Desarrollo del feto en la semana 8: La vértebras crecen y rodean la médula

Empiezan a formarse los genitales internos del bebé

feto semana 8

El bebé ha crecido de forma espectacular dentro del útero materno en lasemana 8 de embarazo.  Mide entre 10 y 14 milímetros. A partir de esta semana, para los médicos ha dejado de ser un embrión y ha "ascendido" de categoría de feto.  Su cabeza es muy grande en proporción al resto del cuerpo y siempre está inclinada sobre el cuerpo. Los rasgos faciales que se habían empezado a esbozar, van perfilándose.  Los ojos que se habían situado a los lados -como un pez-, se van acercando entre sí, aunque aún se encuentra a bastante distancia, alrededor de 160º.

Cómo se desarrolla en embrión en la semana 8 de embarazo


  • En la boca se aprecia una pequeña lengua y una lámina que dará lugar a los brotes de los futuros dientes. También tiene una rudimentaria nariz con ventanas y se está formando el oído interno. Sus brazos y piernas se han alargado y las palas, que se convertirán en manos y pies, se van separando del resto del cuerpo y aparecen en ellas unas hendiduras que dejan entrever lo que serán sus dedos.
  • Las vértebras en formación se han colocado alrededor de la médula espinal para constituir la columna vertebral. Ya se aprecia un esbozo de lo que serán los pulmones y se han empezado a formar los riñones y el resto del aparato urinario. Los intestinos empiezan a ser demasiado largos para el diminuto cuerpo que tiene el bebé, así que siguen su desarrollo fuera del abdomen dentro de un saco adyacente al cordón umbilical. Este es muy grueso con respecto a las dimensiones del feto, y es que si hasta ahora se alimentaba del saco vitelino, a partir de esta semana el bebé recibe los nutrientes y el oxígeno de la placenta. Es un órgano vital en el embarazo, que nace y muere con la gestación. Sin ella el embarazo no es posible que siga adelante y cualquier alteración lo pone en un grave peligro.
  • Aún no se han empezado a formar los genitales externos, aunque sí los internos. De todas formas, su sexo está determinado desde el mismo momento de la concepción, cuando los 23 cromosomas del óvulo se unieron a los 23 cromosomas del espermatozoide. Si el cromosoma sexual de este era X, será una niña. Si es Y será un varón. En unos meses, normalmente con la ecografía de alta definición que se realiza en la semana 20 de gestación, se puede ver con claridad los genitales externos del bebé, y así saber si es un chico o una chica. Saberlo antes no siempre es posible, ya que los genitales externos al principio de la gestación son muy similares en ambos sexos.

 

Qué siente la mujer en la semana 8 de embarazo


Es posible que la mujer sienta un cierto agotamiento y cansancio.  Debe intentar no "forzar" su organismo. Estas primeras semanas de embarazo son muy delicadas y el riesgo de aborto elevado. Los esfuerzos físicos pueden provocar contracciones en el útero y el bebé aún es demasiado y frágil. También es posible que se encuentre muy "sensible" y que el más insignificante incidente le provoque el llanto… o que se encuentre eufórica. La culpa de estos bruscos cambios emocionales la tiene las hormonas que ayudan a mantener la gestación, como la progesterona y los estrógenos. Pero no hay que preocuparse porque en unos días, estas se habrán estabilizado y todo volverá a la normalidad.  Como ya habrá acudido a su ginecólogo, es posible que le haya prescrito análisis de sangre y de orina; pero antes en la consulta le habrá realizado una serie de preguntas sobre hábitos de vida, enfermedades que existen en la familia… Es muy importante contestar con total sinceridad, ya que la realización o no de algunas pruebas depende de las respuestas y además ayudan a prevenir eventuales problemas. 

mujer embarazada 8 semanas

Un consejo para alimentarte mejor

La listeriosis es una enfermedad provocada por la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria listeria. Si la mujer se contagia al comienzo del embarazo puede provocar abortos, y si se infecta al final de la gestación, puede que la infección pase al feto, a través de la placenta, provocándole importantes secuelas neurológicas. Para evitar contraer esta enfermedad, hay que rehuir de la ingesta de quesos de pasta blanda (brie, camembert) así como quesos azules, o queso blanco fresco al estilo mexicano y lácteos o patés no pasteurizados.

 

alimentación sana

Un consejo para aliviar molestias

Si la futura madre se encuentra muy cansada, le conviene tomar fruta, como manzanas, naranja, piña…, e hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales, por ejemplo.  Las primeras, además de ser ricas en vitaminas y minerales que el organismo necesita ahora, proporcionan mucha energía.  Los cereales integrales poseen fibra que ayuda a combatir el estreñimiento. Así que, para empezar el día con vigor y que la energía se vaya liberando poco a poco, un buen desayuno puede ser un tazón de cereales con frutas y yogur. 

 

 

Ángela del Tío