Las 7 curiosidades del sangrado de implantación

Signo de embarazo que suele pasar desapercibido

En algunas ocasiones, durante las primeras semanas de embarazo se produce un sangrado que coincide aproximadamente con la fecha en que tendría que aparecer la menstruación, y que puede confundirse con ésta. Es el sangrado de implantación. Se produce al llegar el óvulo fecundado al útero y anidar en sus paredes provocando que algún pequeño vaso se rompa provocando un sangrado. ¿Quieres saber más sobre el sangrado de implantación?

Implantación, a pocos días de la fecundación


Sangrado de implantación: posible síntoma de embarazo

En el momento en que los espermatozoides y el óvulo se encuentran ocurren una serie de procesos bastante complejos hasta el momento en que uno de estos espermatozoides penetra en el óvulo y se produce la fecundación.

Esta primera célula fecundada se llama cigoto y empieza a dividirse rápidamente, primero en dos células y esas dos en otras dos cada una y así sucesivamente hasta que unas 72 horas después de la fecundación ese cigoto se denomina mórula y es poco más que un conjunto de células que en nada se parecen aún a un ser humano.

Más tarde, estas células se organizan agrupándose en dos grupos de células, uno dará lugar al embrión y otro a las estructuras que lo protegerán y alimentarán en el futuro, es el estadio de desarrollo llamado blastocisto.

Por qué se produce el sangrado de implantación

Seis o siete días después de la fecundación el blastocisto llega al útero y busca un lugar en el que colocarse y anidar, buscando la alimentación que le aportará su madre a través de su circulación sanguínea. Es en ese momento cuando se pueden romper algunos pequeños vasos produciendo un leve sangrado.

Sangrado de implantación en 7 curiosidades


Cómo es el sangrado implantatorio

1. El sangrado de implantación no se da en todos los embarazos 

Aparece en el 25-30% de los embarazos. El presentar este sangrado en uno de tus embarazos no predispone a que vuelva a aparecer en los siguientes, aunque puede que sí vuelva a aparecer.

2. Su aspecto es diferente al de una regla normal

Se trata de un sangrado ligero, de color oscuro, menor cantidad que una regla y no es constante. Generalmente dura entre 1 y 3 días y el manchado es bastante menor que lo esperado en una menstruación. Además, mientras que en la menstruación aumenta el flujo del sangrado al principio y va disminuyendo hasta desaparecer después, en el sangrado de implantación la cantidad del sangrado es siempre similar.

3. Puede ser un síntoma precoz de embarazo inadvertido

Puede aparecer incluso antes de que aparezca algún síntoma de embarazo. El sangrado de implantación puede aparecer entre 6 y 10 días después de la fecundación, por lo que es normal que aún no hayas sentido ningún síntoma de embarazo y no sospeches que estás embarazada, dando por hecho que dicho sangrado es una menstruación normal.

4. Puedes tener un falso negativo si te haces ahora el test

Si se realiza un test de embarazo en el momento que aparece el sangrado de implantación el resultado puede ser un falso negativo o no ser claramente positivo. Al tratarse de los primeros días de embarazo, puede que la hormona HCG aún no tenga un buen nivel en la orina de la futura mamá, mejor esperar unos días para que el resultado sea más fiable.

Sangrado de implantación: dudas y curiosidades

Sangrado de implantación: Cómo interpretarlo

5. Sin implantación no hay embarazo posible 

La implantación es una fase fundamental del embarazo. A partir de entonces el óvulo fecundado pasa a ser un embrión real. Hasta ese momento hablamos de blastocisto, un conjunto de células en las que se ha ido dividiendo el ovulo desde la fecundación en su tránsito a través de las trompas hasta la cavidad uterina.

La implantación permite que se desarrolle ese embrión al recibir los nutrientes que necesita gracias al aporte sanguíneo de su madre. Si no se produjera la implantación el embrión no podría sobrevivir.

6. Días después notas los primeros síntomas de gestación 

Es posible que unos días después de aparecer el sangrado de implantación empieces a notar síntomas precoces de embarazo, sensibilidad en las mamas, cambios en el gusto y el olfato, necesidad de orinar con más frecuencia… Si piensas que la regla no fue normal y aparecen estos u otros síntomas es el momento de realizar el test de embarazo.

7. El sangrado de implantación no es peligroso

El sangrado de implantación no supone un riesgo para el embarazo. Se trata de una situación normal y fisiológica que solo nos informa de que estamos ante los albores de la gestación. Que aparezca o no este sangrado no nos indica tampoco que hayan desaparecido los riesgos propios del primer trimestre de embarazo. Es importante saber que, aparezca o no, podemos tener más adelante una amenaza de aborto, por ejemplo.

Natividad García Ruiz
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)