Ecografía
embarazo semana 12

 

Ecografía embarazo semana 12 gemelos

Ecografía de gemelos de 12 semanas en bolsas diferentes
 
 
Ecografía 2d embarazo semana 12 gemelos
 
Ecografía 2D y 3D de gemelos de 11 semanas en planos diferentes
 
 



 

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

Cómo calcular la fecha probable de parto y la edad gestacional del bebé

 

     
  El embarazo tiene una duración aproximada de 40 semanas, contadas a partir de la fecha de la última menstruación. Siempre nos referimos a la fecha del parto como un dato aproximado, estimado o probable, debido a la gran variabilidad que puede constatarse en el término de la gestación en nuestra especie. El momento alrededor del cual se estima que tendrá lugar el parto oscila entre las dos semanas anteriores y las dos posteriores a la fecha en la que se alcanzan las 40 semanas.

Si estás buscando un embarazo, es importante que anotes cada mes la fecha en que comienzan tus reglas, pues se tomará ese dato como referencia para calcular el tiempo de embarazo (edad gestacional) y la posible fecha del parto.
 
  Cuantas semanas dura un embarazo
     
 
Laura Pérez, Matrona
     
     
Los cálculos se hacen a partir de esa fecha aunque en realidad en ese momento aun no estás embarazada. La fecundación, y, por tanto, el inicio de la gestación tiene lugar alrededor de la ovulación (periodo de máxima fertilidad de tu ciclo menstrual) que ocurre unas dos semanas después de la regla en ciclos de duración mensual.
 
En caso de ciclos cortos, la ovulación se adelanta, es decir, tiene lugar unos días antes de la mitad del ciclo; en caso de ciclos largos, se retrasa, y es necesario recurrir a otros métodos o hacer ajustes a la fecha real de tu regla para obtener resultados fiables en cuanto a tiempo de embarazo o fecha del parto.
 
 

Entonces, ¿por qué se toma como referencia la última regla?

 
El motivo por el cual se toma como referencia la fecha de última regla es que se trata del único dato objetivo con que contamos en el primer trimestre de embarazo, ya que, salvo que se conozca el día de la ovulación o el único día posible de la concepción, no hay otra forma de precisar las semanas hasta que no se realice una ecografía. En todas las mujeres los cálculos se hacen igual para conocer la edad gestacional, que es el tiempo de embarazo medido en semanas desde la última regla.
 
Por tanto, para conocer la fecha probable de parto (FPP) antes de hacer una ecografía, hay que recurrir a la fecha de la última regla; lo verás escrito de forma abreviada en tus informes como FUR, fecha de última regla, o FUM, fecha de última menstruación.
 
A partir del segundo trimestre, hay más formas de estimar las semanas de embarazo (según el tamaño del útero, auscultación de latido cardíaco del feto...), pero en el primer trimestre sólo es posible mediante ecografía, por los cálculos efectuados según la regla o por datos concretos sobre ovulación o posible concepción.
 
 
 

Sé que mi fecha de última regla fue el día 10 de abril pero después de hacerme la primera ecografía me han anotado otro día… ¿por qué, si no es cierto?

 
Mediante la ecografía que se realiza aproximadamente en la semana 12 del primer trimestre, puede conocerse con exactitud el tiempo de embarazo, pues el crecimiento fetal es similar hasta ese momento. A partir de ahí, ya intervienen otros factores en su desarrollo (genéticos, diabetes gestacional...) y la concordancia entre semanas de embarazo y tamaño fetal ya no es posible de forma tan precisa.
 
Si tus ciclos son regulares, y tus últimas reglas cumplen ciertos criterios que tendrá en cuenta el profesional que te atienda, los cálculos serán bastante aproximados.
 
     
  Sin embargo la corrección de la fecha de última regla es frecuente en mujeres que no tienen ciclos regulares. Como hemos dicho, cuando el obstetra realiza la ecografía del primer trimestre, puede saber el tiempo del embarazo según el tamaño del feto en ese momento. Si ese tamaño no se ajusta al esperado según la última menstruación, buscará una fecha de regla ficticia, a partir de la cual se pueda calcular la misma edad gestacional que la estimada por ecografía.  
     
 
 
Es decir, se busca una fecha de última regla que "haga posible" que el tiempo de embarazo en el momento en que se realiza la ecografía, coincida con el estimado mediante esa misma ecografía.
 
En mujeres con ciclos extremadamente irregulares o cuando la fecha de última regla es desconocida, se sigue el mismo procedimiento para calcular una fecha de referencia. De esta manera se obtiene un dato sencillo y estándar para hacer los cálculos posteriores sobre el tiempo de embarazo. A partir de entonces, la fecha de última regla calculada se empleará como dato base para determinar la edad gestacional más fácilmente.
 
Esto es debido a que en todas las mujeres se utiliza el mismo método para hacer los cálculos bajo las mismas premisas. Aunque cambies de lugar de residencia o el profesional que te atiende, no habrá confusión, porque todos calcularán bajo el mismo método: última regla real o estimada en función del tamaño fetal medido por una ecografía.

 

     
 

¿Qué son los ciclos menstruales largos o cortos?

 
     
  El ciclo menstrual es el periodo entre dos reglas consecutivas (comienza el primer día de la regla y finaliza el día anterior a la siguiente). Se consideran regulares cuando la menstruación tiene lugar a intervalos más o menos fijos de tiempo: cada 32 días, cada 27 días…  
     
  Los días alrededor de la ovulación son los más fértiles, y cuando tiene lugar el comienzo del embarazo. Aun cuando es común pensar que los ciclos "normales" son de 28 días, la realidad es que suelen tener una duración variable que oscila entre 21 y 35 días.  
     
  La segunda parte del ciclo, la que sucede tras la ovulación, suele tener una duración más constante que la primera: alrededor de 2 semanas. Es decir, la regla ocurre aproximadamente 12-16 días después de la ovulación. La primera parte del ciclo, de duración más incierta, es la que explica que algunas mujeres tengan ciclos largos o cortos.
Si este es tu caso…
 
     
  •   Ciclos cortos y regulares: tomando como referencia la última regla, debes tener en cuenta que la ovulación no tiene lugar a mitad del ciclo, sino antes. Por ejemplo, en un ciclo de 21 días, y teniendo en cuenta que la segunda parte es más o menos constante (unas dos semanas), la ovulación ocurriría en torno al séptimo día.  
       
  •   Ciclos largos y regulares: tomando igualmente como referencia la última regla, la ovulación ocurre más allá de la mitad del ciclo. En un ciclo de 40 días, en torno al día 26.
En estos ambos casos la estimación de la edad gestacional debe tener en cuenta la duración de los ciclos. Por ello, en la primera consulta de embarazo, te preguntarán cómo son.
 
       
  •   Ciclos irregulares: Cuando tus reglas ocurren a intervalos diferentes, la última menstruación no es un dato fiable en que basar las aproximaciones sobre la edad gestacional y la fecha probable del parto.  
       
  Observarás que al hablar de los ciclos, momento de la ovulación, periodo fértil, etcétera, empleamos palabras tales como "aproximado", "variabilidad"… Esto es debido a que hay un margen que se considera normal en el cual se encuentran la mayor parte de mujeres sanas.  
     
  La calculadora de ovulación te ayudará a calcular la fase más fértil de tu ciclo, siempre que éste sea regular, aunque se considere corto o largo.  
       

 

 

¿De cuantos meses estoy embarazada realmente?

 
Los profesionales que te atienden durante el embarazo hablan siempre de semanas, y no de meses, porque es mucho más exacto para localizar los eventos importantes del embarazo, las principales pruebas diagnósticas... En todos los informes lo verás expresado mediante la fórmula: semanas + días.
 
De cuántos meses estoy embarazada   De modo que 7+6 significa que llevas 7 semanas y 6 días de embarazo, siempre contadas desde la última regla. El día siguiente -cuando se suman 7 días- comienza una nueva semana, en este caso la semana 8+0 días, semana 8 para simplificar. Esto es lo que se denomina edad gestacional: tiempo del embarazo medido a partir de la última regla.

Para interpretar esos datos en meses es conveniente tener en cuenta lo siguiente: cuando se hacen cálculos rápidos sobre el momento del embarazo, normalmente, para hacer más sencilla la operación, todos tendemos a pensar en meses de cuatro semanas. Es frecuente hacer la aproximación siguiente: "Si estoy de 12 semanas… entonces ya son tres meses". Así no salen las cuentas. En la semana 36 ya estaríamos de nueve meses y hemos dicho que el embarazo son ¡40 semanas!
     
Debes tener en cuenta que la duración de un embarazo normal es de diez meses de cuatro semanas (o nueve meses de calendario desde la última regla, más una semana, para mayor exactitud).
 
 

 

¿Por qué mi matrona calcula las semanas según la última regla si sé cuando me quedé embarazada? Por mis cuentas son dos semanas menos respecto a lo que ella me dice...

 
Si no hay posibilidad de confusión en cuanto al día posible de la concepción, es conveniente que lo comuniques a los profesionales que te atienden al comienzo del embarazo, sobre todo en caso de reglas irregulares.
 
Sin embargo, si tus reglas son regulares y cumplen ciertos criterios de fiabilidad para los cálculos de edad gestacional, ese posible día de concepción se sitúa aproximadamente dos semanas después de la última. Estas dos semanas de diferencia son las que transcurren entre esa última regla y la ovulación (fase en la que es más probable el embarazo). En caso de ciclos largos o cortos, hay que hacer unos pequeños ajustes en el cálculo para que los resultados obtenidos a partir de la última regla sean fiables.
 
Aunque sepas casi con exactitud cuándo has podido quedarte embarazada, la edad gestacional siempre se mide desde la última regla, para unificar el criterio de medición en todas las mujeres. Por tanto, en el tiempo de embarazo, siempre se incluyen esas dos semanas "de más" entre la regla y la ovulación (en ciclos mensuales) en las que en realidad aun no había gestación.
 
 

Una vez conocida mi última regla, ¿cómo puedo saber cuándo será el parto?

 
Puedes recurrir a la rueda del embarazo o aplicar una sencilla fórmula conocida como Regla de Naegele, para la que es necesario conocer el día en que comenzó tu última menstruación. Se calcula de la siguiente forma:

 

 
A tu fecha de última regla le has de sumar siete días e ir tres meses atrás = tu fecha probable de parto
 

 

Pongamos un ejemplo para que puedas comprenderlo mejor:

Si tu última menstruación fue el 1 de abril, le sumamos siete días (8 de abril) y le restamos tres meses (es decir, nos vamos a la misma fecha tres meses atrás). Tenemos como resultado el 8 de enero, que es tu fecha probable de parto. Puedes comprobar que coincide con el cálculo en la rueda de embarazo, aunque quizá haya algún día de diferencia entre ambos métodos.