Ecografías 2D, 3D y 4D
Ecografía Embarazo

Ecografía Embarazo

Información detallada sobre todas las ecografías del embarazo
 
⇒   ¿Por qué es útil la ecografía?
⇒   Primera ecografía
⇒   Ecografía de la semana 12
  ⇒  Anomalía cromosómica
  ⇒  Pliegue nucal
  ⇒  Cribado primer trimestre
  ⇒  Pruebas diagnósticas
  ⇒  Malformaciones fetales
⇒   Ecografía de la semana 20
  ⇒  Malformaciones fetales
⇒   Ecografía tercer trimestre
   ⇒  Feto: tamaño y peso
   ⇒  Malformaciones fetales
   

Pruebas Diagnósticas

⇒   ADN fetal
⇒   Amniocentesis
⇒   Biopsia corial
⇒   Control fetal
⇒   Cordocentesis
⇒   Cribado combinado
⇒   Resonancia fetal



 

Embarazo Semana 20

Durante el embarazo

CAMBIOS EN EL HIJO:

Durante la semana 20 de embarazo tu bebé mide entre 14 y 16cm y pesa 260 gramos.

La piel que cubre el cuerpo de tu hijo se desarrolla dando lugar a dos capas: la epidermis (más superficial) y la dermis (por debajo de la anterior).En la epidermis empiezan a aparecer las arrugas que darán lugar a los patrones característicos de cada ser humano de las palmas de las manos, las plantas de los pies y los dedos. Estas arrugas o surcos epidérmicos vienen determinados genéticamente y son distintos para cada persona.

La grasa también empieza a aparecer debajo de la piel. Y a partir de la semana 20, las glándulas de la piel del feto segregan una sustancia blanquecina y pastosa llamada vernix caseosa. Esta sustancia protege la piel del feto contra la agresión del líquido amniótico. Cuando el bebé nace, verás que está cubierto por el vernix.

CAMBIOS EN LA MADRE:

Puedes encontrarte mareada, sobre todo al levantarte de la cama o ponerte de pie tras estar un rato sentada. Esto se debe a la hipotensión (bajada de la presión arterial) propia del embarazo. Suele aparecer en el segundo trimestre, aunque algunas pacientes lo refieran desde el principio. Este cuadro hipotensivo puede deberse a la compresión del útero sobre la arteria aorta y la vena cava, y se presenta cuando estás tumbada boca arriba (a veces cuando te están haciendo la ecografía). Se denomina hipotensión supina y para prevenirlo debes tumbarte de lado, preferiblemente del izquierdo para no comprimir ningún vaso sanguíneo.

Otro tipo de hipotensión es la llamada hipotensión postural y ocurre cuando te levantas rápidamente si estás tumbada, sentada o en cuclillas. Entonces la presión sanguínea baja debido a que la sangre del cerebro también baja por la gravedad. Este problema se soluciona levantándote despacio.

Otras causas de mareo durante el embarazo pueden deberse a la anemia (niveles bajos de hierro en sangre) o a niveles alterados de azúcar en sangre, tanto aumentados (hiperglucemia), como disminuidos (hipoglucemia). Una dieta rica en hierro (carne y legumbres), así como un aporte de hierro extra pueden prevenir la anemia. Una dieta equilibrada y hacer pequeñas comidas al día en lugar de tres comidas grandes diarias pueden ayudar a prevenir desequilibrios en el balance de la glucosa.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS EN LA SEMANA 20:

La ecografía morfológica se realiza, como ya hemos explicado entre las 19 y 20 semanas, aunque tradicionalmente muchos la denominen también "la ecografía de las 20 semanas". Es una prueba rutinaria que deben realizarse todas las embarazadas, independientemente de su edad o de posibles factores de riesgo.

Muchas veces, para confirmar una sospecha ecográfica de una malformación, debe realizarse una amniocentesis o funiculocentesis que determine la existencia de cromosomopatía. Otras veces, se visualizan signos ecográficos sugerentes de un síndrome cromosómico, y es necesario la realización de técnicas invasivas (amniocentesis o funiculocentesis) para descartarlo.

Por tanto, esta ecografía es la más esperada por toda embarazada, ya que tranquiliza saber que no se ve ninguna malformación fetal (reduciendo así la angustia de la madre) y diagnostica al mismo tiempo el sexo del bebé.

Gracias a la calidad y alta resolución de los ecógrafos actuales, podemos diagnosticar muchas malformaciones que antes pasaban desapercibidas. Además, los ecografistas cada vez están más preparados y existen ginecólogos especializados en diagnóstico prenatal. Sin embargo, debes saber que algunas anomalías, como lesiones en la piel, no se pueden diagnosticar por ecografía. Esta ecografía se realiza en cualquier centro público o privado, pero si en la ella se diagnostican posibles anomalías, se suele derivar a la gestante a un hospital de nivel III para la realización de una ecografía más minuciosa y exhaustiva. Lo habitual es que esta ecografía sea en 2D (dos dimensiones), aunque en algunos centros privados se acompañe de una ecografía en 3D, con un vídeo en 4D para deleitar a los padres con la visualización de su hijo. En general, la ecografía 3D y 4D no se realiza rutinariamente en los centros públicos, salvo si se sospecha alguna malformación con la ecografía de 2D y se necesite confirmar con la 3D. Además, la ecografía en 3D, de realizarse, es mejor hacerla a partir de la semana 27 para una mejor visualización del feto.