Cosas que no sabías sobre las hormonas del embarazo

Curiosidades sobre la oxitocina, progesterona, relaxina...

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer necesita unos cambios muy llamativos, tanto para que el embarazo se mantenga como para que el bebé crezca y se desarrolle de forma adecuada. Todos estos cambios corporales se producen gracias a las modificaciones en la secreción hormonal que sufre el cuerpo femenino. Vamos a repasar algunas de las hormonas más importantes que intervienen en la gestación.

La montaña rusa hormonal, a examen


Cómo actúan las hormonas de la embarazada

Hormona Gonadotropina Coriónica Humana (hcg)

  • Es una hormona que aparece, exclusivamente, durante el embarazo.
  • Se empieza a secretar cuando el huevo fecundado llega al útero y se implanta, es detectable en sangre materna a partir del día 8 desde la fecundación y a partir del día 14, aproximadamente, en orina.
  • Es la hormona encargada de que el embarazo se mantenga y se desarrolle adecuadamente en las primeras semanas de vida.
  • Como curiosidad, esta hormona es la que detectan los test de embarazo en orina y está muy relacionada con las náuseas y vómitos del primer trimestre.

Estrógenos

Son las hormonas femeninas por excelencia. Durante la vida fértil de la mujer regulan el ciclo menstrual y son responsables del desarrollo de las características sexuales femeninas. Tienen también una importante función como reguladores del metabolismo de las grasas, jugando un papel fundamental como protector frente a enfermedades cardiovasculares o evitando la pérdida de calcio de los huesos o en el mantenimiento de la vascularización de la piel o la formación de colágeno.

Durante el embarazo los niveles de estrógenos van aumentando progresivamente. Son los encargados de facilitar la formación de la placenta y el desarrollo del bebé. Son también, los causantes de los cambios de pigmentación de la piel, pudiendo aparecer manchas como el cloasma gravídico, el famoso "paño de la embaraza".

Progesterona, mantiene tu embarazo


Una de las hormonas más importantes en el mantenimiento del embarazo es la progesterona. Es la responsable de que el embarazo se mantenga, haciendo que la placenta funcione correctamente, consigue que el sistema inmune de la madre no identifique al embrión como un cuerpo extraño sino como una parte más de nuestro cuerpo, ayuda a preparar las glándulas mamarias para la lactancia, hace que el músculo uterino esté en reposo y estimula la embriogénesis o formación del embrión.

Está presente de forma habitual en el ciclo menstrual, siendo la encargada de provocar los cambios necesarios en el interior del útero, preparándolo para la anidación del óvulo fecundado. También es responsable de los caracteres sexuales secundarios femeninos.

Cosas que no sabías sobre hormonas en el embarazo

 

Relaxina: músculos más elásticos

Es una hormona presente en el ser humano de forma habitual, durante el embarazo los niveles crecen progresivamente.

Aunque sus funciones fuera del embarazo no se conocen del todo si se sabe que durante el embarazo actúa relajando las articulaciones y la musculatura, facilitando su elasticidad y dando cierta movilidad a los huesos de la pelvis, siendo esta cierta movilidad fundamental de cara al parto.

Parece ser, en cierta medida, la causante de ciertos dolores musculares o la lumbalgia y pubalgia del final del embarazo, también se la relaciona con las caídas, esguinces o torceduras durante el embarazo.

 

Papel de las hormonas en el embarazo

Oxitocina, la hormona del placer y la maternidad 

  • Se la conoce como la “hormona del amor”. La oxitocina tiene una función fundamental a lo largo de nuestra vida, regula los comportamientos sociales y sentimentales.
  • Se ha descubierto que se segrega en cantidad importante durante el enamoramiento, por ejemplo.
  • Durante el embarazo se mantiene bastante estable, hasta el momento del parto, en que aumenta su producción, siendo la encargada de la efectividad de las contracciones de parto.
  • Después del parto tiene un importante papel en la lactancia y en el desarrollo del vínculo con el bebé o las conductas maternales.

 

Lactógeno placentario

Es una hormona secretada por la placenta. Su principal misión es modificar el metabolismo de la mujer embarazada para asegurar el correcto aporte de nutrientes al feto.

Fundamentalmente provoca cierta resistencia a la acción de la insulina por parte del organismo materno, aumentando así los niveles de glucosa en sangre de la mamá, lo que provoca que aumente la glucosa disponible para el bebé.

Igualmente produce la liberación de ácidos grasos en el organismo materno, siendo utilizados estos como combustible por la madre. También parece tener cierta función en la estimulación de las glándulas mamarias, aunque su papel en la lactancia no está, aún, demostrado. Es la principal causante de la diabetes gestacional. 

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)