PUBLICIDAD
   
  Solución limpiadora para pieles dañadas
  que limpia, calma y regenera
 

Cómo hacer una buena maleta para el hospital

Tenla preparada antes de la semana 37

Cuando se acerca el momento más importante del embarazo, que es la llegada de tu bebé, hay un montón de cosas por preparar. Una de las más importantes y que se debe realizar con tiempo es preparar la maleta que vas a llevar al hospital. En esta entrada vamos a intentar darte unos consejos e indicarte ciertos productos que no debes olvidar.

Dra. Miriam de la Puente
Servicio de Obstetricia y Ginecología
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Maleta antes del parto
Tu maleta, la maleta de la mamá, debe ser cómoda, manejable y tendrás que tenerla preparada un poco antes de llegar a la semana 37 de embarazo, es decir, a término. Luego puedes encontrarte incómoda para hacerla y con las prisas se puede olvidar algo que sea importante para esos días. No obstante, hay ciertos puntos que debes llevar a cabo, para que las cosas primordiales no falten:

Documentación y pruebas médicas


Documentos personales (D.N.I, Cartilla de la Seguridad Social/tarjeta seguros si es sanidad privada, cartilla de la embarazada o las últimas pruebas analíticas.
 

Camisón y zapatillas cómodas

 
  • En primer lugar, cuando ingresas de parto, en la mayoría de los centros te van a suministrar un camisón propio para dicho momento, con una abertura adecuada para el parto y para, posteriormente, realizar la lactancia materna, si lo deseas. Sin embargo, debes ir preparada con unas zapatillas cómodas, para que no tengas que estar con los zapatos o las botas, como ocurre en determinadas ocasiones, y el camisón. De esta manera, podrás deambular de manera agradable por la habitación o por el centro.
  • Una vez que hayas dado a luz y te encuentres en tu habitación, puedes cambiarte el camisón y ponerte alguno que hayas llevado tú. Debe ser cómodo: eres una paciente, a la que van a tener que explorar, tomar las constantes y tener vigilada. Por ese dicho motivo, no se recomienda el empleo de pijamas de dos piezas. Durante el puerperio es fácil que manches o te manchen el camisón con frecuencia, así que es mejor que metas varios en tu maleta.
     

Bata, imprescindible


Si no estás acostumbrada a su usarla, se te puede olvidar: hablamos de la bata. Te va a resultar muy útil puesto que en los hospitales o clínicas no siempre la temperatura se puede regular a nuestro termostato corporal y, al ir sólo con un camisón, puedes encontrarte en ocasiones incómoda por el frío. También te sirve, en caso de visitas, para estar más vestida y no exclusivamente en ropa de cama.

Ropa interior especial

  • Es importante que la ropa interior sea muy cómoda. Por ello, debes emplear sujetadores para lactancia materna, si esta es tu idea para la alimentación de tu bebé.
  • Bragas papel y de talle alto, es decir que suban por la zona de la cintura, para que en caso de haberte realizado una cesárea, la costura no esté justo en la cicatriz. Y, se aconseja que sean de papel, puesto que las usas y las tiras, mejorando la comodidad del momento.

Compresas de algodón


Por término general, las compresas que se deben emplear en este momento, te las facilita el centro hospitalario. El material del que están realizadas es el algodón, para que no dañen los puntos del periné. Como transpiran mucho mejor, no acumulan la humedad y disminuyen el riesgo de maceración de los puntos de la episiotomía, en caso de que te la hagan.;

Bolsa de aseo completa


En una bolsa de aseo es recomendable que lleves todos tus productos de higiene personal, puesto que en algunas clínicas, puede ser que te lo faciliten, pero lo más habitual es que no. No te olvides de:
 
  • Gel de baño
  • Champú
  • Cremas hidratantes
  • Cepillo de dientes
  • Peine
  • Secador de pelo, en caso de que lo uses, es preciso que lo metas ya en esta maleta que estamos preparando
  • Cacao para los labios (lo necesitarás durante el periodo de dilatación)
Bolsa de aseo antes del parto

Ropa de calle para salir del hospital

 
  • Aunque en el hospital no vas a precisar ropa de calle, tienes que valorar si deseas salir el día del alta hospitalaria con la misma ropa que ingresaste o no.
  • La ropa que llevabas puesta en el ingreso puede no encontrarse en condiciones, puesto que ese día puede que acudieses al servicio de urgencias por romper la bolsa, sangrado o expulsión de tapón mucoso... En caso de duda, no pasa nada por meter una ropa cómoda para salir del hospital con tu bebé.

Utensilios para la lactancia: si los precisas, te los recomendarán

Si tu idea es dar lactancia materna, en algunas ocasiones se precisa emplear algunos productos como son las pezoneras o cremas específicas para las grietas del pezón. No obstante no es algo que tengas que llevar preparado desde casa: si las enfermeras, la matrona de la lactancia o los obstetras que están a tu cargo, creen adecuado su uso, te lo indicarán y alguien de tu familia puede acudir a comprarlo rápidamente a la farmacia..
Utensilios para la lactancia
Maleta bebé antes del parto
Consejos para hacer la bolsa del bebé
Camisón, bata, bragas de papel, sujetador de lactancia, bolsa de aseo... Prepara tu maleta para el hospital antes de la semana 37 de embarazo para que no se te olvide nada en casa. Y si se te adelanta el parto, tendrás todo listo.

Cómo es una placenta sana