Los productos de limpieza pueden alterar la microbiota de los niños y producir obesidad

25 Sep 2018
Microbiota intestinal infantil y detergentes

La microbiota intestinal de los niños puede verse influida por el uso de detergentes y productos de limpieza en el hogar, alterando su riesgo de padecer sobrepeso u obesidad. Es la conclusión de una investigación llevada a cabo por expertos canadienses y publicada en la revista científica "Canadian Medical Association Journal".

El estudio consistió en analizar la flora intestinal de 757 lactantes de entre 3 y 4 meses, a los que se siguió hasta edades comprendidas entre 1 y 3 años, tomando nota del tipo de productos de limpieza, detergentes y limpiadores convencionales o ecológicos que se utilizaban en el hogar.

Los expertos se apoyaron en los datos aportados por la institución Desarrollo Infantil Saludable Canadiense (CHILD, por sus siglas inglesas) para cotejar los microbios hallados en las pruebas fecales de los niños. Además, utilizaron las tablas de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para calcular los valores del índice de masa corporal (IMC) de los pequeños.

Flora intestinal más pobre, mayor peso

Según las conclusiones del informe, la microbiota o microbioma intestinal del bebé, los productos de limpieza que contienen agentes antibacterianos son capaces de cambiar el microbioma del niño y aumentar el riesgo de sobrepeso u obesidad infantil. El uso de productos desinfectantes hace que haya niveles más bajos de bacterias "Haemophilus" y "Clostridium" en la flora intestinal del niño. Por contra, se observó un aumento notable de la bacteria "Lachnospiraceae". Además, existe una relación entre la exposición a los limpiadores y detergentes y en índice de masa corporal. En el seguimiento del peso infantil, los expertos detectaron que los niños de 3 años más expuestos a los limpiadores su índice de masa corporal era mayor.

Los productos de limpieza ecológicos, mejores para el microbioma

La acción de los limpiadores ecológicos sobre la salud intestinal de los pequeños es menos agresiva que en el caso de los limpiadores convencionales. Los bebés criados en viviendas en cuya limpieza se empleaban de forma habitual limpiadores ecológicos mostraban niveles más bajos de los microbios intestinales “Enterobacteriaceae” y, por tanto, menos posibilidades de padecer obesidad.

Los expertos han valorado que quizá en estos hogares que utilizan limpiadores ecológicos la dieta infantil puede ser también más saludable (frutas, verduras, pescado, aceite de oliva…), lo que puede mejorar la composición de la flora intestinal del niño.

Microbiota sana, sistema inmunológico sano

Muchos procesos del organismo empiezan en el intestino; por eso es tan importante mantener una flora intestinal saludable:

  • La microbiota actúa como una barrera defensiva del bebé, que demás ayuda a madurar su delicado sistema inmune.
  • Otra de sus funciones es la de producir neurotransmisores, ya que microbioma está muy relacionado con el llamado eje-cerebro-intestino.
  • Por tanto, la alteración de la microbiota infantil puede ir más allá del sistema digestivo y favorecer alteraciones metabolicas, enfermedades autoinmunes, dermatitis atópicas o alergias alimentarias.
Carmen Arnanz
Redactora experta en Salud