Desarrollo del feto en la semana 7: Brazos y piernas ya se esbozan

La cabeza es enorme, irregular y tiene una especie de cola

 

En la semana 7 de embarazo el embrión mide de 5 a 7 milímetros, desde el final de la cabeza (se llama vértex) hasta el final de la "cola", que será en un futuro su coxis; en la ecografía al feto se le mide desde la parte superior de su cabeza hasta la rabadilla. La cabeza aún está muy curvada sobre el pecho y crecerá mucho, ya que el cerebro se desarrolla con rapidez.

No es muy guapo, es cierto. Todos los mamíferos son bastantes parecidos durante las primeras semanas de su existencia, que recuerdan a animales prehistóricos: con una enorme cabeza irregular, con pliegues y "bultos", y una especie de cola. Pero por dentro sus órganos se van diferenciando y "humanizando".  Ahora se pueden ver unos abultamientos en el extremo final y por debajo de la cabeza. Son los esbozos de sus piernas y brazos, como si fueran unas paletas, que en breve se convertirán en manos y pies.

7 semanas eco

Muchos órganos se esbozan en la semana 7 de embarazo


Los rasgos de su cara siguen sin definirse, aunque aparecen unos diminutos ojos. Al final de esta semana, en la cara surgen unos brotes: una pequeña fosa que será la boca, los brotes de los maxilares inferior y superior y unas diminutas aberturas que señalan dónde se situará la nariz. También aparecen los esbozos de las orejas.   

organos semana 7

El cerebro se ha dividido en varios segmentos y los hemisferios craneales crecen con celeridad. Se empiezan a formar los primeros bronquios y el corazón es tan grande que "no le cabe en pecho" y se encuentra en una bolsa, y se van formado las cuatro cámaras (dos aurículas y dos ventrículos). Late muy deprisa, a unos 150 latidos por segundo, el doble de pulsaciones que un adulto.  El sistema digestivo continúa su desarrollo y lo que será su futuro estómago sigue agrandándose, así como el hígado y el páncreas. También se desarrollan las fibras de los músculos y dentro de poco estos se empezarán a mover, aunque la madre no notará los primeras "pataditas" del bebé hasta pasado el primer trimestre, sobre todo si es primeriza. La circulación placentaria, que dentro de poco tiempo le proporcionará el oxígeno y los nutrientes, aún no está totalmente establecida, pero falta muy poco. 

 

Ecografía 4D de un embrión de 8 milímetros de longitud

Qué nota la madre en la semana 7 de embarazo


Las molestias persisten: las náuseas, el cansancio… En estos primeros meses de gestación, algunas mujeres se encuentran muy desanimadas: su embarazo aún no es visible -el útero todavía es muy pequeño y la tripa no ha crecido-, pero los "inconvenientes" de la gestación sí que se dejan notar.  Es posible que note un exceso de salivación. No es un problema importante, pero bastante incómodo, en ocasiones motivado por las náuseas. De momento, no tendría que haber engordado nada, dado que el feto apenas ocupa un grano de arroz y el útero apenas ha crecido

sintomas de embarazo

Un consejo para alimentarte mejor

El pescado azul (sardinas, boquerones, salmón...) contiene ácidos grasos esenciales omega 3, vitales para el cerebro de tu hijo y para el desarrollo de la visión. Pero ten en cuenta que en el embarazo se recomienda no consumir pescados grandes, como el pez espada, por los elevados niveles de mercurio que acumulan y que pueden provocar daños neurológicos y cerebrales en el bebé.

Qué nota la madre en la semana 7 de embarazo


Si los vómitos y las náuseas persisten, se pueden seguir estos consejos:   

  • Consumir verduras suaves, como judías verdes, zanahoria, calabacín…, y olvidarse de las coles.
  • Tomar de postre manzana asada.
  • Suprimir el zumo de naranja de la mañana.

 

 

Ángela del Tío