Cómo preparar al hermano mayor para la llegada del bebé

Cuenta con él para dar la bienvenida a su hermano

Cuando nos planteamos tener un segundo hijo gran parte de los temores que surgen se refieren a cómo afectará la llegada del bebé a nuestra relación con nuestro vástago. Para los papás supone una gran preocupación pensar que no podrán dedicarle todo el tiempo y atención que le dedican ahora. Otra de nuestras preocupaciones se refiere a la forma en que el hermano mayor encajará la llegada del nuevo hermanito. En ocasiones el hermano mayor parece aceptar bastante bien la noticia, pero todo cambia cuando aparece en su vida un bebé que acapara toda la atención de sus padres. Pero, ¿es posible hacer que la llegada del nuevo bebé no altere nuestra dinámica familiar? ¿Podemos conseguir que el hermano mayor no se sienta desplazado? Vamos a intentarlo: te explicamos cómo preparar al hermano o hermanos mayores para la llegada del recién nacido.

Díselo antes que al resto de la familia


Hermano mayor: cómo explicarle que va a nacer un bebé

Es importante que el niño conozca la noticia de la próxima llegada del hermanito de boca de sus padres. A partir de que el embarazo se confirma y nos hacen la primera ecografía, por ejemplo, es un buen momento para contárselo. Sería buena idea que lo supiese antes que el resto de familiares, así tendrá la impresión de que es una parte importante de la familia, de otra forma puede que sienta que no se le tiene en cuenta. 

Díselo de forma sencilla y directa, adecuada para su edad, no busques demasiados rodeos. Es importante que entienda que las cosas en casa cambiarán un poco con la llegada del bebé. Tiene que saber que habrá cosas buenas y otras no tan buenas y que sus papás tendrán que prestar mucha atención al recién llegado puesto que los necesita para todo y necesitará un tiempo para aprender a comunicarse. Por ejemplo, puedes contarle cómo fue su llegada a casa y el tiempo que le dedicabas para hacerle entender cómo será la llegada del hermanito y que no cambiará vuestros sentimientos hacia él.

Contesta sus preguntas, sacia su curiosidad


Deja que vea cómo cambia tu cuerpo, explícale el porqué de estos cambios y deja que te haga preguntas, su curiosidad hacia todo lo que le rodea es insaciable y con respecto a todo lo relacionado con el embarazo puede sentirse un poco desconcertado: "¿Cómo ha entrado en la barriga de mamá un bebé?", "¿Qué come?", "¿Por dónde y cuándo va a salir?" son preguntas que seguramente te hará si le das pie y es importante que encuentre respuestas que pueda entender.

Según la edad del hermano mayor puede ser buena idea que te acompañe a alguno de los controles médicos, como por ejemplo las ecografías. Si no es posible puedes enseñarle las fotos, explicarle dónde están los ojos o las manos y dejar que haga las preguntas que se le puedan ocurrir.

Integrar al bebé en la familia con el hermano mayor

Deja que te ayude con los preparativos


Hermanas acogiendo a su hermanito recién nacido

Haz que elija algunos complementos o la distribución de la habitación, por ejemplo, para que note que se le tiene en cuenta. Procura hacer todos los cambios de forma escalonada antes de la llegada del bebé, por ejemplo, si el hermano mayor tendrá que cambiar de habitación o hay que "redecorarla" para que sea compartida es mejor hacerlo con tiempo, para que pueda acostumbrarse a ella y no lo asocie como algo negativo con la llegada del hermano.

Se realista cuando le cuentes cómo será la llegada del bebé a casa, si le dices que podrá jugar con el recién nacido pensará que llega un niño de, más o menos, su edad así que cuando aparezca un bebé con quien no puede, de momento, jugar o divertirse se sentirá muy desilusionado.

Un tema muy importante es cómo se organiza el cuidado del hermano mayor durante la estancia de la mamá en el hospital. Hazle partícipe de esta organización y si existen varias opciones y tiene una edad adecuada, pregúntale su preferencia. Explícale que es algo muy breve y que enseguida podrá ir a veros a ti y al nuevo bebé al hospital y estaréis de vuelta en casa en un par de días.

Prepara la primera "cita" con su hermano


Organizad la visita del hermano al hospital con tiempo, es mejor no improvisar. Ya sabéis con quién estará y quién le traerá, en cuanto sea posible haz que venga a conocer a su hermano. Ese primer contacto es muy importante, si el mayor se siente desplazado o ignorado va a ser difícil revertir esta sensación, procura que sienta que también es protagonista.

Ten los brazos libres para abrazar al hermano mayor. Si el bebé está tranquilo puede quedarse en su cuna, si no es el caso puede sostenerlo otro miembro de la familia para que los papás puedan demostrar al mayor cuanto le han echado de menos. Después del reencuentro muestra el bebé al hermano mayor, según su edad podrás dejar que lo sostenga en brazos con tu ayuda o simplemente que le acaricie y sacie su curiosidad hacia él.

Primera visita del hermano al bebé en el hospital

Las visitas y el hermano mayor

Procura que el resto de visitas tengan en cuenta al hermano mayor.

Diles que le muestren atención o le dirijan las preguntas, que se sienta protagonista del momento y no actor secundario.

La mayoría traerán regalos para el pequeño, una buena idea es explicar al niño que son regalos para la mamá, de forma que no sienta celos al verse desplazado o rabia y disgusto por no recibir obsequios mientras que su hermano los recibe todos.

Puede que, incluso, le venga bien comerse un par de bombones o unos bollitos “de esos tan ricos que nos han traído los tíos”.

Por fin en casa todos juntos...

  • La vuelta a casa va a ser muy intensa: dos niños necesitan mucha atención y no debemos descuidar a ninguno de ellos.
  • Es importante que el hermano mayor no note grandes cambios en sus actividades, si va al colegio o a la guardería es bueno que siga con su horario, sus actividades extraescolares o sus ratos de juegos.
  • Involucra al hermano mayor en el cuidado del pequeño, según su edad puede ayudarte a preparar el baño del bebé o a traerte las cosas para el cambio del pañal.
  • Felicítale y hazle ver lo importante que es para ti.
  • Nunca dejes al bebé con el hermano mayor solo sin supervisión. Cualquier accidente que ocurra puede dejar una huella imborrable en ambos.
  • Muéstrale todo el cariño que puedas. A veces estaréis cansados y no os apetecerá, pero es importante que consigáis un rato a solas con el mayor, para jugar y que vea que también tiene toda vuestra atención.
  • Puede que el hermano mayor tenga algún comportamiento regresivo, como volver a hacerse pis o querer utilizar el chupete o quizá se porte mal para llamar tu atención. Habla con él y ten mucha paciencia y comprensión, seguramente un castigo solo conseguirá agravar las cosas.
  • La llegada del hermanito supone un cambio importante en la rutina familiar y el hermano mayor puede que no termine de entender ciertos actos o comportamientos de los mayores. Sólo con paciencia, comprensión y amor podemos conseguir que este cambio sea lo más fácil y llevadero para todos.

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)