Ardor de
estómago
 
 
Ardor de estómago en el embarazo
 
 

¿Cómo puedo aliviarlo?
¿Qué alimentos debo evitar?

 
     

 

       
       
    Complicaciones en el embarazo
 
 
complicaciones en el embarazo
 
    Diabetes gestacional  
    Espina bífida  
    VIH  
    Leer más...  

Síntomas y signos durante el embarazo: dolor de abdomen

 

Principales síntomas durante el embarazo
               

 
  - Anemia
  - Náuseas y vómitos
  - Cefaleas
  - Lumbago
- Hipersomnia
  - Dolor de abdomen
  - Estreñimiento
  - Pérdidas
 

 
 

Dolor de abdomen
 
A lo largo de nuestra vida es frecuente padecer dolores abdominales ligeros, muchos de los cuales se deben principalmente al exceso de gases dentro de nuestro tubo digestivo. En el embarazo es una situación muy frecuente que se da en algún momento en casi todas las embarazadas.

Este dolor abdominal es difuso y cambia de localización con los movimientos o el tiempo. El abdomen está blando y distendido. Se escuchan sonidos digestivos y la madre tiene sensación de "pesadez de estómago". Nunca se acompaña de otros síntomas o signos como sangrados, fiebre, sensación de ahogo... Cualquier dolor que no sea así estará causado por motivos diferentes de la propia gestación.
 
Causas propias del embarazo
 -  El exceso de gases es la causa más común de dolor abdominal. Hay que tener en cuenta que el 90 por ciento del gas que hay dentro de nuestro tubo digestivo es de origen externo, es decir, es aire que tragamos, y el 10 por ciento restante es producto de las bacterias intestinales.
   
Los altos niveles de progesterona relajan la musculatura de todo el cuerpo, incluidos los del aparato digestivo. Esto hace que el intestino no se contraiga con tanta eficacia y que su contenido (alimento o gases) quede estancado y se acumule provocando una distensión general.
   
El útero aumenta de tamaño cada semana desplazando las vísceras abdominales hacia atrás y arriba. La compresión de éstas y de los nervios cercanos provocan dolor. La pared abdominal también se distiende según crece el útero provocando incluso una diástasis de los rectos (separación de los músculos anteriores de la pared abdominal) que puede ser dolorosa en los primeros días.
   
Causas graves
El dolor abdominal puede ser una señal de alarma importante para detectar otros problemas más graves. Los más frecuentes durante el embarazo son:
 
Aborto: durante las tres primeras semanas de embarazo es frecuente que haya alguna pérdida sanguínea. Cuando se acompaña de dolor abdominal, se sospecha aún más de un posible aborto en curso y es necesario acudir al hospital para que el médico revise el estado del embrión mediante ecografía.
   
Embarazo ectópico. En ocasiones el óvulo no se implanta en el interior del útero y lo hace en una trompa de Falopio, en un ovario o cerca de ellos. Esta situación pasa desapercibida en un primer momento pero si avanza en el tiempo la embaraza notará un fuerte dolor abdominal acompañado de un manchado vaginal sanguinolento. Lo más importante es acudir al médico cuando se sospeche un posible embarazo para que él confirme la localización del óvulo dentro del útero.
   
Preeclampsia. El dolor abdominal típico de esta enfermedad aparece en la parte más superior del abdomen, justo bajo las costillas, y se debe a que los altos valores de tensión arterial provocan una distensión del hígado con dolor. Es importante acudir al médico si el dolor no cesa, y más especialmente si hay dolores de cabeza característicos con alteraciones de la visión.
   
Apendicitis. Al igual que el resto de la población, las embarazadas pueden sufrir una apendicitis, pero estar embarazada no aumenta el riesgo de tenerla ni lo disminuye. El tratamiento directo es la extirpación del apéndice con una operación quirúrgica y el embarazo no impide realizarla.
   
Otras: infecciones urinarias, estreñimiento, gastroenteritis, hepatitis, etc.