Embarazada: Qué comer fuera de casa

Elegir siempre los menús más saludables y equilibrados

Muchas mujeres embarazadas que trabajan no pueden acudir su domicilio para comer por cuestiones de horario laboral y se ven obligadas a comer fuera de casa.
En este caso, la pregunta es ¿comer de restaurante o llevar la comida desde casa?

Ambas opciones son válidas si se hacen de manera adecuada y planificada.

Las doctoras Virginia Ortega, especialista en Ginecología y Obstetricia, e Irene Bretón, especialista en Endocrinología y Nutrición, ambas del Hospital Gregorio Marañón (Madrid), te ayudan a elegir bien tus menús diarios.
  

Embarazada comer fuera de casa: tupper

Gestante con "tupper" o tartera: llevarte la comida al trabajo

Las embarazadas que llevan tartera al trabajo deben preparar un menú variado. En este caso, es muy importante cuidar las técnicas de conservación de los alimentos para prevenir infecciones de origen alimentario", explican las especialistas.

Es necesario incluir raciones de tamaño adecuado, que aporten niveles suficientes de proteínas, vitaminas, minerales, omega 3… y todos los nutrientes esenciales que precisa la embarazada. Ten en cuenta que a veces la ingesta del plato varias horas después hace que el alimento haya perdido frescura, incluso algo de calidad.

  
Embarazada que come de restaurante

Embarazada que come de restaurante

La elección del plato más sano y equilibrado es fundamental: no debes dejarte llevar por los caprichos, lo cual no es tan fácil como parece. "Es más conveniente que elija un establecimiento que ofrezca una variedad de menús, incluyendo fruta y verduras, con técnicas de preparación sencillas.

También es recomendable que tome fruta y que límite los postres dulces. Y por supuesto, nunca tomar alcohol y limitar la ingesta de café y otras bebidas con cafeína", indican las doctoras Virgina Ortega e Irene Bretón.

Además, es importante que la embarazada no tenga prisa cuando esté delante de la comida. "Los síntomas digestivos que con frecuencia presenta la mujer embarazada, como náuseas y vómitos, o distensión abdominal, aumentan si se ingieren los alimentos con rapidez", afirman las expertas.