Embarazo Semana 26

Durante el embarazo

CAMBIOS EN EL HIJO:

En la semana 26 de embarazo tu hijo pesa unos 900 gramos y mide alrededor de 23 centímetros desde la cabeza hasta el final de la columna, sin contar las piernas.

En este momento el feto tiene sus ciclos de sueño y de vigilia. Es decir, pasará grandes ratos dormido y no le notarás moverse. Y sin embargo, en otros momentos del día el movimiento será muy evidente. Este ritmo del sueño pronto lo reconocerá la madre e identificarás en qué horas del día está más despierto.

Los cinco sentidos (visión, olfato, gusto, oído y tacto) ya están desarrollados. Háblale y ponle música.

CAMBIOS EN LA MADRE:

A partir de la semana 26 de embarazo, cada vez tienes más necesidad de orinar, debido a la compresión del útero sobre la vejiga. Y sin embargo, la cantidad de orina por micción no suele ser muy abundante. Es frecuente que te levantes una o más veces por la noche para miccionar. A veces puede existir una infección de orina que se enmascara con los síntomas del embarazo, ya que son muy parecidos. Si te molesta o te escuece al orinar, deberías acudir al médico a que te realizase un análisis de orina.

El jarabe de arándano rojo es eficaz para prevenir y tratar las infecciones de orina y totalmente seguro para tu bebé.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS DURANTE LA SEMANA 26 DE EMBARAZO :

Si la primera sobrecarga de glucosa te ha dado alterada, deberás repetirte la prueba, pero esta vez la ingesta es de 100 gramos de glucosa, y las determinaciones se hacen a la hora, a las 2 horas y a las 3 horas. Hacia la semana 26 ya están los resultados de la primera sobrecarga, y es cuando las pacientes a las que les ha dado alterada se realizan la segunda sobrecarga. Si esta da positiva (alterada) deberás pasar a las consultas de alto riego de Diabetes y Gestación.