Hablo con mi bebé todos los días y le pongo música

0
0
hablo con mi bebe
04 Oct 2013

Cuando se da el pistoletazo de salida para tu embarazo, es decir cuando tienes una prueba de embarazo positiva – y aunque tu niño sea muy esperado- surge una sensación de vértigo difícilmente solucionable. El miedo a cómo vas a llevar la gestación o si van a ser los mejores meses de tu vida o no, son dudas razonables que crean inseguridad. Poco a poco van pasando los días, las semanas y los meses, y… te parece increíble pero… ¡sí, ya tienes tripita!

Este es un momento de gran felicidad, ya vas notando que lo que antes era un dato objetivo puramente médico -mediante test de gestación o ecografías -, ya es algo más que evidente, no sólo para el resto de la gente que lo ve, sino también para ti, que lo notas.

Sus primeros movimientos son, sin duda, algo inesperado y que a lo mejor dudas si es tu bebé o no, pero cuando ya va creciendo en tu interior, cuando te da golpecitos es que quiere hablar contigo, quiere notar a su mamá. ¡Qué momento de tanta felicidad! Tienes que disfrutar de cada patada, de cada movimiento, aunque en algunas ocasiones llegue a ser un poquito doloroso, por tu posición o la de tu bebé, pero tienes que intentar que cada vez que lo notas moverse te surja una sonrisa que le llegue a tu niño o niña.

Que el bebé te sienta y oiga le da vida
Es muy importante, que tu bebé te sienta y te escuche. Habla con él, que conozca tu voz, tu entonación, tu forma de hablar y de expresarte, porque luego, cuando nazca lo que va a estar deseando es de oírte como lo dices que le quieres y que eres su mamá. Sí, es verdad que los bebés reconocen las voces de las personas con las que han estado más en contacto durante su época fetal, en la barriga de su mamá, por consiguiente, no pierdas la oportunidad de ser tú la que más hable con tu niño.

Cántale las nanas que te sabes y que luego van a ser las que, más seguro, le vas a cantar para dormir, cuéntale lo que has hecho a lo largo del día y ponle la música que más te guste. Así va a llegar a ser tu máximo interlocutor durante el embarazo, tu mayor compañía. Para el desarrollo de un niño es muy importante la música, por tanto, no desaproveches esta oportunidad, y comienza ya desde que está en tu interior, a poner las canciones que más te animen o, incluso, música de relajación. Se ha observado, que fetos que han escuchado determinada música de relax durante su vida fetal, luego al escucharla, cuando ya han nacido, les produce la misma tranquilidad y puede ayudar a paliar el llanto en una situación en la que el recién nacido no calma con nada ni nadie.

Habla a tu bebé que tienes dentro del útero, comparte con él o ella tu día a día, que va a ser la suya tras unos meses en tu tripita. De esta manera, no sólo vas a estar tú mucho más satisfecha, feliz y unida a tu bebé, sino que también vas a permitir que la adaptación de tu recién nacido a la vida sea mucho más fácil y feliz. La música y tu voz se convertirán en auténticas mecedoras de sueño para tu bebé.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.