La vitamina D

Los estudios afirman que influye en el desarrollo del bebé

Nuestro organismo obtiene la vitamina D o colecalciferol a través de la alimentación, pero sobre todo por medio de la radiación solar. Se acumula en el hígado, cerebro, piel y huesos.

¿Dónde se encuentra la vitamina D?


  • La vitamina D se encuentra principalmente en la yema de los huevos, pescado, pan, cereales y lácteos.
  • La suplementación no es necesaria si se sigue una dieta equilibrada y una exposición normal al sol: basta con exponer manos y cara alrededor de 15 minutos diarios al sol.

¿Son necesarios suplementos de vitamina D?


En muchos países nórdicos se recetan suplementos de vitamina D por la falta de luz solar. En España no era frecuente por la cantidad de horas de sol. Pero la actual vida sedentaria dificulta exponernos a los rayos ultravioletas del sol. A esta circunstancia hay que unir otra muy importante: la aplicación al salir a la calle de cremas protectoras que impiden que los rayos del sol lleguen más allá de la dermis. Se previene así el cáncer de piel, pero el organismo no se beneficia de la vitamina D. Por eso, hoy en los análisis de rutina que se practican se suele solicitar un estudio de los niveles de vitamina D y si estos son bajos se recomienda suplementos vitamínicos. De hecho, muchos especialistas afirman que la falta de esta vitamina es el defecto nutricional más frecuente en los españoles.

¿Cómo actúa la vitamina D?


Hoy los expertos afirman que la vitamina D se convierte en realidad en una hormona que interviene en numerosos procesos fisiológicos, entre ellos:

  • Mantener los niveles de calcio y fósforo normales en sangre (estimula la absorción intestinal de estos minerales en el intestino, la reabsorción en el riñón y aumenta la liberación desde el hueso). El calcio es un mineral imprescindible en el desarrollo de los huesos y dientes, en la transmisión del impulso nervioso y para la contracción muscular.
  • Participa en el crecimiento y maduración celular.
  • Fortalece el sistema inmune (previene infecciones).

La función de la vitamina D en el embarazo


Consecuencias del exceso


La intoxicación (consumo excesivo) de esta vitamina produce:

  • Hipercalcemia (aumentan los niveles de cálcio en sangre)
  • Calcinosis (depósito de cálcio y fósforo en piel y riñones)

Los síntomas de esta intoxicación son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Alteraciones mentales, confusión.
  • Pérdida del apetito y pérdida de peso.
  • Debilidad.
  • Depresión.
  • Dolores articulares y musculares.
  • Dolor de cabeza.
  • Sed.
  • Cálculos en la orina.