Los ginecólogos señalan la importancia de la vitamina D en el embarazo

17 Oct 2017
Ginecólogos señalan importancia vitamina D

En las últimas recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología (SEGO) a los obstetras para el seguimiento del embarazo, se señala que el déficit de vitamina D durante el embarazo se ha relacionado con diferentes complicaciones, tanto maternas como fetales:

  • Las embarazadas con niveles de vitamina D bajos tienen un riesgo cinco veces mayor de desarrollar hipertensión gestacional y preeclampsia.

  • La diabetes gestacional también se ha relacionado con un bajo nivel de vitamina D, así como un riesgo aumentado de realización de una cesárea en el primer embarazo y la presencia de vaginosis bacteriana en la gestación.

  • En relación a los fetos, el déficit de vitamina D se ha relacionado con bajo peso al nacimiento, retraso de crecimiento intrauterino y alteración en el desarrollo óseo fetal.

Analizar los niveles de vitamina D a todas las embarazadas

Para prevenir estas complicaciones, la SEGO señala que el nivel de vitamina D debería encontrarse por encima de 20 ng/ml. Según los ginecólogos, actualmente no hay datos suficientes para recomendar que a todas las embarazadas se les estudie el nivel de vitamina D con un análisis de sangre. No obstante, recomiendan que se realice al comienzo del embarazo en gestantes con mayor riesgo, como las mujeres que sufren obesidad o las que tienen factores de riesgo de preeclampsia, poca exposición al sol (por ejemplo cuando se les recomienda reposo absoluto o tienen que estar ingresadas en el hospital) o las que por una cirugía gastrointestinal previa tengan limitada la absorción de esta vitamina. Hay que recordar que la principal fuente de la vitamina D para nuestro organismo es la radiación solar. 

Los suplementos de vitamina D, seguros en el embarazo

Según señala la SEGO, tomar suplementos de vitamina D (colecalciferol o ergocalciferl) es seguro durante el embarazo, aunque afirman que es preferible el colecalciferol (vitamina D3). La dosis que recomiendan algunas sociedades médicas es entre 400 y 600 unidades diarias.

En gestantes con alto riesgo de déficit de vitamina D (que tienen entre 15 y 30 ng/ml) se aconseja aumentar hasta 1.000 unidades. Y en los casos más severos (con menos de 15 ng/ml) hasta 2.000 unidades.