Embarazada vegana, ¿es peligroso para el desarrollo del bebé?

Se requiere suplementación al menos de vitamina B12 y de hierro

Seguir una dieta vegana o vegetariana durante el embarazo y la lactancia, ¿es sano o puede afectar al buen desarrollo del bebé? En caso de seguir una alimentación de este tipo estando embarazada, lo ideal es consultar con un nutricionista y también con el ginecólogo. Las gestantes y madres lactantes vegetarianas o veganas deben suplementarse al menos con vitamina B12 y con hierro, observando siempre las recomendaciones de los especialistas que las tratan.

Buena nutrición en el embarazo, clave 


Embarazo tomando dieta vegana o vegetariana, ¿faltan nutrientes?

Una nutrición adecuada durante las etapas del embarazo y la lactancia es sumamente importante y trascendente, tanto para la madre como para el desarrollo óptimo del niño. Las recomendaciones generales son seguir una dieta variada, sana y equilibrada, una hidratación adecuada, y realizar ejercicio físico proporcionado, de manera regular.

Una duda que surge con frecuencia es si las dietas vegetarianas son apropiadas en estos determinados periodos de la vida, como la gestación.

Aquí hay opiniones encontradas dentro de la propia comunidad científica, y es porque la respuesta no es tajante: puede ser recomendable, pero cumpliendo una serie de requisitos básicos, y con un adecuado control, como vamos a explicar a continuación.

¿Qué tipo de vegetariana eres?


Las dietas vegetarianas se caracterizan por no incluir en ellas alimentos de origen animal, como carne, pescado y marisco, pero hay diferencias significativas. Lo primero que haremos será diferenciar los tipos de dieta vegetariana, que son principalmente tres:

  • Vegetariana estricta o vegana. Sus seguidores no consumen ningún producto de origen animal, únicamente productos de origen vegetal: cereales, legumbres, frutas...
  • Ovo-lácteo-vegetariana. No consumen carne, pescado ni marisco, pero sí huevos y leche, además de los productos de origen vegetal.
  • Lacto-vegetariana: Consumen únicamente la leche y derivados lácteos como producto de origen animal, y el resto productos de origen vegetal.

Embarazo y lactancia siguiendo una dieta vegana, ¿faltan nutrientes?

 Embarazada vegana: consulta siempre con tu médico

En resumen, en caso de seguir una dieta de este tipo durante el embarazo y la lactancia,  lo más aconsejable es consultar con un especialista en nutrición y también con el ginecólogo. Estos especialistas supervisarán la idoneidad de tu nutrición, asegurando que sea equilibrada. Además, suplementarán adecuadamente las carencias que pueda ocasionarte esta dieta en función de los alimentos que introduzca, para una adecuada salud de madre y niño.

Dieta vegana, qué nutrientes te faltan


Una dieta vegetariana adecuada, bien equilibrada y controlada, ha demostrado ser beneficiosa para la salud en múltiples aspectos, tales como la disminución del riesgo de alteraciones cardiovasculares, de diabetes tipo 2, mejoría de los niveles de colesterol y triglicéridos, entre otros.

Déficit de vitamina B12

Pero para que resulte equilibrada, debe ser suplementada en algunos nutrientes, fundamentalmente en vitamina B12, que únicamente es proporcionada por los alimentos de origen animal. Su carencia puede ocasionar graves afecciones de salud, como alteraciones neurológicas y anemia perniciosa.

Menos proteínas, minerales y vitaminas

Este tipo de dietas también pueden ser deficitarias en proteínas, minerales (calcio, hierro, magnesio, zinc) y algunas otras vitaminas (C y D, ácido fólico).

Embarazo y lactancia tomando verduras y frutas

Embarazo y lactancia con una dieta vegetariana 


Embarazo vegano, ¿falta vitamina B12 y el también hierro?

  • En estas etapas de la vida de una mujer, como son la gestación y el periodo de lactancia, los requerimientos nutricionales aumentan, y su déficit tiene trascendencia.
  • Por ello, la dieta vegetariana  más adecuada sería la segunda, la ovo-lácteo-vegetariana, que incluye en los alimentos consumidos la leche y el huevo.
  • La razón es que es la que menos carencias nutritivas reporta, ya que estos alimentos proporcionan nutrientes importantes de origen animal (como aminoácidos esenciales, calcio…)
  • aun así, durante el embarazo, este tipo de dieta se debe suplementar al menos con vitamina B12 y con hierro.
Dra. Elisa García
Especialista en Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)