Embarazo semana 39

El parto puede producirse en cualquier momento

En la semana 39 de embarazo te encuentras a las puertas del parto. Estás muy incómoda y cansada, te cuesta mucho moverte y seguramente notas muchas contracciones a lo largo del día. Y tienes un pensamiento fijo en la cabeza: "¿Cuándo me llegará el día y la hora de dar a luz?".

Semana 39 de embarazo: cambios en el bebé


  • El bebé pesa unos 3.250 gramos y mide unos 46 centímetros en la semana 39 de embarazo.
  • Cada vez tiene menos espacio para realizar movimientos dentro del útero materno.
  • Ya se puede decir que todos sus órganos están maduros: en cualquier momento puede producirse el parto.

Semana 39 de embarazo: cambios en la madre



  • Estás muy pesada: te cuesta caminar, vestirte y realizar las tareas cotidianas tanto fuera como dentro de casa. Ya estás muy pesada e incómoda con posiciones normales como, por ejemplo, estar sentada o tumbada. En resumen, te cuesta mucho moverte a estas alturas de la gestación.
  • La distancia entre la sínfisis del pubis y el fondo uterino es de 36 a 40 centímetros.
  • El peso total que debes de haber ganado hasta este momento está entre los 11 y los 15 kilos.
  • Puedes presentar picor generalizado por todo el cuerpo  acompañado de pequeños granitos. Este cuadro se llama foliculitis pruriginosa y está desencadenado por los cambios hormonales. El tratamiento suelen ser corticoides y/o antihistamínicos. Este picor puede remitir o persistir hasta el parto.
Semana 39 de embarazo: cambios en la madre

Semana 39 de embarazo: pruebas diagnósticas

  • Monitorización y bienestar fetal

    Si refieres contracciones (también llamada dinámica uterina) te realizarán una monitorización. La monitorización, no sólo sirve para ver la existencia de contracciones, sino que es un método de control de bienestar fetal. Esta prueba la realizan en el hospital, si tu embarazo lo controlas en la sanidad pública o en el centro de referencia de tu ginecólogo privado.

    ¿Cómo se hace la monitorización? Te ponen unas cintas alrededor del abdomen, que a su vez se conectan a un monitor. En un papel se va imprimiendo  una gráfica que indica en la parte superior el estado del feto, y en la inferior la dinámica uterina. Se recomienda realizar la monitorización fetal en la semana 40 de embarazo normal.
  • Preoperatorio para la cesárea

    Si te van a realizar una cesárea, debes hacerte análisis preoperatorios y visitar al anestesista previamente. Si el parto se prevé que va a ser vaginal, no es necesaria la cita con el anestesista ni las analíticas. Y en caso de necesitarlo de forma urgente, te lo realizarían el día del parto.

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia
Hospital La Paz (Madrid).