La microbiota vaginal de la embarazada

1
0
microbiota vaginal en el embarazo
01 Ago 2017

En los últimos años, dentro del mundo de la ginecología se han realizado muchos estudios acerca de las bacterias que habitualmente viven con nosotros, ya sea en una zona concreta del organismo, como puede ser la vagina, o de forma generalizada, es la denominada “microbiota”. Recientemente se están estudiando los efectos que esta microbiota puede tener en el desarrollo de enfermedades en las mujeres, así como su efecto preventivo o beneficioso.

La microbiota, formada por bacterias buenas
La microbiota vaginal son el conjunto de bacterias que viven de forma “normal” en la vagina, sin desencadenar ninguna patología.  Está formada por bacterias de diferentes tipos, la mayoría lactobacilos, y otras en menos cantidad, como estreptococos, corineobacterias, etc. La mayoría de ellas es de origen intestinal y va a colonizar la vagina en las primeras etapas de la vida para quedarse allí. Sus principales efectos beneficiosos son evitar la contaminación por agentes externos, que sí pueden producir patología y vaginitis, como son las vaginitis por hongos o las vaginosis por gardnerella u otras bacterias.

Estas bacterias de la microbiota viven en un equilibrio que permiten su efecto beneficioso. Si en algún momento este equilibrio desaparece puede favorecerse una infección por un agente externo, o incluso aumentar el crecimiento de una de las bacterias existentes desencadenando una “disbiosis” y dando lugar a la aparición de síntomas.

La microbiota, diferente en cada mujer
Cada vez existe más evidencia de que esta microbiota es específica de cada mujer, diferente para cada una, como si se tratara de un sello de identidad. Del mismo modo, la microbiota es algo cambiante y evolutivo, ya que no es siempre la misma desde el nacimiento, cambiando en la pubertad, el embarazo, etc.

Esta microbiota, durante el parto vaginal coloniza al recién nacido, y son estas bacterias junto a otras muchas adquiridas con el contacto piel con piel o la lactancia materna, las que van a ir formando parte de la futura microbiota del bebé.

La microbiota del bebé le previene de enfermedades
Parece ser que esta colonización puede disminuir el riesgo de que los recién nacidos padezcan determinadas enfermedades gastrointestinales o alergias de niño y adulto. Por ello, cada vez se está siendo más consciente de favorecer el contacto piel con piel de recién nacido con su madre, así como de demorar al máximo el momento del primer baño del recién nacido. Esto favorece el paso de las bacterias de la madre al niño, comenzando la colonización de forma precoz y aumentando sus efectos beneficiosos.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.