Ecografías: ¿Son seguras? ¿Cuántas puedo hacerme?

ecografias seguras

La ecografía se utiliza desde los años 70 del siglo pasado y ha supuesto una revolución en el diagnóstico prenatal. Hoy es impensable no realizarlas para conocer el estado de nuestro bebé, e incluso para realizar terapia fetal.

Recuerdo los primeros ecógrafos con sondas enormes que colgaban del techo y cuyas imágenes dejaban mucho que desear. Hoy no solo realizamos ecografías en 2D sino también en 3D y 4D, y podemos valorar los flujos de todos los vasos fetales y maternos, con imágenes muy claras y precisas.

Pero han surgido muchas dudas entre las mujeres embarazadas sobre la seguridad e indicaciones de la ecografía. Os aclaramos las cuestiones principales.

¿Las ecografías pueden dañar al bebé?

Es una técnica sencilla, inocua e indolora. No implica una radiación ni exposición, por lo que es una práctica segura tanto para la embarazada como para el bebé. Las frecuencias de ultrasonido utilizadas en las ecografías son muy bajas, por lo que no perjudican al feto. En el transcurso de la ecografía no se observa que el bebé se altere, se excite o realice movimientos bruscos, así que el teórico calor generado por los ultrasonidos no lo percibe, es decir no es un microondas. Sí es cierto que cuando el embrión tiene muy pocas semanas, puede aumentar el calor local al aplicar el Doppler, pero solo si la prueba se extiende en el tiempo.

¿Cuántas ecografías pueden realizarse?

¿Pueden realizarse cada trimestre de embarazo, cada mes, cada 15 días, dos veces a la semana…? El protocolo de embarazo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) establece tres ecografías con imagen 2D de rutina (una por cada trimestre de embarazo) buscando la eficiencia. En el 80 por ciento de los casos son suficientes y no hace falta realizarse más. Se harán más de las indicadas en los casos de embarazo de riesgo como ocurre por ejemplo en la gestación gemelar, la hipertensión, los crecimientos intrauterinos restringidos, las hemorragias, tras haber aplicado técnicas de reproducción asistida para quedarse embarazada, o si se ha detectado alguna anomalía en la prueba de cribado del primer trimestre para descubrir cromosomopatías como el síndrome de Down, etc. Ahora bien usted puede realizarse las que desee con un ginecólogo privado, no hay límite siempre y cuando las abone. Pero debe saber que en la Seguridad Social y en las entidades privadas solo le realizarán tres si todo va bien.

Dr. Miguel Ángel Herraiz Martínez
Jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico San Carlos y Catedrático de la Universidad Complutense, de Madrid