Embarazo Semana 3

Es vital para el bebé que no consumas alcohol ni tabaco



En la semana 3 de embarazo, el embrión es un grupo de células que se están multiplicando muy rápidamente dentro del útero materno.

Tras la fecundación del ovocito por el espermatozoide, se fusionan los dos núcleos aportando cada uno 23 cromosomas con la dotación genética de ambos.

Por tanto, tu hijo tendrá un total de 46 cromosomas con una información en ellos tuya y de tu pareja.

Es importante que sepas que desde el momento de la fecundación, ya está establecido el sexo del bebé, y éste viene determinado por el tipo de espermatozoide que fecunde el ovocito: si tiene un cromosoma Y será un niño, y si el cromosoma es X, será niña.
 
Embarazo semana 3

Al grupo de células en continua multiplicación se le llama cigoto. De cigoto pasa a denominarse blastómera, luego mórula y posteriormente blastocisto. El blastocisto llega de la trompa de Falopio a la cavidad uterina y se implanta en la pared del útero una semana después de haberse producido la fecundación.

Semana 3 de embarazo: cambios en la madre


Algunas mujeres tienen una pequeña hemorragia en el momento de la implantación. Aunque suele ser de escasa cantidad, algunas veces se confunde con una menstruación. Todavía es pronto para notar un aumento en el tamaño de los pechos aunque algunas mujeres lo refieren. De igual forma, puede aparecer cansancio, irritabilidad, cambios en el estado de ánimo y alguna sensación de náusea.

Embarazo sin alcohol y sin tabaco, importantísimo


Aprovecha para dejar de fumar en tu embarazo y no bebas alcohol, pues las repercusiones para tu hijo pueden ser muy graves.

  • Tabaco fuera

    El tabaco produce complicaciones en el embarazo como abortos, roturas de membranas y desprendimiento de placenta. Además el tabaco incrementa el número fetos con retraso de crecimiento intrauterino y recién nacidos de bajo peso.

    Está demostrado que los hijos de madres fumadoras durante el embarazo tienen más episodios de infecciones respiratorias, bronquiolitis, otitis y asma en su etapa infantil. El hecho de haber fumado durante el embarazo aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante.

    Sabemos que la nicotina, el monóxido de carbono y ciertos factores mutagénico y carcinógenos atraviesan la placenta y llegan hasta tu bebé, pues estas sustancias se han encontrado en la sangre, la orina, la piel y hasta en los dientes de hijos de madres fumadoras. La nicotina tiene un efecto vasoconstrictor a nivel de la placenta y la circulación fetal disminuyendo el aporte de oxígeno y nutrientes al feto.

  • Alcohol fuera

    La ingesta de alcohol durante el embarazo aumenta el riesgo de abortos, desprendimiento de placenta y parto prematuro. Además la ingesta excesiva de alcohol produce en tu hijo el llamado Síndrome Enólico Fetal que se manifiesta con retraso de crecimiento, retraso mental con déficits motores, anomalías en la marcha y la conducta y alteraciones en la cara (cabeza pequeña, ojos pequeños y labio superior delgado).

 


Semana 3 de embarazo: pruebas diagnósticas


Si han pasado más de diez días del posible día de la fecundación, el test de embarazo ya puede darte positivo. El hecho de que a estas alturas salga el test negativo no significa que no puedas estar embarazada (sería un falso negativo), sino que tal vez es demasiado pronto para detectarse con el test de orina.

O también puede ocurrir que la fecundación se haya producido un poco más tarde. Mediante ecografía también es demasiado pronto para que podamos detectar cualquier signo de embarazo.
Semana 3 de embarazo: pruebas diagnósticas
Dra. María de la Calle Fernández-Miranda Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid)