Desarrollo del feto en la semana 17: El bebé empieza a sentirse a sí mismo

Empieza a desarrollar el sentido del oído y a sentir la voz de su madre

En las próximas tres semanas el feto va a crecer tanto que duplicará su peso y altura. En torno a la semana 17 de embarazo el cerebro desarrolla las vías neuronales que capacitarán al bebé para empezar a sentir las demás partes de su cuerpo, lo que se conoce como propiocepción.

Cómo se desarrolla el bebé en la semana 17 de embarazo


  • Esta percepción inconsciente del espacio del propio cuerpo –la propiocepción– depende de todas las informaciones que llegan al cerebro a través de los oídos, los ojos, la nariz y las extremidades. Se trata de un sentido dinámico, que permite que el ser humano se  adapte a un entorno cambiante. Aunque la propiocepción no madura por completo hasta que el bebé no ha nacido, ahora aparecen los primeros indicios: por ejemplo el bebé empieza a juntar las manos,  y si bien en un primer momento en cuanto se aproximan se separan, finalmente consigue unir sus dedos. Quizás los ha reconocido como propios.

  • El bebé empieza a desarrollar el sentido del oído. Eso no quiere decir que sea capaz de oír tal y como lo entiende un adulto. Pero sí que empieza a percibir algunos de los ruidos o mejor detecta algunas de las ondas sonoras que provocan los latidos del corazón materno, la circulación sanguínea de la madre, el rumor de su estómago y, por supuesto, su voz.

  • Físicamente el bebé se va poniendo guapo: ya tiene algo de pelillo en la cabeza, así como cejas y pestañas. En los dedos de manos y pies tiene uñas. De todas formas está muy flacucho porque todavía no ha generado grasa subcutánea. Además no para de moverse.

Qué siente la madre en la semana 17 de embarazo


A partir de esta semana, la placenta empieza a producir el lactógeno humano placentario, que estimula el desarrollo de los alvéolos del pecho, donde se fabrica la leche materna. A partir de entonces las mamas empiezan a producir calostro, un líquido amarillento que puede salir ocasionalmente por los pezones en los últimos meses del embarazo.

Un consejo para alimentarte mejor en la semana 17 de gestación


Las náuseas y los vómitos han desaparecido y la mujer se encuentra muy bien. Su útero aún no es demasiado grande como para "apretujar" el estómago y por lo tanto es fácil caer en la tentación de "comer por dos". Sin embargo, en el segundo trimestre la embarazada debería engordar solo entre 4 y 4,5 kilos. Para conseguirlo, la futura madre puede seguir estos sencillos consejos:

  • Elegir productos lácteos desnatados o semidesnatados.

  • Los alimentos ricos en fibra, como las frutas dan sensación de saciedad con pocas calorías.

  • Las proteínas son necesarias para que el bebe crezca. Las del pescado o el pollo son de igual calidad que las de la carne roja, pero tiene menos grasa. Además son alimentos que se digieren más lentamente que por ejemplo los hidratos de carbono, por lo que se sentirá "llena" durante más tiempo.

  • Si necesita tomar algo entre las comidas, en lugar de comer un dulce que sólo aportan calorías y ningún nutriente, es mejor optar por palitos de zanahoria crudos, tomatitos tipo cherry, frutas (manzanas, mandarinas), yogures desnatados, o incluso un huevo duro.

  • Hay que evitar beber zumos industriales o refrescos, ya que contienen muchos azúcares y aportan muchas calorías. Es preferible tomar agua, infusiones, zumos naturales…

  • A la hora de cocinar, técnicas como el horno, la plancha, la parrilla o el estofado con poco aceite resultan más ligeras.

Alimentación semana 17 de embarazo

Un truco para aliviar molestias

La progesterona provoca una cierta ralentización del sistema digestivo. El resultado es el estreñimiento, que puede llegar a ser muy molesto. Hacer una dieta rica en fibra ayuda mucho, pero también practicar ejercicio suave regularmente, como pasear o nadar.

 

Ángela del Tío