“Es necesario que la suplementación yodada comience meses antes de quedar embarazada”

El déficit de yodo puede causar alteraciones en el desarrollo mental del bebé

mayte murillo yodo

La importancia del yodo en el embarazo y la necesidad de tomar suplementos vitamínicos con yodo meses antes de la concepción es el tema central de la tesis realizada por Mayte Murillo. Decana de la facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, Murillo ha detectado niveles bajos de yodo en embarazadas en la investigación que acaba de presentar en sociedad. Esto es muy importante porque el déficit de yodo está ligado a trastornos en el desarrollo cerebral del bebé

¿Por qué le interesó hacer una tesis sobre el yodo y el embarazo?


Es un tema de gran controversia y de actualidad. En el año 2012, el equipo de matronas y la jefe del Servicio de Endocrinología del Departamento de Salud de La Ribera de Valencia, la Dra. Carmen Fajardo, mostraron preocupación por los valores de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) de las mujeres que se encontraban en el primer trimestre de gestación que eran atendidas en La Ribera. La razón es que superaba la cifra recomendada por diferentes sociedades científicas como la American Thyroid Association (ATA), la Endocrine Society y la Sociedad Andaluza de Endocrinología y Nutrición (SAEN).

Es a partir de enero del 2013 cuando en el Departamento de La Ribera incluyen el cribado de hormonas tiroideas para todas las embarazadas que se encuentran en el primer trimestre. A mediados de 2013 se me permite analizar y desarrollar este tema en profundidad dirigida por la Dra. Fajardo. Era fundamental determinar los valores de referencia para el primer trimestre de gestación y analizar los valores de yoduria para determinar si la ingesta de yodo era adecuada para poder realizar recomendaciones. Nuestro objetivo, prevenir los trastornos por deficiencia de yodo y poder actuar de forma eficiente.

¿Recomienda suplementar con yodo a todas las mujeres en edad fértil que quieran ser madres?


En las 261 mujeres estudiadas, que en un porcentaje alto se encontraban en una situación de yododeficiencia leve-moderada, consideramos imprescindible la prescripción de suplementos farmacológicos yodados o multivitamínicos

¿Por qué es tan necesario el yodo en la madre y el bebé?


El ser humano necesita yodo para el correcto funcionamiento de la glándula tiroides, pero no puede generarlo, por lo que se requiere aportarlo mediante la dieta o suplementos. Además, las necesidades de yodo son diferentes en relación a la etapa de la vida en la que nos encontremos. El embarazo es una etapa en la que cobra gran importancia una óptima nutrición, dado que el hijo no está protegido de una dieta inadecuada de la madre. 

yodo madre

¿Es normal que haya tantas mujeres jóvenes con déficit de yodo en España?


En muchas zonas del territorio nacional se desconoce cuál es el estado nutricional de yodo en la población vulnerable (escolares, embarazadas, lactantes y mujeres en edad fértil). En nuestra muestra, las mujeres con bajo peso y mayores de 40 años se encontraban con cifras de yoduria muy bajas. 

 

mujer comiendo

¿Puede deberse a un fallo de la dieta?


España es un país donde no existe legislación para lograr la yodación universal de la sal. Hay que tener en cuenta que no está generalizado entre la población el consumo de este tipo de sal de forma diaria y cuantificar la cantidad de yodo ingerido por los alimentos resulta complicado. Puede haber otros factores, como el consumo de tabaco, hábitos dietéticos culturales o edad que pueden estar afectando sobre la función tiroidea materna. Pensamos que la dieta influye directamente sobre el estado nutricional de yodo y por este motivo, son necesarios más estudios para mejorar la precisión de la ingesta dietética mediante cuestionarios de frecuencia de consumo de alimentos.

¿Cómo puede influir el déficit de yodo en el desarrollo cerebral del bebé?


Según la OMS, el déficit de yodo es la primera causa evitable, después de la inanición extrema, de retraso mental y parálisis cerebral en el mundo.

La carencia comprometida de yodo puede ser causante de alteraciones en el desarrollo mental, talla por debajo del percentil normal, lengua prominente, nariz ancha y chata, amplia separación de ojos, poco vello, hernia umbilical, abdomen prominente, retraso en la dentición, retraso en la edad ósea.

Las yododeficiencias leves y moderadas pueden comprometer el bienestar y la salud maternofetal (abortos, infertilidad, muerte neonatal, malformaciones, alteraciones psiconeurológicas, recién nacido de bajo peso, síndromes de déficit de atención e hiperactividad, disminución del coeficiente intelectual etc.).

¿Qué otras conclusiones interesantes para las mujeres en edad fértil se desprenden de su tesis?


El consumo de sal yodada es inferior al recomendado por la OMS, lo que confirma que las mujeres desconocen los beneficios del consumo adecuado de este condimento. Es necesario que la mujer que desee ser madre inicie la suplementación yodada meses antes de quedarse embarazada. Los suplementos yodados favorecen una nutrición de yodo adecuada, evitando el riesgo de sufrir trastornos por deficiencia de yodo.

Los equipos de Atención Primaria y en concreto, las matronas y enfermeras comunitarias, desempeñan un papel fundamental en la Educación para la Salud de la población que atienden. Con ésta, se obtendrán beneficios para la salud y se adquirirán hábitos saludables que repercutirán en el individuo, familia y comunidad.

¿Qué es lo que más le impactó de su estudio en embarazadas?


Aparte de los valores de referencia propios de hormonas tiroideas y observar la  variabilidad de las mismas, importantes para el diagnóstico seguro de hipotiroidismo, me llamaron la atención las cifras de yoduria (cantidad de yodo en orina) tan bajas.

Las propiedades de los alimentos ricos en yodo son desconocidos por  la mayoría de la población. Las únicas mujeres que mantenían cifras de yoduria por encima de las recomendaciones de la OMS fueron las mujeres de raza asiática y las mujeres con yodurias más bajas se trataban de raza negra, por lo que los hábitos nutricionales pueden estar influyendo. Las mujeres que anteriormente habían tenido otras gestaciones, mantenían mejores cifras de yoduria. Quizá se deba a que ya recibieron información en los anteriores embarazos y aplican las recomendaciones recibidas para mejorar su estado de salud. En cuanto al tiempo que llevan las gestantes tomando suplementos existe mucha variabilidad. La adherencia al tratamiento estaba muy relacionada a que se lo recetara la matrona. 

pescado

¿Qué consejos daría a las mujeres que se plantean ser madres y aún no han revisado su salud?


La nutrición previa y durante el embarazo es fundamental para el desarrollo del feto al mismo tiempo que se cubren las necesidades de la gestante. Una correcta dieta previa y durante el embarazo, con un aporte óptimo de nutrientes energéticos y no energéticos (minerales y vitaminas) y en cantidades suficientes va a ser determinante para que se desarrolle el embarazo de manera satisfactoria, ya que cualquier alteración en la estructura, órganos, alteraciones del crecimiento, sistema nervioso central e incluso malformaciones congénitas pueden ser consecuencia de un déficit nutricional. Por lo tanto:

  • Es necesario que visite a la matrona o ginecólogo para que, además de realizarle los controles habituales, le ofrezca pautas nutricionales adecuadas: consumo diario de sal yodada, ingesta de pescado de mar tres veces a la semana, moluscos y consumo diario de leche.
  • Que comience la ingesta de suplemento de ácido fólico junto al yodo de forma diaria para evitar los trastornos por yododeficiencia que afectan tanto a la madre como al feto.
  • Que deje de fumar, ya que este hábito influye en el metabolismo del yodo.

Además del yodo, ¿qué otros micronutrientes considera importante suplementar durante el embarazo, incluso cuando se planifica la gestación?


La OMS asegura que durante el embarazo, es frecuente que se produzcan carencias de micronutrientes como la vitamina A, el hierro, el yodo y el folato, debido a que la madre y el feto requieren una cantidad mayor de nutrientes, por lo que sería necesario comenzar con suplementos de forma precoz para garantizar un equilibrio en los depósitos de los mismos.

¿Puede darnos unos consejos nutricionales para aumentar el yodo en nuestra dieta diaria?


  • El contenido de yodo en los alimentos depende en gran parte de los compuestos yodados utilizados en el riego, fertilizantes y piensos para el ganado.
  • Las plantas y animales marinos concentran el yodo del agua del mar aportando gran contenido de este, como las algas marinas y moluscos.
  • El promedio de yodo de los alimentos básicos (fresco y seco) es comprometido establecerlo ya que el contenido de este mineral varía con el lugar geográfico y la estación del año de producción debido a la variación del mundo inorgánico.

langostinos

  • Con una dieta variada, que incluya leche o derivados, pan, crustáceos, moluscos y pescado de mar tres veces por semana, estaríamos cubriendo las necesidades de yodo que requiere una persona sana.
  • Algunas publicaciones comentan que esta cantidad no es suficiente, ya que en el proceso de cocción-ebullición y si el alimento está enlatado hace que se produzcan pérdidas de yodo aproximadamente en un 10%  de su contenido. 

yodo lacteos

  • El consumo de sal yodada otorga el yodo que complementa a la dieta para así alcanzar los niveles mínimos adecuados.
  • Aunque el consumo de sal yodada no es bastante para compensar la necesidad del oligoelemento de la mujer embarazada, que necesita tomar multivitamínicos con yodo para conseguir yodurias adecuadas.

sal yodada

  • Ciertos vegetales contienen sustancias que impiden el aprovechamiento orgánico del yodo, reduciendo su absorción en el intestino o impidiendo la formación de hormonas tiroideas. Por este motivo, hay que evitar consumir en gran cantidad coles, coliflor, brócoli, repollo, la yuca y la harina de soja.

evitar yodo

¿Cuándo y cómo suplementar yodo a la mujer que quiere quedarse embarazada?


Sería deseable que las mujeres en edad productiva recibieran un aporte de yodo en dosis de 150 µg/día, garantizando así una reserva de yodo intratiroideo. Los efectos beneficiosos de la suplementación sobre la función tiroidea de la madre serán mayores si se administran antes de la gestación.

¿Cómo podrían mejorar los cuidados prenatales de las españolas?


La mujer se debe concienciar de la importancia de acudir a la consulta de la matrona de forma precoz y desde luego, con el cribado tiroideo en el primer trimestre de gestación e interpretación de los resultados teniendo en cuenta los valores de referencia propios.

En la población general y en población vulnerable en particular, es necesario ofrecer información sobre hábitos dietéticos saludables para prevenir yododeficiencia.

Carmen Arnanz