Por qué las mujeres abandonan la lactancia materna antes de tiempo

03 May 2018
Abandono prematuro de la lactancia materna

La baja producción de leche materna (hipogalactia) y la pérdida de peso del lactante son los principales motivos por los que las mujeres abandonan la lactancia materna de forma prematura, según un completo informe elaborado por el Departamento de Salud del Hospital Universitario de La Ribera (Alzira, Valencia). La lactancia materna es la fórmula ideal para que los bebés consigan los nutrientes necesarios para un crecimiento y un desarrollo saludables. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y mantenerla hasta los 2 años o más junto con los alimentos que el niño vaya introduciendo en su dieta.

Sin embargo, son muchas las mujeres que abandonan esta fórmula para alimentar a sus hijos en los primeros meses de vida por diferentes motivos. En este estudio valenciano, uno de los más amplios realizados en España, se ha analizado durante cuatro años a 1.338 mujeres en los tres primeros meses tras el parto para descubrir las principales causas que llevan a las madres a dejar de amamantar a sus hijos.

“Casi no tengo leche”

“Además de realizarse sobre una cohorte numerosa de mujeres, la importancia de este estudio también radica en que el tiempo de recogida de datos ha sido de cuatro años, de diciembre de 2012 a enero de 2017, algo insólito si tenemos en cuenta que investigaciones de este tipo son bastante escasas en nuestro país”, explica Rafael Vila, responsable del Área Integral de la Mujer del Departamento de Salud de La Ribera y uno de los autores del informe.

En el 21% de las mujeres estudiadas, el principal motivo de abandono de la lactancia materna exclusiva fue la hipogalactia o baja producción de leche materna. La segunda causa más importante fue la pérdida de peso en el bebé o un aumento de peso inferior al recomendado, que se observó en un 14,9% de los casos.

El doctor Vila apunta que “ambas causas están relacionadas, siendo el motivo por el que se busca la opción de la leche artificial, si bien la mayor parte de los motivos que las madres expresan como hipogalactia se basan en percepciones meramente subjetivas”.

Apoyo a la madre durante la lactancia

La lactancia materna es algo que se aprende y muchas mujeres pueden encontrar dificultades al principio. La mujer puede pensar que no tiene suficiente leche para alimentar a su hijo y eso le genera dudas e incertidumbres. En ocasiones las causas de esta baja producción de leche guardan relación con la madre, otras con las técnicas de lactancia y otras con una deficiente estimulación de la glándula mamaria. Esto hace pensar que el apoyo a la madre, sobre todo si es primeriza, podría ser fundamental para lograr un afianzamiento de la lactancia materna y despejar dudas en muchas madres que deciden abandonarla por inseguridad.

De hecho, este es uno de los aspectos que el Departamento de Salud de La Ribera ha cuidado especialmente y con buenos resultados, explica el doctor Vila. “Sin duda, este aumento de predilección por la lactancia materna de las mujeres de La Ribera es debido a las políticas de humanización al nacimiento y apoyo a la lactancia, así como el fomento del contacto piel con piel tras el parto o cesárea, por las que se viene apostando en los últimos años desde el Hospital de Alzira”.

Otras causas que hicieron a las madres abandonar la lactancia materna exclusiva fueron los problemas relacionados con las glándulas mamarias, como el pezón invertido (umbilicado), la mastitis o las grietas en el pezón. Los investigadores valencianos también detectaron como motivos de abandono los problemas relacionados con el recién nacido, como su ingreso hospitalario o la ictericia (color amarillento en la piel y en los ojos del bebé producido por un aumento de la bilirrubina).

“Todas estas causas –explica el doctor Vila- generan el abandono de la lactancia materna exclusiva en los primeros días de vida del neonato, provocando un abandono más tardío, entre el mes y los dos meses, otras causas como la incorporación laboral de la madre o su capacidad anímica para continuar con la lactancia materna”.

El estudio también recoge diferencias entre madres primerizas y madres con más hijos. Las mujeres que ya habían sido madres mostraron mayor tendencia a mantener la lactancia materna exclusiva que las primerizas, “posiblemente –puntualiza el doctor Vila- por la experiencia que ya tienen para vencer los problemas iniciales más repetidos”.

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna tiene importantes beneficios tanto para la madre como para el hijo. Es positiva para la salud física y mental de ambos. Contribuye a consolidar los lazos afectivos entre madre e hijo, disminuye la incidencia de la muerte súbita del bebé, previene los cólicos del lactante, promueve el desarrollo cognitivo y sensorial en los niños, reduce el riesgo de infecciones y la posibilidad de padecer cáncer de mama y de ovario, entre otros.

La leche materna aporta todos los nutrientes que necesitan los lactantes para un desarrollo sano, explica la OMS. Contiene anticuerpos que ayudan a proteger al recién nacido de enfermedades frecuentes en la infancia.