Tapón mucoso de la embarazada: Qué es y para qué sirve

Protege al bebé y anuncia que el parto está cerca

El tapón mucoso es uno de los temas que ocupa más tiempo en las clases de preparación al parto o en la consulta con el obstetra: su aspecto, cuándo y cómo se expulsa, lo que significa de cara al parto... Pero muchas veces, no existe un conocimiento exacto de lo que es o en qué consiste realmenteeste proceso de expulsión del tapón mucoso.

Habrás oído frases como: "Ese moco que se tiene que expulsar antes de parir", "He expulsado un poco de flujo con sangre" o "Yo perdí el tapón mucoso y luego me puse de parto…" o bien "Mi tapón mucoso era marrón y me asusté".

Para que no te quede ninguna duda, vamos a descubrir la verdad sobre el tapón mucoso: qué es, cuál es su función y cómo influye su expulsión en el desencadenamiento del parto. Así cuando llegue el momento sabrás a qué se debe y cómo actuar.

tapon mucoso

Tapón mucoso: Qué es y qué aspecto tiene


El tapón mucoso es una secreción, originada a partir de las células del epitelio del cuello uterino de la gestante, que se forma de manera precoz, en las primeras semanas de embarazo. La composición de dicha mucosidad es muy variada. En gran medida está formado por agua y un pequeño porcentaje son proteínas, cloruro, calcio, sodio, enzimas, fosfatos…, además de inmunoglobulinas, que van a intervenir en su función.

El aspecto de esta secreción (bien transparente sin sangre, con hilos de sangre, o bien marronáceo) y su expulsión generan mucho interés en las embarazadas. Lo normal es que pueda salir con algunos hilos de sangre. Si el sangrado es muy abundante o excede a la cantidad de tapón mucoso, lo lógico es que acudas a urgencias para que te exploren por si trata de una señal de alarma.

¿Para qué sirve el tapón mucoso?


El tapón mucoso sirve para proteger de la gestación, puesto que crea una barrera de separación entre el interior de la cavidad uterina y la vagina, habitáculo donde se asienta una gran cantidad de hongos y bacterias saprófitas, pero también, puerta de entrada de otros gérmenes potencialmente peligrosos. Tanto la barrera física como la presencia de inmunoglobulinas en el tapón mucoso sirven para cuidar a nuestro futuro bebé durante las 40 semanas que dura un embarazo.

¿Cuándo y cómo se expulsa?


cuando se expulsa el tapon

En general, el tapón mucoso permanece en la zona del cuello uterino hasta el final de la gestación, incluso en algunas ocasiones, se puede eliminar durante la fase de dilatación del parto. 

No obstante, existen circunstancias que pueden producir la expulsión de dicho tapón, posiblemente por la presencia de algunas contracciones que han podido desencadenar pequeñas modificaciones, cambios en el cérvix uterino. Dichas modificaciones pueden ser el inicio de la dilatación o el borramiento, acortamiento, del cuello uterino.

¿Expulsar el tapón mucoso indica parto inminente?


La eliminación o expulsión del tapón mucoso, no está inexorablemente asociada al inicio del parto; no obstante sí está relacionado con el comienzo de actividad uterina. Por consiguiente, hay dos escenarios posibles:   

  • El parto puede iniciarse de manera inminente, si se acompaña de dinámica uterina regular.
  • O bien el parto se desencadena en horas, días o semanas, si ha sido desencadenado por contracciones esporádicas.

¿Y si el tapón se expulsa mucho antes del parto?


Lo que sí es cierto, que la pérdida temprana del tapón mucoso en la gestación, debe considerarse con precaución, tanto por parte de la paciente como del profesional.

Lo ideal es proceder a un estudio pormenorizado de cérvix uterino, mediante la determinación de la longitud cervical ecográficamente, y, si fuera preciso, empleando otras técnicas de valoración, para descartar posible incompetencia cervical o amenaza de parto prematuro

El objetivo es intentar evitar el parto antes de la semana 34 a 37 de embarazo. Y si el parto fuera inminente, realizar las maniobras de maduración pulmonar y neuroprofilaxis fetal precisas, para una mejor evolución del neonato inmaduro.

Tapón mucoso

 

Dra. Miriam de la Puente
Servicio de Ginecología del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)