Desmontando mitos: "Si tomas la píldora tardarás en quedarte embarazada"

El efecto de los anticonceptivos hormonales desaparecen cuando se dejan de tomar

"Si tomas durante muchos meses la píldora anticonceptiva luego te costará quedarte embarazada". ¿Has oído alguna vez esta afirmación? Es probable que alguna amiga o una compañera de trabajo te haya hecho este comentario, ya que se trata de uno de los mitos más extendidos entre la población. Y al escucharlo te has sentido muy desanimada, ya que acabas de abandonar este método anticonceptivo hormonal que has utilizado durante varios años.

Pues bien, es completamente falso. La explicación que suelen dar quienes hacen estas infundadas declaraciones es que los ovarios tras años de "inactividad" necesitan un tiempo para volver a "funcionar" y que, por si eso fuera poco, el organismo femenino debe "limpiarse" de todas las hormonas recibidas a través de la píldora diaria para que el bebé nazca sano.

pildora

Pero como ya hemos comentado no es cierto. La píldora anticonceptiva es un fármaco que contiene dos sustancias, estrógenos y progesterona. Ambas impiden que en los ovarios madure el óvulo. Por lo tanto, al no existir ovulación tampoco es posible la fecundación y no puede producirse el embarazo. "Todos los anticonceptivos hormonales son reversibles, es decir que desaparece su efecto una vez finalizado su consumo, con independencia del tiempo durante el cual los hayan utilizado. Por lo tanto, ni provocan esterilidad, ni retrasan una futura maternidad", explica el doctor José Vicente González Navarro, Presidente de la Sociedad Española de Contracepción.

 En caso de que la mujer tras dejar de tomar la píldora (o de usar el anillo vaginal o el parche) no se queda embarazada "no se debe al efecto del anticonceptivo utilizado sino que dependerá de la posible existencia de otras causas que ya estarían presentes antes de comenzar el uso del anticonceptivo aunque no se conocieran", añade.

Así, hay que tener presente que una mujer de 37 años tiene un 25 por ciento de posibilidades de tener problemas de fertilidad, y a los 41 esta probabilidad aumenta al 50 por ciento. Por lo tanto el problema no es llevar muchos años  consumiendo la píldora anticonceptiva, sino la edad.  

No hay que "limpiarse" después de tomar anticonceptivos


Por otra parte, también es falso que sea necesario dejar pasar un tiempo entre el abandono de la píldora anticonceptiva y la gestación para que el organismo femenino elimine las hormonas. No tiene ningún efecto nocivo sobre el feto. "La metabolización, es decir, la eliminación del organismo una vez producido su efecto, de los anticonceptivos hormonales se produce a las horas de su toma, por lo tanto transcurrido ese tiempo el organismo ha quedado libre de ellas, no siendo necesario que deje pasar un tiempo antes de intentar quedar embarazada", concluye el doctor González Navarro.

La importancia de la edad y otras causas de infertilidad


La máxima fertilidad de la mujer se encuentra entre los 18 y 25 años. A partir de ese momento empieza a declinar, al principio muy suavemente y a partir de los 35 de manera muy intensa. Así la esterilidad a los 30 años es seis veces más alta que a los 20 y vuelve a duplicarse a los 40 años. La fertilidad prácticamente acaba a los 45 años. La fertilidad en el hombre también disminuye con los años pero de forma menos marcada y más tardía. Se reduce progresivamente a partir de los 50 años.

Las causas  de la esterilidad o infertilidad se pueden clasificar en conocidas y desconocidas. Hablamos de causas conocidas cuando hay un trastorno que lo impide y que se llega a diagnosticar, como daño en las trompas de Falopio o incapacidad de los testículos para producir espermatozoides. Hay más causas femeninas porque el papel de la mujer en la reproducción es más amplio que el del hombre, pero la frecuencia de causas masculinas y femeninas responsables de manera aislada es prácticamente igual.

edad y fertilidad

 

Angela del Tío