Embarazo Semana 8

La ecografía confirma el latido cardiaco del embrión

En la semana 8 de embarazo se produce un gran desarrollo del bebé y la embarazada suele confirmar su embarazo mediante ecografía, especialmente si el embrión tiene menor edad gestacional de la esperada. El latido fetal y la vesícula gestacional se ven muy claramente mediante la imagen ecográfica. Y la madre nota de lleno muchos signos del primer trimestre de embarazo; algunos de ellos le acompañarán hasta el final de la gestación.

Semana 8 de embarazo: cambios en el bebé


En la octava semana de gestación, la longitud del embrión oscila entre los 1,4 y 2 centímetros. En estas primeras semanas, se produce un crecimiento muy rápido del bebé. De igual manera, son grandes los cambios morfológicos que se están produciendo en su pequeño cuerpo.

En la cara aparecen los párpados y comienza el desarrollo de la retina. Comienza a formarse la punta de la nariz y las orejas.

En el corazón se diferencian las válvulas aórtica y pulmonar. El árbol bronquial se divide en múltiples bronquiolos, engrosándose el tronco principal.

En los miembros, aparecen los codos y crecen en longitud las piernas y los brazos. Los brazos adoptan una forma curvada y se dibujan los surcos de los dedos de las cuatro extremidades.
Semana 8 de embarazo: cambios en el bebé

Semana 8 de embarazo: cambios en la madre


Aunque tu útero está creciendo, aún es pronto para notar aumento en el abdomen y en la cintura, sobre todo si es el primer embarazo. Debes saber que el crecimiento del útero puede causarte dolor en el bajo vientre o sensación de pinchazos. Algunas mujeres lo describen como contracciones o dolor menstrual.

Pueden aparecer calambres en las piernas que se acentúan por la noche. Continúan los mismos síntomas descritos anteriormente: náuseas, vómitos, cefalea, cansancio, estreñimiento, ardores y aumento del tamaño mamario.
 

Semana 8 de embarazo: pruebas diagnósticas



La ecografía de la semana 8 ya puede realizarse por vía abdominal, aunque depende mucho del aparato del que se disponga. Siempre es importante llevar la vejiga llena de orina para facilitar la visión del útero con la vesícula gestacional en su interior en estas primeras semanas de embarazo.

También debes saber que algunas pacientes transmiten mal los ultrasonidos o son obesas y eso dificulta la visualización a través de la pared abdominal.

En estos casos se debe realizar una ecografía vaginal. En la ecografía se visualizan pequeños movimientos verticales del embrión, así como el latido cardiaco.
Semana 5 embarazo: acido folico y yodoEcografía semana 8 de embarazo: Gestación única intrauterina (un único bebé) con embrión en su interior de 20 milímetros de longitud. Se distingue el polo cefálico (la cabeza) a la derecha de la imagen.


Muchos obstetras realizan la primera ecografía en la semana 8 para asegurar la visualización del embrión así como su viabilidad, confirmada por el movimiento embrionario y el latido cardiaco. Si se hace una ecografía antes de la semana 8, muchas veces podemos no ver latido cardiaco, pero eso no significa que se haya interrumpido la gestación, sino que aún es muy incipiente y la gestante está de menos tiempo del calculado. Esto ocurre en embarazadas con reglas irregulares cada más de 30 días.

A partir de este momento, se te explicará que las visitas al médico se realizarán cada cuatro a seis semanas siempre que no exista algún incidente que requiera adelantar la cita. Se realizará una citología cervical a la paciente si no contamos con una prueba citológica de los dos últimos años.

 
Dra. María de la Calle Fernández-MirandaResponsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid).