Natalben Supra

Embarazo Semana 22

Durante el embarazo

CAMBIOS EN EL HIJO:

En la semana 22 de embarazo el feto pesa unos 350 gramos y mide 19cm.

A nivel de la cara, se distinguen los párpados, las pestañas y las cejas. También son visibles la uñas de los dedos.

El hígado empieza a funcionar hacia la semana 10 del embarazo. Pero su capacidad para metabolizar la bilirrubina y producir bilis (que es la encargada de digerir los alimentos) no comienza hasta un poco antes del nacimiento. Por eso, los niños prematuros tienen más predisposición a ponerse amarillos (la llamada ictericia), ya que su hígado aún es inmaduro para metabolizar la bilirrubina que se encuentra con niveles aumentados en su sangre.

CAMBIOS EN LA MADRE:

Notarás el útero por encima del ombligo y cada vez será más evidente el movimiento de tu hijo aunque los demás aún no lo capten poniendo la mano encima de tu abdomen.

Lo normal es que por la semana 22 de embrazo hayas engordado entre 5 y 6 kilos y que la cintura haya desparecido. Los tobillos y muñecas pueden hincharse, sobre todo al final del día y si pasas muchas horas de pié, debido a la compresión de las venas por el útero que dificultan el reflujo venoso y a los cambios hormonales del embarazo. Esto puede ocasionarte gran pesadez de piernas e incluso hormigueo en pies y manos. Es conveniente que estires las piernas cuando está sentada y hagas movimientos con los pies hacia arriba y abajo o en círculo para favorecer el retorno venoso. Camina una hora al día a paso ligero y evita permanecer muchas horas de píe sin moverte. Cuando te acuestes, pon un cojín debajo de los pies. Meter los pies y las manos en agua fría con sal gorda puede hacer disminuir la hinchazón y la sensación de pesadez. Un masaje linfático aplicado de forma correcta puede también mejorar la circulación y disminuir el hinchazón. Además las medias de compresión graduada para embarazadas pueden facilitar el retorno venoso y mitigar la pesadez. Por último, es importante que comas con poca sal y bebas al menos un litro y medio de agua al día.

A veces, el hinchazón y la pesadez de piernas pueden ocasionar trastornos circulatorios y varices. Actualmente se está recomendado la ingesta de vid roja en forma de cápsulas (una al día) para prevenir problemas de retorno venoso.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS DURANTE LA SEMANA 22 DE EMBARAZO :

A partir de este momento, ya se puede escuchar el latido cardiaco del feto, sin necesidad de recurrir a la ecografía-Doppler. Se puede hacer en casa mediante un estetoscopio, aunque no siempre la paciente es capaz de escuchar el sonido deseado. Tampoco conviene que te obsesiones con esto, sentirle que se mueve es el mejor signo de viabilidad fetal.

En la consulta del ginecólogo, se escucha el latido cardiaco con un aparato eléctrico poniendo un cursor con un poco de gel sobre la pared abdominal en la zona donde se sospecha que está el corazón y escuchándolo a través de un pequeño altavoz. Debes saber que el corazón del feto late muy rápidamente entre 120 y 160 latidos por minuto en comparación con el del tuyo que lo hace entre 60 y 80 latidos por minuto. Es importante recordar, que en estas semanas a veces cuesta localizar el latido cardiaco debido a los movimientos del feto y a las diferentes posturas que éste adopta.