Noticia
Noticias embarazo
Los complementos vitamínicos en el embarazo ayudan a reducir el riesgo de aborto

Tomar complementos vitamínicos durante la gestación puede contribuir a disminuir el riesgo de padecer un aborto espontáneo. Si la mujer toma las vitaminas al comienzo de su embarazo o incluso antes de quedarse embarazada, el riesgo baja hasta el 79%, según se desprende de una investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de Estados Unidos.

Existe una relación beneficiosa para las futuras madres entre la ingesta diaria de vitaminas y la pérdida del embarazo, explican los expertos estadounidenses. Este fuerte efecto protector de los complejos alimenticios con vitaminas se basan en datos extraídos de una amplia investigación de Fertilidad y Medio Ambiente (LIFE por sus siglas en inglés) que analiza a numerosas parejas estadounidenses.

Además, los resultados coinciden con otro estudio realizado con mujeres chinas, que demostró cómo aquellas que tenían niveles de vitamina B6 más elevados contaban con menos probabilidades de perder a su bebé que las embarazadas que presentaban niveles bajos de esta vitamina.

Vitaminas y embarazo
El nuevo estudio corrobora informes anteriores que ya relacionaban la ingesta de vitamina B6 o de ácido fólico con menor riesgo de aborto espontáneo durante el embarazo. Los investigadores estadounidenses destacan que los resultados reafirman la necesidad de explicar a las embarazadas que tomar vitaminas durante la gestación puede minimizar los riesgos de perder a su bebé. Además, las mujeres que toman estos complejos vitamínicos suelen ser más conscientes de la necesidad de cuidar su salud, explican los científicos.

En la investigación se analizó a 344 parejas estadounidenses de los estados de Michigan y Texas. Las mujeres tenían entre 18 y 40 años y los hombres eran todos mayores de 18. Se realizó un seguimiento de todas ellas antes del embarazo y durante las siete primeras semanas de gestación.

Embarazadas y estilo de vida saludable
Junto a la toma de vitaminas y su incidencia positiva en la supervivencia del feto, los investigadores observaron cómo la edad también era un factor de riesgo significativo para las madres mayores de 35 años. También el consumo excesivo de cafeína (más de tres bebidas al día) se asoció con mayor probabilidad de pérdida del bebé.

Después de analizar los resultados, los investigadores recomiendan a las futuras madres que sigan un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada para disminuir el riesgo de aborto. Además, consideran necesario informar a las parejas que deseen tener un bebé que los complejos vitamínicos pueden ayudar a reducir el riesgo de perder a su hijo durante el embarazo.

Facebook