Las embarazadas europeas no toman suficiente ácido fólico

27 Nov 2015

 

Un estudio que publica el “British Medical Journal” advierte de que la estrategia europea para prevenir los defectos del tubo neural (que causa, entre otras anomalías espina bífida o anencefalia) está fallando. En los últimos 20 años no ha variado significativamente la cifra de 5.000 embarazos al año afectados por estas anomalías del tubo neural (9,1 por cada 10.000 nacimientos).

Lo básico para que la prevención funcione es ingerir ácido fólico a diario desde que la pareja decide que quiere tener un hijo, hasta el final del embarazo. ¿Qué está pasando entonces? En Europa, los ginecólogos recomiendan la ingesta de esta vitamina, también conocida como B9, porque la evidencia científica demuestra que su consumo antes y durante la gestación podría reducir hasta en un 72% el riesgo de que el bebé sufra defectos del tubo neural.

Por eso, expertos europeos se plantean ahora si debería ser obligatorio para las embarazadas que tomaran ácido fólico durante todo el embarazo, comenzando tres meses antes de la concepción si la gestación es planificada. Así se hace en Estados Unidos, que ofrece mejores cifras de prevención de defectos del tubo neural: allí los programas de suplementación de ácido fólico son obligatorios.

Es crucial empezar antes de la concepción

Ya en 2009, el programa de vigilancia de anomalías congénitas, EUROCAT, publicaba un informe en el que destacaba que la mayoría de las mujeres europeas no tomaba suficiente ácido fólico. Y muchas de ellas, cuando lo hacía, ya era demasiado tarde. Hay que tener en cuenta que el tubo neural del bebé empieza a cerrarse entre la semana 8 y la semana 12 de gestación. Un época precoz del embarazo, que puede incluso pasar desapercibida para muchas madres.

Los embarazos no planificados son aproximadamente la mitad, pero el resto de las gestaciones sí pueden beneficiarse del ácido fólico preembarazo. Por eso son tan importantes los programas de consulta preconcepcional, que ayudan a preparar el embarazo a la pareja mediante exámenes médicos, consejos de vida saludables y la prescripción a la mujer suplementos de ácido fólico; estos deben empezar a tomar antes de la concepción para que la prevención sea eficaz.

Importante, consumo diario

También es esencial que la mujer no olvide tomar sus vitaminas todos los días y sea consciente de los beneficios que le aportan para el buen desarrollo de su bebé. La cantidad diaria recomendada para la mujer sin antecedentes de defectos del tubo neural es de 0,4 miligramos al día. A las mujeres con factores de riesgo, como diabetes u obesidad, se les recomienda subir esa cantidad a 0,5 miligramos de ácido fólico por día. Un truco para evitar olvidos en asociar la ingesta del ácido fólico con una rutina diaria. Además, es importante animar a las futuras madres a consumir alimentos ricos en folatos como las espinacas. Acelgas, lechuga, brócoli, espárragos, lentejas o patatas.