuencias el exceso


Hay que tener cuidado porque al tratarse de una vitamina liposoluble el exceso se acumula en los tejidos provocando toxicidad. Los síntomas de una intoxicación por Vitamina A son:

  • Anorexia y pérdida de peso
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Irritabilidad
  • Hepatomegalia (hígado más grande de lo normal)
  • Pérdida de pelo
  • Jaquecas
  • Insomnio
  • Sequedad en membranas y mucosas
  • Descamación cutánea
  • Anormalidades óseas
  • Amenorrea (pérdida de la menstruación)